jueves, 25 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad!

Haya crisis, cambio climático, llueva o nieve... ¡siempre nos quedará el fútbol!


¡Feliz Navidad a todos!



Send your own ElfYourself eCards

domingo, 21 de diciembre de 2008

Maillot azulgrana


Campeón de invierno a falta de tres jornadas para finalizar la primera vuelta. Así de fácil se puede resumir el juego del Barça en esta primera vuelta de Liga. El Barça ha culminado esta noche su 'Tourmalet' enfundándose el maillot de montaña, pero no es blanco a topos rojos, sino azul a topos grana.

Hacía un año que el Villarreal no claudicaba en El Madrigal y en las dos últimas temporadas el Barça había vuelto a la Ciudad Condal con el rabo entre las piernas de sus visitas amarillas. Pero este Barça está pulverizando récords uno detrás del otro. Hoy ha firmado su mejor arranque liguero de la historia superando al equipo de Rijkaard de la 04/05.

Henry fue de los mejores del partido. Estuvo muy activo y buscando portería hasta que fue sustituido a diez minutos del final por Cáceres, que se enfrentaba a su ex equipo, todo y no llegar nunca a enfundarse la camiseta amarilla ya que el año pasado jugó cedido en el Recreativo de Huelva.

A los dos minutos de juego, Henry, tuvo un mano a mano que no supo definir con Diego López, y diez minutos más tarde se marcó una jugada de la casa que acabó con el balón lamiendo la madera. Poco después Clos Gómez le señaló un fuera de juego inexistente que hubiera dejado al galo sólo de nuevo ante Diego López.

Rossi devolvió el protagonismo a los suyos con una cabalgada por la banda izquierda y un disparo que no entró de milagro. Se marchó rozando el poste ante la atenta mirada de Valdés. Después fue Diego López quien acaparó los flashes del Madrigal al realizar una de las mejores paradas de la Liga.

Sergio Busquets envió un obús desde veinte metros con destino a la escuadra izquierda del cancerbero gallego, pero el de Paradela aprovechó sus 196 centímetros para llegar incomprensiblemente al balón. Para quitarse el sombrero.

Tras el descanso el Villarreal salió con la pilas puestas, sobretodo Cani. El ex del Zaragoza aprovechó un pase al espacio de Rossi para plantarse sólo ante Valdés y definir con mucha sangre fría y exquisitez. La picó suavemente e inauguró el luminoso de Castellón.

Poco le duró la alegría a los amarillos. Keita se adelantó a la salida de Diego López en un centro de Dani Alves por la derecha y puso la testa para empatar el partido. Diez minutos después, Henry culminó su gran partido marcando el segundo de la noche. Otra asistencia más para Xavi y otro gol de Henry para la saca. El francés sólo tuvo que colocar el interior del pie para introducir el esférico en la portería amarilla. El Barça le daba la vuelta al marcador.

Pellegrini puso la carne sobre el asador y dio entrada a Nihat y Guille Franco en lugar de Rossi y Cani, los autores del gol castellonense. El mexicano y el turco fueron de lo mejorcito del segundo tiempo. La reacción del Villarreal llegó con la expulsión de Piqué por doble amarilla en cuatro minutos, aunque la segunda se la sacó de la manga Clos Gómez.

Con la superioridad en el marcador, el Villarreal se fue a por todas y no empató el partido de milagro. Primero fue Guille Franco quien en una jugada calcada al gol de Cani, le faltó el mismo resultado, porque su disparo se marchó por muy poco. Después fue Nihat, que con el tiempo cumplido perdonó sólo ante Valdés. Su derechazo se fue lamiendo la madera de nuevo y así acabó el partido, con el Barça campeón de invierno.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Destino Roma

19 de diciembre de 2008, Nyon (Suiza). Dieciséis equipos han comprado hoy su billete con destino Roma, previo paso por tres escalas, por partida doble, europeas. La primera escala se producirá el 24/25 de febrero y el 10/11 de marzo. En estas fechas se producirán los octavos de final de la Champions League. Una eliminatoria que promete dar espectáculo. Hace años que no recuerdo una ronda tan apasionante.

Las manos del Secretario General de la UEFA, David Taylor, acompañado de Bruno Conti, ex entrenador y jugador de la Roma y campeón del mundo con Italia en 1982, han sido las elegidas para dar a conocer los emparejamientos que han dejado muchas 'finales' y un especial duelo entre Italia e Inglaterra, puesto que habrá tres enfrentamientos entre ambos países.

Los equipos españoles han tenido una suerte dispar. Posiblemente el mejor parado sea el Villarreal, al que le ha tocado el Panathinaikos de Ten Kate. La 'cenicienta' del toreno es un arma de doble filo. A priori parece un rival asequible, peor no hay que olvidar que ganó en San Siro al Inter, con un solitario gol de Sarriegi, y quedó primero de grupo.

Lo más destacado del conjunto heleno es su entrenador, Ten Kate, y algunos jugadores como el defensa español Sarriegi, el ex del Arsenal y pulmón del equipo Gilberto Silva, el liderazgo de Karagounis, la clase del austríaco Ivanschitz y la pólvora de Mantzios que ya lleva tres goles. Aunque el mejor aliado de los giregos será el factor campo al jugar la vuelta en el infierno heleno.

El Atlético de Madrid tampoco se puede quejar. El segundo más accesible sobre el papel, el Oporto. Un histórico de Europa en horas bajas. Los lusos ganaron su segunda Champions hace cinco años y desde entonces no ha pasado de los octavos de final. Colchoneros y lusos sólo se han enfrentado en una ocasión, fue en los dicesiseavos de la Copa de Ferias 63/64, que se llevó el conjunto rojiblanco.

La dupla argentina del Oporto es su mejor arma. Lucho González, que estuvo en la órbita rojiblanca el pasado verano, y sobretodo Lisandro López, máximo goleador de la competición empatado con Messi y Benzemá con cinco tantos. El morbo lo pondrán Paulo Assunçao y Maniche que volverán a enfrentarse a sus ex-compañeros.

El Barcelona también ha salido bien parado del sorteo. Sus rivales podían ser Inter, Chelsea, Arsenal y Olympique de Lyón y el regalo de cumpleaños de Benzemá, hoy cumple 21 años, ha sido jugar contra los azulgranas.

En estos momentos el Barça es muy superior a cualquier equipo, pero no debe subestimar el potencial de los franceses. Lloris es el sustituto de Coupet bajo palos, y de momento sigue siendo una promesa más que una realidad. Cris, Clerc, Grosso y Revellière o incluso Boumsong no es una mala retaguardia, pero tampoco lo es buena. En el centro del campo ya empieza la calidad con Makoun, Bodmer, Kim Källsttom y un Juninho Pernambucano de capa caída. Pero el peligro llega cuando miramos arriba: Karim Benzemá acompañado del reamte Fred o la velocidad de Kader Keita.

