lunes, 30 de junio de 2008

¡Gracias!

Estadio Erns Happel, Viena. Domingo 29 de juino de 2008. Suenan los himnos de España y Alemania. Ya no hay marcha atrás. Empieza la final. No hacen falta cuchillos para cortar el aire, sólo con el humo de mi cigarillo consumiéndose lentamente entre mis dedos ya es suficiente. El corazón bombea a 200 por hora y la sangre caliente y roja corre tan deprisa por mis venas que hasta me duele.

Antes del partido aviso a mis amigos: "He soñado que Fernando Torres metía el gol de la final". Y no, don Calderón De la Barca. Los sueños, no sólo son sueños. Los sueños se hacen realidad. Senna se la da a Xavi. El mejor jugador de la Eurocopa se la tira al espacio al "niño" y éste corre como un galgo dejando atrás a un incrédulo Lahm. Tiene que lograrlo, está escrito que ha de marcar él. Sale Lehmann como un obús, pero ya es demasiado tarde, The Kid ya ha puesto la punta de la bota y el balón bota letanmente hasta besar las mallas germanas.

No hay palabras para describirlo. Es un gol histórico. Podría decir que siempre he creído en él. Podría decir que dónde están ahora los que lo criticaban, los que decían que nunca estaba cuando debía estar. Podría decir muchas cosas, pero no las diré. Porque aunque el gol haya sido suyo, esta Eurocopa es de todos. Es de Luis y de los 23 jugadores que nos han hecho soñar y han hecho que ese sueño sea ahora una realidad. Esta Eurocopa es de todos. Esta Eurocopa es nuestra.

Roberto Rosetti pita el final. Ahora sí, ya nadie nos la puede quitar. Es Platini quien nos quitó la Eurocopa del 84' y es Platini quien le entrega a Casillas la Eurocopa del 2008. Palop no se olvida de Arconada ni Sergio Ramos de Puerta. Por fin. El fútbol nos lo debía. Por el codazo de Tassotti a Luis Enrique. Por el escándolo de Gamal Ghandour ante Corea. Por el penalti fallado de Raúl ante Francia. Sólo puedo decir una cosa: Somos campeones de Europa.

El Bueno:
Fernando Torres. Ha aparecido cuando tenía que hacerlo: en la final. Su gol será recordado para siempre, como lo es el de Marcelino. Primero fue el palo quien le impedió, pero Lehmann no pudo hacer nada para evitar el gol y la derrota de Alemania.

El Feo:
Michael Ballack. El capitán teutón es un especialista en perder finales. Perdió la final de la Champions con el Leverkusen (2002). Perdió la final del Mundial de Corea (2002). Perdió la final de la Champions con el Chelsea (2008) y ahora ha perdido la final de la Eurocopa (2008).

El Malo:
Philipp Lahm. En la jugada clave del partido, el lateral del Bayern no pudo con Torres. Se paró a media carrera y no se le puede conceder ni un centímetro de más al '9' del Liverpool. Seguro que recordará durante toda su vida esa jugada.



Alemania 0 - España 1 (Fernando Torres 33')

viernes, 27 de junio de 2008

¡Ole, ole y ole!

26 de junio de 2008. Este día quedará grabado en la memoria de todos los españoles. 'La Roja' volvía a jugar una semifinal de la Eurocopa 24 años después. En la semifinal de Francia'84, yo apenas tenía 4 meses de vida cuando Maceda marcó el gol que dio paso a la tanda de penaltis que nos llevó a la final. Platini y Bellone acabaron con el sueño de conquistar la segunda Eurocopa, pero ahora la historia ha cambiado.

Ha cambiado porque España está siendo la mejor selección, sin duda, de esta Eurocopa. Ha cambiado porque hemos vencido a los vigentes campeones de Europa (Grecia), a los vigentes campeones del mundo (Italia) y a la revleación del torneo (Rusia). Ha cambiado porque este equipo está a un nivel espectacular, con un estilo de juego propio y en esta semifinal ha deleitado al mundo entero con un segundo tiempo perefecto.

