lunes, 26 de mayo de 2008

¿Qué está pasando señores?

El Zaragoza en la Liga Española. El Parma en la Liga Italiana. El Lens en la Francesa y en la última jornada se salvaron de la quema todo un PSG y el Toulouse, que jugó la previa de Champions contra el Liverpool (0-5).

¡El fútbol está loco! Y eso me encanta. Me encanta ver como un equipo tan humilde como el Almería hace una temporada de lujo. Como el Nancy no entró en Champions en la útlima jornada, porque Dios no quiso o como el Tewntee se carga al Ajax en los playoff y lo deja por tercer año consecutivo sin Champions.

Los equipos grandes han dejado de ser tan grandes y los equipos tan pequeños han dejado de ser tan pequeños. Esa es la grandeza del fútbol. Que un día el Barça le meta un 6-1 al Valencia y que al otro el Mallorca le remonte un 2-0 en el Camp Nou. Es la magia del fútbol.

Lo bueno para los grandes, es que siempre lo serán. Pase lo que pase. Los grandes jugadores no jugarán en Segunda y, por ejemplo, este verano La Romareda va a ser peor que el primer día de rebajas en El Corte Inglés. Sólo diré unos cuantos, por los que muchos equipos ya se frotan las manos: Diogo, Juanfran, Matuzalem, Aimar, Sergio García, Diego Milito (en la foto) o Ricardo Oliveira. Se avecina un verano movidito...

2 comentarios:

Oliver F. Domínguez dijo...

a ver eso mola
pero a mi me mola más que el barça gane siempre
cosa que no puede ser
:(:(:(

silencio dijo...

suerte que en tu caso no se puede decir que el futbol no te da de comer!
Ismael