El 'coco' se lo ha llevado el Real Madrid. El Liverpool de Rafa Benítez, declarado madridista públicamente, con Fernando Torres como máximo estilete que bien seguro querrá dar una alegría a su ex afición eliminando al máximo rival. Curiosamente sólo se han enfrentado una vez y fue en la final de la Copa de Europa de 1981 que se llevaron los 'reds' con este gol de Kennedy.

El resto de eliminatorias están marcadas por la rivalidad Inglaterra - Italia. Chelsea - Juventus, Manchester - Inter y Arsenal - Roma. Tres partidos que bien podrían ser la misma final de la Champions. Por último nos queda el Sporting de Lisboa - Bayern de Munich, donde salvo milagro, sólo queda esperar el rival de los alemanes en los cuartos de final.

lunes, 15 de diciembre de 2008

13D, tocado y hundido



Una docena de puntos. Ese es el resultado del gran clásico. Un derbi pasado por agua en todos los sentidos. Primero por la lluvia que cayó toda la noche en el Camp Nou y después por el sin sabor con el que transcurrió el partido hasta los últimos diez minutos de juego. Se esperaba mucho del Barça en este clásico. Se esperaba mucho del Barça porque está aun nivel inalcanzable y el Madrid llegaba al Camp Nou herido casi de muerte.

El Madrid saltó al césped del Camp Nou como un equipo pequeño. Embotellado atrás y saliendo a la contra. Un planteamiento un tanto discutible para todo un Real Madrid. Es verdad que si le juegas de tú a tú a este Barça saldrás con una goleada, pero puestos a perder es mejor morir matando.

Con una contra pudo dar la campanada el conjunto blanco. Drenthe se plantó sólo ante Valdés pero Valdés adivinó la intención del holandés. Si Drenthe hubiera sido Van Nistelrooy no habría fallado, pero tampoco habría llegado al balón porque la velocidad del lateral izquierdo es endemoniada.

Valdés y Casillas fueron los mejores del partido sin lugar a duda. El de Hospitalet hizo dos intervenciones vitales: la de Drenthe y una más increíble aún sobre el canterano Palanca. Ahi se acabaron las opciones del conjunto de Juande Ramos.

Casillas le sacó un par de latigazos a Messi y le paró un penalti a Eto'o, pero no le sirvió de nada, porque su defensa no defendió un balón por alto que el camerunés metió a trancas y barrancas a falta de siete minutos. Para más INRI sólo tuvo un uno contra a uno con Messi y el resultado fue Cannavaro estampado en el palo intentando evitar un golazo del argentino anunciando el jaque mate de la partida.

El Barça mejoró muchísimo con la entrada de Sergio Busquets en detrimento de un inoperante Gudjohnsen. Con el canterano sobre el verde los azulgrana aclaraon ideas y fue él quien provocó la pena máxima que después erró Eto'o.

Aunque lo mejor no fue ni la parada de Casillas, ni las intervenciones de Valdés. Tampoco fue la garra de Eto'o ni la clase de Messi. Ni si quiera fue la apuesta por la cantera de Guardiola con Busquets ni de Juande con Palanca y Javi García. Lo mejor del partido fue verlo en la planta 29 del Hotel Arts de Barcelona tumbado en la cama delante de un televisor de plasma y con una compañía inmejorable. Gracias Marta.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Locura en el Bernabéu


¿Cómo le explicarías a un extraterrestre qué es el fútbol? Enseñándole el Madrid - Sevilla de esta noche. Ningún manual ni libro sobre fútbol puede explicar más y mejor el deporte rey que el partido que se ha visto hoy en el Santiago Bernabéu. Goles, paradas milagrosas, faltas, polémica arbitral, expulsiones, pitidos y aplausos. Todo revuelto y servido en 90 minutos llenos de intensidad.

Los de Schuster han salido como una exhalación. A por todas. Y no le quedaba otra, porque de no ganar llegaba al gran clásico del próximo sábado a nueve puntos del Barça. Y así ha sido. Robben y Van der Vaart han buscado la portería de Palop antes de que el cronómetro marcara el primer minuto. Pero nada más lejos de la realidad.

Adriano ponía las cosas en su sitio tan sólo un minuto después. Un centro de Navas, una mala salida de Casillas y un balón que ha pasado entre las piernas de todo el mundo ha acabado en el fondo de las mallas e inaugurando el electrónico del Bernabéu.

Poco antes de los veinte minutos de juego, Raúl ponía las tablas en el marcador. Una falta botada por Guti la remataba con la cabeza el capitán blanco ajustando el balón a la cepa del primer palo.

Jesús Navas, que ha sido una pesadilla para Marcelo, ha provocado la quina amarilla del brasileño que le impedirá estar en el derbi. La falta la ha botado Renato y Romaric, con la cabeza, ponía el uno a dos. Una calcomanía del gol de Raúl.

Antes del descanso Kanouté hacía el tercero de los hispalenses. Un buen centro de Fernando Navarro lo remataba Renato y el balón, tras pegar en Cannavaro, se quedó a los pies de Kanouté que definió con mucha sangre fría. González Vázquez pitaba el final del primer tiempo y la grada del Bernabéu pitaba a los suyos y pedía la dimisión de Calderón.

El inicio del segundo tiempo empezó con más estopa que fútbol. En diez minutos, tres tarjetas amarillas. Después la estopa se convirtió en una última media hora de auténtica locura. El Sevilla, que estaba dominando el partido, jugando bien al fútbol, al primer toque y llegando bien se ha dejado empatar en tan sólo un minuto.

Antes Escudé ha hecho un posible penalti sobre Higuaín que el colegiado no ha visto. El argentino se ha tomado la justicia por su mano, pero a su manera. Se ha marchado sólo en diagonal y ha cruzado el balón al segundo palo fuera del alcance de Palop.

Pocos segundos después llegaba la igualada de Gago. Una falta botada por Guti la remataba con la testa el argentino para anotar su primer gol con la elástica blanca. Ahí ha empezado el asedio blanco y el partidazo de Palop.

Robben lo probaba con un zurdazo de fuera del área seco y Palop lo desviaba con problemas. Los mismos de Casillas para salvar 'in extremis' el gol de Jesús Navas. El cancerbero sevillista volvía a salvar a los suyos al evitar un gol cantado de Raúl con una mano impresionante y después rozaba un disparo de Robben para enviarlo al palo.

La polémica ha llegado con un penalti clamoroso de Palop sobre Higuaín que se ha comido González Vázquez. La jugada ha finalizado con la segunda amarilla para Robben por protestar y ha cavado la tumba blanca.

Con un hombre menos, los de Schuster no han dejado de atacar y han descuidado la retaguardia para enmendarse a la épica. Pero en el fútbol no sólo cuenta la casta y Renato ha dejado constancia de ello. Un centro de Kanouté lo ha rematado al fondo de las mallas el brasileño y deja al Madrid a nueve puntos del Barça en vísperas del gran derbi, donde "no es posible ganar", afirma el técnico teuton.

domingo, 30 de noviembre de 2008

El Barça corona el Pizjuán


Fútbol. Eso es lo que se ha podido ver hoy en el Sánzhez Pizjuán. Un partido de fútbol en toda regla. Puede que sea porque se enfrentaban el máximo goleador en Liga, el Barcelona, y el menos goleado hasta hoy, el Sevilla. Puede que sea porque Guardiola ordenó "coger el balón y atacar, sin especular" y Manolo Jiménez aseguraba que "contra el Barça, sin miedo de ir para adelante". O puede que sea por aquello que Sevilla tiene un color especial.

No fueron sólo palabras lo de Guardiola y Jiménez. Sobre el campo se ha reflejado a la perfección el deseo de ambos técnicos de jugar un partido de fútbol, respetando al rival pero sin tenerle miedo. Creando ocasiones de gol, practicando un juego vertical, casi prescindiendo del centro del campo. Y digo casi, porque con Xavi en la medular es imposible no darle la pelota.

Con la renovación hasta 2014 y 7,5 millones netos por año, Xavi lo ha celebrado siendo el dueño y señor del centro del campo del Pizjuán. Con Touré Yaya como fiel escudero y Keita haciendo el trabajo sucio, los azulgranas le han comido el terreno a Fazio y Maresca.

Luis Fabiano fue el primero en golpear y en intentar romper su maleficio contra los azulgranas. El brasileño ha tenido la primera del partido pero no ha sabido definir ante Valdés. Diez minutos después ha sido Eto'o quien ha dejado su sello favorito: el gol.

Un balón suelto en el área sevillista se ha quedado entre Squillaci y Escudé y Eto'o ha pegado una zancada de las suyas, cual pantera indomable que es para descargar un zarpazo que se ha colado por la misma escuadra. Catorce goles en trece partidos. Impresionante.

La primera parte ha tenido un nombre propio: Samuel Eto'o. Ha sido el centro de atención en todo momento. Ha creado las mejores ocasiones de gol, ha anotado el primer gol del partido y ha provocado una amarilla por protestar a Undiano Mallenco que hará que no esté ante el Valencia. Las cosas que tiene el fútbol. El año pasado se borraba del derbi y este año se lo asegura al provocar su quinta amarilla hoy.

Sobre el pitido de Undiano Mallenco para el descanso, Kanouté ha tenido el empate en sus botas. Mientras la defensa azulgrana reclamaba el fuera de juego, el de Mali se ha quedado sólo ante Valdés, pero no ha sabido definir. Se le ha quedado atrás el balón y su disparo se ha estrellado en el larguero.

Tras el cuarto de hora de descanso, el Barça no ha dado tregua. La segunda mitad ha sido un monólogo azulgrana y no ha dado opción alguna al Sevilla de intentar remontar el partido. No se ha acercado ni en una sola ocasión a la portería de Valdés en todo el segundo tiempo.

Alves ha estado a punto de tener que pedir perdón a su ex afición. Su disparo de falta directa lo ha tocado lo justo Palop para que el esférico se estrellara en el larguero. Era el anuncio de lo que iba a ser el resto del partido.

Messi no apareció hasta pasado el primer cuarto de hora del segundo tiempo, pero cuando lo hizo, paó lo que tenía que pasar. En la primera aparición de la 'pulga', tras dejar sentado a medio Sevilla, su disparo lo desvió con problemas Palop.

Al segundo intento del argentino, tras un pase de cabeza de Xavi, la controló con la testa y le pegó al balón con una clase excepcional. El balón no se movó en ningún momento, más que para salir de su bota y meterse en la red. Disparo seco que dejó a Palop con una bolsa de palomitas para disfrutar de la película.

En la tercera aparición, Messi, le dejó en bandeja el gol a Eto'o, pero incomprensiblemente el camerunés falló sólo ante Palop. Después Luis Fabiano, preso de la impotencia, le soltó un codazo a Sergio Busquets que le valió la roja directa. El brasileño no estará ante el Madrid la semana que viene.

Pero la cosa no iba a quedar ahi, porque Messi puso la guinda al pastel. Un pase al hueco de Hleb lo recogió Messi y tras marcharse por velocidad de Palop anotó a puerta vacía el tercero de la noche. Lo del Barça no tiene nombre. Equipo más goleador de la Liga (40), menos goleado (9), Eto'o pichichi con 14 goles en 13 partidos y líder en solitario a seis puntos ya del Madrid.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Se buscan laterales


Hoy me he despertado con una noticia curiosa. Según el Marca, Clemens Fritz, lateral derecho del Werder Bremen "ha dado calabazas al Atlético de Madrid". El alemán había llegado a un acuerdo con Jesús García Pitarch para llegar libre a la ribera del Manzanares a partir del próximo 30 de junio, cuando finalizaba contrato. Finalmente, el internacional alemán renovará con el Bremen.

Me ha sorprendido el interés del Atlético por Fritz, hasta la fecha desconocido, aunque más me ha sorprendido ver la foto de Alexander Frei, delantero suizo del Borussia Dormtmund en la foto de la noticia de Marca que anunciaba "las calabazas" de Fritz a los colchoneros.

Es conocido por todos que el Atlético necesita laterales. Seitaridis no cuenta para Aguirre, y eso que fue él quien exigió su contratación, ya que lo venía siguiendo desde la Eurocopa de Portugal'04 donde se proclamó campeón con Grecia. Pernía tampoco es que sea santo de mi devoción. Está a años luz de llegar a la mitad del nivel que mostró en su año en el Getafe.

Antonio López es un hombre de la casa y cumple, aunque en muchas ocasiones pierde la cabeza. Tampoco hay que tenérselo en cuenta puesto que realmente es interior zurdo y ha sido reconvertido a lateral izuierdo y ahora, para mas INRI, a lateral diestro.

Perea también podría actuar como lateral diestro, aunque su velocidad sea un punto a favor, el colombiano pierde la posición y rinde a mucho más nivel como central acompañando a Ujfalusi. Eso nos deja a Heitinga en el carril derecho. El holandés es un muy buen central, pero no desentona para nada por la banda.

Fritz habría sido una gran incorporación; un lateral sobrio, con garra, que sube bien y con experiencia internacional (subcampeón de la pasada Eurocopa). Pero la opción bávara se ha esfumado. Me quedaría con Perea y Ujfalusi como centrales y Heitinga por la derecha. Antonio López sería mi comodín para ambas bandas y ficharía a uno o dos laterales. Si miramos el mercado, yo optaría por estos nombres.

Yuri Zhirkov (CSKA Moscú) -foto superior-. Es un lateral muy habilodoso de gran recorrido y sólido en defensa. Firmó una gran Eurocopa y sería una muy buena opción para el lateral izquierdo. Con 25 años es una apuesta segura y con proyección de futuro. No os perdáis este golazo. Tampoco tiene desperdicio este reportaje de Diego Torres, El País.

Carlos Salcido (PSV Eindhoven). Lateral zurdo mexicano que ya estuvo en la órbita rojiblanca el pasado verano. Sasa quiere hacer las maletas, después de haber ganado dos Eredivise consecutivas. Tiene 28 años, aunque sólo hace ocho que juega como profesional. Era carpintero y tras falsificar una ficha en un amistoso lo fichó el Chivas. Ahora es el momento de dar un paso más en su carrera.

José Enrique (Newcastle). Como Salcido también quiere abandonar a las 'urracas', aunque por diferente motivo. El ex del Villarreal no tiene continuidad y a sus 22 años no quiere estancarse. Sería una buena opción para el lateral zurdo. Además no vendría nada mal españolizar un poco la plantilla.

Ludovic Magnin (Stuttgart). Me sorprendrió gratamente en la pasada Eurocopa. Es un lateral izquierdo impulsivo, de los que se deja la piel en cada partido. Y hombres de esos siempre hacen falta. Aunque hay dos peros: renovó con el conjunto alemán el pasado mes de febrero hasta 2010 y firmó por el club alemán por su aférrimo vínculo a su Suiza natal, pues la ciudad está cerca del país de los relojes y el chocolate.

¿Alguna propuesta más?

lunes, 24 de noviembre de 2008

Toque de 'Moral'

La décima victoria en Liga era el objetivo de los hombres de Guardiola. El rival, sobre el papel, no parecía complicado. Un Getafe en horas bajas, que hacía cinco partidos que no saboreaba la victoria. Eso sí, era el primer partido de la temporada en que Guardiola no podía contar ni con Messi ni con Iniesta.

La falta de los dos cracks azulgranas no debería haber pesado tanto, pero la realidad ha sido bien distinta. La verticalidad y el desborde del argentino, que siempre deja alguna que otra jugada de ensueño, y la falta de visión de juego del manchego han sido una losa demasiada pesada para un equipo que hoy ha tenido un ataque inocuo.

El Getafe ha salido muy bien plantado en defensa, conocedor del peligro de jugarle de tú a tú a un rival tan estratosférico como el Barça de este año. Un rival al que si le dejas disparar una vez te mete dos goles. Una defensa muy entonada y un Abbondanzieri magistral han resistido las acometidas azulgranas.

A los veinte de juego Manu del Moral se ha sacado de la manga un tirazo de fuera del area muy ajustado al palo. Valdés no ha llegado con su estirada y ha tenido que recoger el balón del fondo de las mallas.

Un minuto después Bojan ha tenido el empate con una volea, pero Mario ha saltado como un tigre para desviar el balón a córner. No ha sido el día de Bojan que en el segundo tiempo se ha ido al banquillo con una mala mueca.

Sylvinho, que hoy debutaba como titular en Liga, ha lanzado un obús brasileño que Abbondanzieri ha desviado con la manopla de milagro. Ha sido la primera gran intervención del cancerbero argentino.

Eto'o, tras dejar sentados a los centrales azulones, ha intentado una suave vaselina pero el balón se ha estrellado en el larguero. La suerte ha sonreído al argentino y le ha dado la espalda al camerunés, que ha optado por la clase a la fuerza habitual con la que define las jugadas.

Sobre el cuarto de hora del segundo tiempo, Valdés ha protagonizado la jugada tonta de la jornada. Un disparo blandito de Ablín no lo ha blocado incomprensiblemente el de Hospitalet y el balón ha dado en el palo. No está nada fino el guardameta azulgrana esta temporada.

Y las cosas que tiene el fútbol. Del cero a dos hemos pasado al empate a uno definitivo en cuestión de segundos. Dani Alves le ha colocado el balón en la cabeza a Keita que sólo ha tenido que rematar en boca de gol. La conexión ex sevillista ha sacado del apuro a Pep Guardiola.

Piqué ha tenido la victoria en su cabeza, pero el testarazo del canterano lo ha salvado sobre la línea de gol el 'Pato' Abbondanzieri poniendo una mano que envió el balón al travesaño. Después fue Cortés quien en una contra puso un balón que se paseó por delante del área pequeña de Valdés y nadie supo rematar.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Todo empieza y todo acaba en Belgrado


Belgrado, capital de la República Serbia, antes de la Confederación de Serbia y Montenegro, de Yugoslavia, del Reino de Serbia y del Principado de Serbia. Ahí empezó todo y ahí es donde acabará todo para Savo Milosevic. A sus 35 años el serbio de corazón y bosnio de nazimiento colgará las botas esta noche ante Bulgaria. Será su primera aparición con la selección desde el Mundial de Alemania'06. El primero, y el útlimo, con Serbia independiente.

Milosevic debutó en el Partizán de Belgrado, donde pasó tres temporadas gloriosas anotando 74 goles que le sirvieron para ser dos veces máximo goleador de la Liga, ganar dos ligas y una Copa. El Aston Villa no pasó por alto el emergente goleador balcán, pero los tres años en Birmingham no confirmaron los indicios de su olfato goleador serbio y juró no volver a jugar en la Premier League.

El Zaragoza apostó por él y se convirtió en un icono de la afición. Sus dos primeos años en La Romareda recordaban al Milosevic de Partizán, al delantero alto, habil y excelente rematador. El tercer año bajó mucho su rendimiento y entonces llegó la Eurocopa.

Fue el máximo goleador del torneo con cinco tantos en sendos partidos. Abrió la lata del mítico 3-4 ante España, donde Alfonso dio el pase a cuartos en el descuento y la cerró cone l gol del honor en la goleada que eliminó a Serbia y Montenegro ante Holanda (6-1).

Tras pasar por la Premier, con más pena que gloria, despuntar en España con el Zaragoza y revalorizarse en la Eurocopa, Italia fue su nuevo destino para completar su estancia en las tres mejores ligas del continent. El Parma desembolsó 4.500 millones de las antiguas pesetas por él. El Zaragoza había pagado por él 900 millones al Aston Villa.

En el calcio empezó su caída libre. Tras dos años parecidos a los de Birmingham volvió como cedido al Zaragoza y el conjunto maño descendió a Segunda División. Después pasó otro año de prestamo en el Espanyol y fichó por el Celta, pero sus 14 dianas no impidieron el descenso de los celtiñas.

La carrera de Savo parecía tocar fondo y entonces llegó Osasuna. Los cuarto años que pasó como rojillo lo devolvieron al primer plano del panorama futbolístico. Fue el esitlete del mejor Osasuna de la historia jugando una final de Copa del Rey, clasificando al equipo para la Champions League y disputando una seminifinal de la UEFA. La afición rojilla lo erigió 'Rey de Navarra'.

A sus 34 años dio su úlimo gran golpe en Rusia. El Rubin Kazan apostó por él y él devolvió el favor anotando el gol que valió la primera liga del club en sus 50 años de historia. En el Estadio de Patizán dio sus primeros pasos y en el mismo sitio, dónde todo empezó, todo acabará esta noche. Zbogom Savo.

lunes, 17 de noviembre de 2008

El Barça se 'recrea'

La Liga se empieza a teñir de azulgrana. El Barça de Guardiola hoy tenía una prueba de fuego. Una de esas que engañan. Un rival, el Recre, en descenso. Un partido sobre el papel fácil. Con la tranquilidad de acabar líder todo y con una derrota en el Nuevo Colombino, porque Madrid, Valencia y Villarreal han pinchado en esta jornada. Pero este Barça no está para tonterías, ni colchones. Este Barça quiere la Liga.

El Recre salió muy bien plantando en defensa. Bouzón, Beto, Arzo y Poli parecían la defensa del Milan de Sacchi. Impresionante la tarea de los onubenses en el primer tiempo que no dieron opción alguna a la letalidad azulgrana, hoy formada por Henry, Messi y Eto'o.

Riesgo no hizo honor a su apellido y en la primera clara que tuvo el extraterrestre Messi se lució. Luego le volvió a ganar la partida al argentino y acto seguido sacó una mano prodigioso por a bajo que desvió el zarpazo de Eto'o cuando el sector culé de la grada del Colombino ya celebraba el gol.

La posesión era aplastante para los de Guardiola. Más del 70% del tiempo el balón estaba en botas azulgranas y el Recre salía con tímidas contras que no hacían sufrir a Piqué y compañía.

Messi se puso el equipo a la espalda y empezó una cabalgada de la suyas con Sisi subido a su lomo. El argentino se deshizo del merecidamente amonestado onubense a trancas y barrancas y se la dejó en bandeja a Henry para que hiciera el ridículo con un disparo lamentable.

Tras el descanso y con las ideas más claras el Barça abrió la lata. Jugada ensayada preciosa. Ni la libreta de Van Gaal, ni las notas de Benítez, ni la pizarra de Emery lo podrían haber hecho mejor. Xavi convierte un lanzamiento de falta en un pase al hueco para que Messi controle y rebiente el esférico.

Era el premio para el canterano azulgrana que hoy cumplía cinco años desde su debut con el primer equipo. Quién iba a decir hace cinco años que ahora estaríamos hablando del mejor jugador de planeta, sin duda alguna.

Alcaraz intentó reaccionar metiendo a Akalé y Camuñas. El Recre mejoró ostensiblemente, pero no fue suficiente. Camuñas envió un balón al palo tras un córner, pero fue un espejismo en el desierto.

Henry, tras un disparo defectuoso, envió el balón al larguero. Eto'o corrió hacia él y se llevó por delante a Riesgo. Amarilla para el camerunés y para César Arzo por recriminarle la acción. Eto'o intentó anotar su catorceavo gol en Liga en la jugada siguiente, pero su disparo salió demasiado cruzado.

De nuevo el palo se volvió a encontrar con Henry. Esta vez el francés sí que lo hizo bien. Hizo la diagonal y en lugar de disparar con rosca al segundo palo, como nos tenía acostumbrados en el Arsenal, lo hizo al primer palo literalmente.

A cinco minutos del final llegó la sentencia. Eto'o remató mal y su disparo se convirtió en una asistencia de gol perfecta para Keita. El de Mali que acababa de entrar por Touré, que se retiró con un corte en la cabeza, sólo tuvo que acompañar el balón al fondo de las mallas.

El Barça sigue intratable y cada vez parece más claro que los de Guardiola se van a llevar esta Liga, si siguen con el mismo ritmo. Nueve victorias consecutivas para los catalanes. Impresionante.

martes, 11 de noviembre de 2008

Bye bye Mr. Cole


Las botas de Andy Cole han pasado a mejor vida, aunque eso será difícil porque mientras estuvieron enfundadas en los pies del mítico delantero del United tuvieron una vida gloriosa. Andy Cole, o Andrew Cole como se hizo llamar a partir del 2000, ha dicho basta a sus 37 años y después de ser un icono de referencia para cualquier chaval que sueña con ser delantero.

Cuando se habla de Andy Cole, irremediablemente viene a la cabeza otro nombre como el rayo de la luz: Dwight Yorke. Juntos, el inglés y el de Trinidad y Tobago, formaron una de las duplas más letales que se recuerdan en toda la historia. Al más puro estilo Oliver Atom y Tom Baker. La dupla de oro, vestida de negro.

Eso sí, Andy era Oliver y Dwight era Tom. El inglés es el segundo jugador, sólo por detras de Alan Shearer (261), en lograr más goles en la Premier League (187). Ambos jugaron en el Newcastle, pero mientras Shearer triunfaba con las 'urracas', Cole lo hacía con los 'red devils'.

Cole ha sido un auténtico trotamundos del futbol, eso sí era casero. Debutó con el Arsenal en la First Division con 19 años, sólo jugó un partido, y fue cedido al Fulham, por aquel entonces en la Third Division. El Bristol Citiy, en la Division One (ahora Premier League), apostó por él. Fue el fichaje más caro del club, 500.000 libras (unos 600.000 euros). Cole no defraudó y tuvo un promedio de un gol cada dos partidos.

El Newcastle se fijó en él y también hizo el que fue el mayor desembolso de su historia pagando algo más de dos millones de euros. Cole fue elegido Mejor Jugador Joven del Año y en los dos años que estuvo con las 'urracas' anotó 68 goles en 84 partidos.

Ante tal depredador del gol, el Manchester United hizo la que fue la compra más cara de la historia de la liga inglesa; ocho millones y medio de euros. Y vaya si los invirtió bien. Ni más ni menos que 93 goles en 195 partidos. Ganó cinco ligas consecutivas, en los cinco años que estuvo con los de Ferguson y fue el estilete del Manchester de la Triple Corona en el 1999.

Después de llegar a la cima fue bajando paulativamente la montaña del éxito. Blackburn Rovers, Fulham, Manchester City (no sentó muy bien a los aficionados del United), Portsmouth y Birmingham City. El Sunderland intentó reeditar el éxito del 99 del United con Roy Keane al mando en el banquillo y juntando a dos viejas gloras: Andy Cole y Dwight Yorke. Pero los años no pasan en balde y segundas partes nunca fueron buenas.

Sus últimos zarpazos los dio con el Bristol City, anotando un 'hat-trick' siete años y medio más tarde del último y tras tres meses fugaces en el Nottingham Forest, en la ciudad que lo vio nacer, Cole se sacó las botas por última vez. Unas botas que sacan humo y tardarán mucho en apagarse.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Fútbol 6 - Valladolid 0

Imparable. Con una palabra basta para definir el juego del Barcelona de Guardiola. La pegada y efectividad de este equipo parece inagotable e insuperable. El Barça gana los partidos con una facilidad aplastante y va de goleada en goleada. El último en sufrirlo en sus propias carnes ha sido un indefenso Valladolid que se ha marchado vapuleado del Camp Nou.

Fue un espejísmo el lanzamiento de falta directa de Mendunjani buscando la escuadra y aguar el día a Valdés. El de Hospitalet hoy ha cumplido 200 partidos en Liga y ha consegudio dejar la portería a cero. Después del susto inicial llegó la tormenta azulgrana de cada fin de semana.
Eto'o recogía un pase en profundidad de Dani Alves, sentaba a Nano y García Calvo de una tacada y batía a Asenjo por debajo de las piernas. Era el primero de la noche para el camerunés.

Tuvo el segundo con un pase magistral de Messi, pero no supo definir sólo ante Asenjo. Poco después, no volvió a fallar. Pase del '9' por arriba para Henry, el francés la rompe y Asenjo despeja, con tan mala suerte que el balón le queda muerto a los pies del depredadodr azulgrana que anota el segundo de la noche.

El Barça era un rodillo y los de Pucela sólo las veían venir. Sombrero y control con el pecho de Messi sobre Marcos, el jugador con más partidos en Liga en la historia del Valladolid, y un pase inmejorable que Henry no supo aprovechar. No fue la noche del francés que volvió a tener el gol en sus botas tras un buen pase de Eto'o.

Como el francés no se decidía fue el camerunés el que volvió a mojar. 'Hat-trick' para Eto'o tras un jugadón marca de la casa de Messi con asistencia de gol incluída. Casi no le había dado tiempo a Asenjo de sacar el balón del fondo de la red cuando Eto'o lo devolvía a su sitio favorito. El cuarto de la noche para el camerunés, devolviéndole la jugada a Higuaín que marcó otros tantos ante el Málaga. El balón le llegó a Eto'o tras un rechace después de una gran cabalgada de Messi y sólo la tuvo que empujar.

Tras la reanudación Messi hizo saltar las alarmas en 'Can Barça'. el astro argentino se dolió del tobillo y quedó tendido en el césped, pero por suerte para el fútbol, sólo fue un susto. Con Iniesta seis semanas de baja, otro crack menos sería demasiado castigo para el juego que están haciendo los de Guardiola.

Con el partido en el bolsillo los de Guardiola bajaron de marcha; de la sexta a la quinta. Porque los goles siguieron llegando y el Valladolid no tocó balón. Los azulgrana dieron una pequeña tregua a los vallisoletanos hasta los últimos veinte minutos de partido.

Gudjohnsen, que tenía la imposible tarea de sustiruir a Iniesta, hizo un gran partido y tras marcar el quinto de la noche, elevando el balón con una exquisita sutileza, se fue ovacionado del Camp Nou en lugar de Keita. Los más de 58.000 culés que acudieron al campo lo pasaban en grande y disfrutaban haciendo la ola y coreando 'olés'.

A ocho minuto para el final Henry, que lo estuvo buscando toda la noche, consiguió su golito. Eso sí, era imposible fallar lo que le puso en bandeja Hleb. El bieloruso hizo una pared con Messi y se la pusó en la misma línea de gol al francés.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

El Ronaldo francés


"¿Mi futuro? Me gusta España. La próxima temporada jugaré para el Barcelona o el Real Madrid". Así de convencido se mostró sobre su futuro el delantero del Olympique de Lyon Karim Benzema hace unos días. A nadie se le escapa que Benzema es objeto de deseo de Barça, Madrid y toda Europa. Pero, ¿cuál sería la mejor opción para el francés?

En el FC Barcelona hay un 'expediente X' con los jugadores galos. Han pasado 13 jugadores 'bleus' por Can Barça con más pena que gloria. El primero de ellos fue Henry Normand (1908-1909). Después llegaron Verdoux (1917-1918) y Lucien Müller (1965-1968). Müller, o más conocido como 'Don Luciano' en España, antes de ganar la Copa del Generalísimo (1968) y la Copa de Ferias (1964) con el Barcelona, brilló en el Real Madrid ganando tres Ligas en los tres años que jugó (1962-1965) y fue subcampeón de la Copa de Europa (1964).

Con la 'Ley Bosmann' en el año 1995 la llegada de franceses, y otros jugadores europeos, aumentó. El primero fue Laurent Blanc (1996-1997). Uno de los mejores centrales del momento que ganó la Recopa, la Supercopa Española y la Copa del Rey de la mano de Bobby Robson. Pero el Barça lo dejó escapar y deslumbró en el Inter y el Manchester y se proclamó campeón del mundo (1998) y de la Eurocopa (2000).

Después llegaron un cúmulo de despropósitos a la ciudad condal, a cual más malo. Christophe Dugarry (1996-1997), que no duró más de medio año como azulgrana. Frédéric Dehú (1999-2000) que tenía un agujero en cada pie. Richard Dutruel (2000-2002), uno de los peores porteros de la historia del Barcelona. Emmanuel Petit (2000-2001), sólo hace faltar leer su autobiografía para saber que piensa del Barça. Philippe Christanval (2001-2003), uno de los típicos fichajes del PC Fútbol 2000, pero sólo servía para eso.

Después llegó Ludovic Giuly (2004-2007), la excepción que confirma la regla. No fue un crack, pero cumplió con creces. Sobretodo con el gol en las semfinales de la segunda Champions azulgrana ante el Milan. Y vuelta a empezar.

Lilian Thuram (2006-2008) vino a Barcelona a por el retiro dorado. Eric Abidal (2007-) llegó de ser subcampeón del mundo (2006) y estar considerado como uno de los mejores laterales izquierdos del mundo y está muy lejos de llegar a serlo de nuevo. De Thierry Henry (2007-) no hace falta comentar nada. Uno de las mayores decepciones de la historia del club.

Si pasamos al Madrid, nos encontramos con Louis Hon (1950-1953), ex técnico del Zaragoza. Jean Luciano (1950-1952), Raymond Kopa (1956-1959), considerado uno de los mejores futbolistas franceses de la historia y que logró sus mayores éxitos vestido de blanco: 3 Copas de Europa consecutivas (1956-1959) y dos Ligas (1956-1958), culminándolo con el Balón de Oro (1958). Después llegó el ya mencionado Müller (1965-1968).

Christian Karembeu (1997-2000) estrenó la 'Ley Bosman' como francés en el Real Madrid. Su juego no brilló, pero era un talismán. Ganó la 'Séptima' (1997), la Intercontinental (1998) y el Mundial de Francia (1998). El Barça lo quiso, pero seguro que allí su suerte se habría truncado.

Nicolás Anelka (1999-2000) no brilló como en el Arsenal, pero ganó la octava Copa de Europa (2000) y marcó el gol en semifinales al Bayern de Munich que dio el pase a la final de París. Claude Makelele (2000-2003) fue el pulmón negro del Madrid, que se resintió mucho tras su marcha al Chelsea (2003-2008) y de Zinedine Zidane (2001-2006) no hay que añadir ningún comentario. Uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial que regaló a los blancos la 'Novena' con este golazo ante el Bayern Leverkusen.

En definitiva, no se puede comparar el rendimiento que han ofrecido los franceses al Real Madrid a lo largo de la historia a los del FC Barcelona. Ni siquiera un crack como Henry ha podido cuajar con la camiseta azulgrana. Yo si fuera Benzema lo tendría muy claro.

¡Manos arriba, esto es un atraco!


Veer para creer. Lo que se suponía una fiesta del fútbol, una noche especial para el Atlético en un campo idílico, el regreso a un partido de Champions de verdad se ha convertido en un robo a mano armada. La mano armada del sueco Martin Hansson. De primero una mano de Mascherano dentro del área. De segundo una mano de Carragher dentro del área. De postre un penalti inventado de Pernía sobre Gerrard y para la sobremesa tres tarjetas amarillas con el tiempo cumplido: Pernía, Heitinga y Agüero. ¡Qué vergüenza!

La contienda empezaba un tanto descafeinada. Agüero en el banquillo recuperandose de su fatiga y Fernando Torres con el corazón dividido en la grada de Anfield, a pocos metros de Javier Aguirre cumpliendo su primer partido de sanción. Dos ex reds también acompañaban al Kun en el banco: Luis García y Sinama-Pongolle y el balón echaba a rodar sobre el verde tras resonar por todo el estadio el You'll never walk alone.

Sin Agüero y Torres el choque perdía un tanto de morbo, clase y calidad, pero el nivel del choque no dejó nada que desear. Perea realizó un partido excepcional, de central, porque el colombiano es allí donde rinde al máximo nivel. Antonio López, de lateral derecho, también cuajó un encuentro fantástico y Paulo Assunçao fue la sombra de Gerrard. Un planteamiento táctico ordenado y acertado, dadas las circunstancias de la cita.

En el Liverpool, Xabi Alonso volvió a dejar su sello personal. Impresionante la visión de juego y la facilidad con que hace las cosas el guipuzcuano. Brillante en el centro del campo comandado a los suyos. Agger tenía ganas de marcha y tuvo hasta tres ocasiones claras de gol, pero para un central es más fácil despejar balones que meterlos en la red.

A los 37' Maxi Rodríguez hizo un autopase magistral para irse de Carragher y cruzar el balón fuera del alcance de Reina. Golazo. Era el primer gol de la noche que clasificaba matemáticamente al Atlético para los octavos de final; pues el Marsella se deshizo con comodidad del PSV (3-0).

Los rojiblancos no le perdieron el tiempo ni la cara al partido en ningún momento. Uno de los partidos más serios del conjunto de Aguirre en lo que llevamos de temporada. Jugaba sin la presión de estar ganando en Anfield y con las ideas claras: tapar a Gerrard, estar atentos en defensa y salir rápido a la contra.

Después de dos manos dentro del área red (una de Carragher y otra de Mascherano), donde Martin Hansson se hizo el sueco, llegó la jugada clave del partido. Minuto 95', Gerrard y Pernía saltan a por un balón dividido y tras el choque de trenes, incomprensiblemente el asistente señala penalti. Increíble. Un robo a mano armada en toda regla. Ni Alí Babá y los 40 ladrones podrían haberlo hecho mejor. Una vergüenza lo que está pasando con el Atlético en la Champions.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Bostezos, patadas y más bostezos

Menudo partido se ha podido ver en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Una aberración al fútbol. El Real Madrid, aún con la resaca copera, ha salido dormidísimo al terreno de juego y no ha despertado hasta pasados los primeros veinte minutos de juego, cuando se ha producido el primer disparo del partido.

Ni Almería ni Madrid han demostrado un triste ápice de ambición, o de gusto futbolístico, en los primeros 45 minutos. Basta con mirar las estadísticas: ni un córner en todo el primer tiempo y el primer fuera de juego se ha señalado a los 35 minutos. Así ha sido el bagaje atacante de ambos, no se han dejado ni entrever cerca del área contraria.

El único que lo ha hecho ha sido el de siempre. Raúl. El capitán blanco ha salido al rescate de los suyos con un auténtico golazo. Higuaín se la ha puesto en la cabeza y el '7' se ha lanzado en plancha para girar el cuello con un bellísimo movimiento y enviar el balón al fondo de las mallas. Quinto gol para Raúl en Liga.

Con el gol de Raúl, la infinidad de faltas y la poca sangre de ambos conjuntos, González Vázquez ha pitado el final de una primera mitad soporífera. Realmente han sido de los peores 45 minutos de lo que llevamos de Liga, por no decir los peores.

Arconada ha reaccionado en el descanso y ha hecho lo mejor que podía hacer: meter a Crusat. Sin duda ha sido lo mejor del partido, rápido, con desborde y desequilibrante. Uche también se ha incorporado tras el descanso, aunque sorprendentemente lo ha hecho en el mediocentro y no ha desentonado para nada.

La segunda mitad no se preveía plácida para el Madrid. Dos minutos después de la reanudación, Pepe ha tenido que retirarse lesionado del partido y en su lugar ha entrado Metzelder. También con dos minutos se ha podido ver casi más que en todo el primer tiempo: dos tiros a puerta, uno por banda.

Metzelder ha rebañado un balón con un, cuanto menos, extraño balanceo de su brazo en el área, pero el colegiado no ha visto nada. Seguro que de esta jugada no tendrá queja el director deportivo del Real Madrid.

Los blancos han hecho una sutil intentona de darle un poco de vida al partido con una buena jugada de Raúl que ha rematado Diarra al fondo de las mallas, pero tanto el capitán como el maliense estaban en fuera de juego.

La réplica la ha dado el Almería con una asistencia magistral de Crusat, que ha vuelto loco al perdonado Sergio Ramos, pero Piatti ha intentado una frivolidad cuando lo tenía todo de cara. El argentino ha querido marcar el gol de su vida colocando el tacón en lugar de buscar el remate de primeras.

A falta de veinte minutos para el final el Almería se lo ha empezado a creer y el partido ha empezado a ser eso, un partido de fútbol. Porque hasta el momento ha sido un espectáculo dantesco que aborrecía a los cerca de 18.000 espectadores que se han rascado el bolsillo para nada.

Piatti ha redimido su error y no ha vuelto a desaprovechar la enésima asistencia de Crusat. En esta ocasión el 'duende' se ha adelantado a Heinze y ha fusilado a Casillas desde el área pequeña. Ahí se ha acabado todo. Tablas justas en el marcador en un partido que no pasará a la historia, ni mucho menos.

miércoles, 29 de octubre de 2008

¡Te quiero Diego!

"Diego nuestro que estás en las canchas. Santificada sea tu zurda, venga a nosotros tu fútbol. Hágase tu calidad tanto en el cielo como en la tierra. Dános hoy los goles de cada día, perdona nuestras patadas, como nosotros perdonamos la mafia napolitana. No nos dejes caer en la tentación de manchar la pelota y líbranos de Havelange. Diego".

Así rezan a su Dios, los maradoninanos. Así han rezado para ver cumplido un milagro; que Diego Armando Maradona, El Diez, Diegol, El Pelusa, La Mano de Dios, El Pibe de Oro, El Barrilete Cósmico, D10S, Maradó llegara a ser seleccionador de Argentina. Y el día llego en el año 47 DD (Después de Diego).

"Diego Armando estamos esperando que vuelvas, siempre te vamos a querer por las alegrías que le das al pueblo y por tu arte también". Así acaba la canción que le dedicó el maestro Andrés Calamaro a Maradona, y el mejor futbolista de la historia ha vuelto.

"Al poco que debutó: Maradó, Maradó. La doce fue quién coreó: Maradó, Maradó. Su sueño tenía una estrella, llena de gol y gambeta. Y todo el pueblo cantó: Maradó, Maradó. Nació la mano de Dios". Es el estribillo del tema que Rodrigo le dedicó y la Mano de Dios ahora llevarás las riendas de la albiceleste, en lugar de llevarla desde el pie.

Para muchos argentinos, que Maradona sea el seleccionador nacional, es un sueño hecho realidad. El hombre que levantó la segunda Copa del Mundo (1986) como capitán tiene ahora la misión de levantar la tercera como seleccionador. En el 86 Maradona capitaneó un equipo comandado por Bilardo, quién ahora será su sombra protectora.

Aquella conexión brilló en el 86, con un líbero, dos stoppers, cinco centrocampistas y dos delanteros sobre el césped. Al más puro estilo Bilardo: ordenado y fuerte. Maradona ponía la magia, Bilardo la cabeza.

Algunos dirán que es una locura que Maradona sea el nuevo seleccionador. Que basta con mirar sus experiencias en el Deportivo Mandiyú de Corrientes (Una victoria en doce partidos) o en Racing de Avellaneda (Dos victorias en once partidos). Pero una cosa es indudable: la alegría, la esperanza, la ilusión y el fanatismo que Diego puede aportar a la selección combinada con la maestría de Bilardo, sí que puede funcionar.



domingo, 19 de octubre de 2008

Un derbi de capicúa


El fantasma del gol de Raúl de la pasada temporada a los 32 segundos de juego sobrevolaba el Calderón y Van Nistelrooy se convirtió en un caza fantasmas, porque sólo tardó 30 segundos en inaugurar el electrónico del derbi. El holandés cogió un balón en la esquina del área y con un gran disparo por el palo corto batió a Leo Franco.

El partido empezaba igual que la goleada en el Camp Nou (6-1) para el Atlético, pero por suerte para los colchoneros una 'bomba inteligente' de Sneijder la rozó con la manopla Leo Franco para que se estrellara en el larguero. Aún no se había cumplido el segundo minuto de juego.

Perea avisaba poco después que tenía ganas de irse a casa antes de hora con una patada a Raúl que le valía la amarilla. Mientras el '7' blanco se levantaba el Atlético intentaba despertarse de la pájara con la que está empezando todos los partidos, pero no había manera.

Van Nistelrooy anotaba el segundo para el Madrid en posición legal, aunque Clos Gómez no lo vio así y anuló el tanto del holandés. Tampoco subió el gol de Raúl, en un más que dudoso fuera de juego por suerte para los de Aguirre.

Perea hacía las maletas después de un codazo a Sneijder que le dejó la nariz sangrando al holandés. Roja directa para el colombiano. Aguirre tenía que mover banquillo si no quería hipotecar el partido.

El elegido fue Raúl García, aunque antes le dejó un recadito a Van Nistelrooy que Clos Gómez premió con la amarilla. Antonio López sustituyó a Raúl García y Van Nistelrooy se tomó la justicia por su mano cazando por detrás a Maniche. Eso sí, volvió la igualdad sobre el césped antes del descanso.

El 'cuatrivote' de Aguirre había sido un auténtico desastre y Simão acudió al rescate de las bandas rojiblancas en detrimento de Pernía. El inicio del segundo tiempo fue fulgurante. Aunque fue el Madrid el que con una doble ocasión, primero de Higuaín y después de De la Red quien casi amplía el marcador. Leo Franco hizo la actuación del partido.

Daba la impresión que la charla de Aguirre parecía surgir efecto en sus jugadores. La segunda parte fue totalmente rojiblanca, pero la pelota no quería entrar. El 'vasco' puso toda la carne en el asador y tiró la casa por la ventana entrando a Luis García en lugar de Ujfalusi, que se marchó tocado.

Raúl, que hoy jugaba su vigésimo cuarto derbi, se marchó entre pitos del Calderón dando entrada a Drenthe. Leo Franco volvió a salvar a los suyos en una contra finalizada por Higuaín y en la jugada siguiente, Simão puso al Calderón en pie. Falta directa botada a la perfección por el portugués que ponía las tablas en el marcador en el 90.

Clos Gómez dio seis minutos de añadido, y en el último suspiro, Heitinga perdió la cabeza y derribó a su recién entrado compatriota. Higuaín, que se estrenó como goleador blanco hace dos años ante el Atlético, cogió el balón y no perdonó. Silencio en el Calderón, tres puntos para el Madrid y la vuelta del 'pupas'.

jueves, 16 de octubre de 2008

Cerveza, Tintín, Chocolate y Queso Manchego

Hoy se ha visto sobre el campo a aquella Bélgica de 1830. La de la Revolución Belga que se ganó a pulso el sobrenombre de "el campo de batalla de Europa" o "la cabina de Europa". Hoy el Rey Balduino ha sido eso: la cabina de Europa. Un campo de batalla con dos contendientes; la campeona del viejo continente y la nueva sangre belga.

La nueva Bélgica que se empezó a vislumbrar en los Juegos de Pekín, empieza a tomar forma de la mano de René Vandereycken. Quedan ya muy atrás los tiempos de Luc Nillis, Scifo, Goor, Staelens, Wilmots y los hermanos Mpenza, por no hablar del legendario Eric Gerets, ahora de falso justiciero en el banquillo del Marsella.

Los Diablos Rojos vuelven con fuerza gracias a Kompany (Manchester City), Vanden Borre (Génova), Van Buyten (Bayern Munich), Simons (PSV), Vermaelen (Ajax), Fellaini (Everton) y Sonk (Brujas). Una generación de futbolistas muy prometedora que se jugarán la segunda plaza con la Turquía de Nihat y Arda Turan (Galatasaray) y la sorprendente Bosnia del pichichi de la Bundesliga, Ibisevic (Hoffenheim).

Lucharán por la segunda plaza, porque España está a otro nivel. A un nivel inalcanzable en estos momentos. Le ha costado llevarse los tres puntos, pero ha demostrado buen juego y garra. Dos cualidades que juntas son una garantía de éxito. La clase la ponen los jugones: Xavi, Cesc e Iniesta. La garra y la ambición de ganar la ponen todos, pero sobretodo Villa, que ha luchado hasta conseguir el gol de la victoria. El 'Guaje' ya ha igualado a la 'Saeta Rubia', 23 goles con la 'Roja'.

"Ha sido uno de los goles más bonitos de mi vida". No se puede definir mejor. El queso manchego de la selección se ha servido a si mismo en bandeja para deleite de todo el mundo. Un gol de auténtico crack. Un gol que a muchos ha recordado aquel tanto de Butragueño al Cádiz (5-2).

El gol de Iniesta devolvía las tablas en el marcador, después que Sonk dejara en 717 minutos el récord de imbatibilidad de la selección. Los belgas no han merecido perder. Han tenido buenas ocasiones con una intervención crucial de Casillas y otra de Puyol sacando el balón bajo palos. Pero nadie dijo que el fútbol era justo.

Eso sí, una cosa ha quedado clara. En Bélgica ya no hay sólo cerveza, chocolate o cómics de Tintín. En Bélgica ha vuelto el fútbol, y del bueno.