Los 14 protagonistas de hoy han firmado una actuación estelar. San Iker ha hecho la parada de cada día. La defensa parece haber estudiado en la mismísima escuela del calcio. La medular rebosa magia y calidad por todos lados y la delantera tiene la pólvora en su punto justo. España ha dado una lección maestra de cómo se tiene que jugar al fútbol e incluso Hiddink clamaba clemencia a su homólogo al final del partido.

Sí, no es un sueño. No son imaginaciones mías. España está en la final de la Eurocopa. Lo está por méritos propios y nadie puede discutir eso. Alemania - España es una final de ensueño. Calderón de la Barca dijo: "¿Qué es la vida? Un frensí, una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son". El fútbol es vida y sueño, y yo, no quiero despertar.

El Bueno:
Luis Aragonés. No se puede destacar a ningún jugador por encima de otro en el día de hoy. Todo el bloque ha sido un engranaje perfecto y el aceite lo ha puesto el Sabio de Hortaleza. El grupo formado por Aragonés nos ha devuelto la ilusión y la espereanza de volver a ser grandes.

El Feo:
David Villa. El pichici de la Euro (4 goles) se perderá la final por una lesión en el cuadriceps. El 'Guaje' ha sido la pieza clave para llegar al partido del domingo en Viena. Ha sido el estilete de la selección y se perderá la cita. Sí, el fútbol no es justo.

El Malo:
Andrei Arshavin. La estrella rusa, y reveleción de esta Eurocopa, ha brillado por su ausencia. Se esperaba un partidazo del hombre que volvió loca a la defensa 'oranje', pero el delantero del Zenit no tuvo sitio en la fiesta roja.


España 3 - Rusia 0 (Xavi 50', Güiza 73' y Silva 82')

jueves, 26 de junio de 2008

El Frankfurt tira más que el Kebab

El 3,7% de la población de Alemania es turca, concretamente son 2.637.000 turcos. Unos 120.000 viven en Kreuzberg (Berlín) en un distrito conocido como la pequeña Estambul. En Alemania han corrido lágrimas tanto de alegría como de trsiteza. Alegría por ver a la Mannschaft en su sexta final europea. Tristeza de la comunidad turca que ha vibrado de lo lindo con su selección hasta el final, pero ya lo dijo Lineker: "El fútbol es un deporte de once contra once en el que, al final, siempre gana Alemania".

Turquía llegó al choque con dos handicaps. El primero no poder contar con hombres tan importantes como Volkan, Emre, Arda y Tuncay por sanción o Nihat y Emre por lesión. Por eso Hamit Altintop (nacido en Alemania) atacó psicológicamente a su país de nacimiento y el que le da de comer (juga en el Bayern de Munich). "Alemania no va a ganar esta Eurocopa ni ningún título mientras juegue Michael Ballack. Es un especialista en perder títulos". Palabras que no deparan un gran futuro del crack turco en la Bundesliga.

El imperio Otomano empezó pegando primero. De hecho pegó primero, Kazim en el travesaño. Después repitió y luego fue Ugur Boral quien abrió el marcador colándole un caño al Lehmann que hemos visto este año en el Arsenal, un portero en las útlimas, lento y desconcentrado. Poco le duró la alegría a los de Fatih Terim que sólo podían aplaudir la exquisita definicón de Schweinsteiger cuatro minutos más tarde. Después, lo de siempre: locura turca y orden aleman.

ş no quiso dejar en evidencia a su colega Lehmann y cantó en el gol de Klose. Pero los turcos, como de costumbre en esta Euro, empataban de nuevo el partido a falta de 5 minutos con un golazo de Semith Sentürk. Eso sí, los alemanes olvidaron su orden táctico y se unieron a la fiesta de la locura. Lahm no tenía ganas de jugar media hora más de partido y pagó a los turcos con su propia moneda en el tiempo de descuento.

El kebab cocinado por Terim era jugoso, tierno y con ingredientes frescos como un excelente Kazim Kazim, un refrescante Ugur Boral y un apetitoso Semith Sentürk. El frankfurt de Löw tenía la consistencia de Ballack y la carne fresca de Podolski. El ketchup lo puso Kolse y la mostaza Lahm. Yo personalmente siempre he sido más de frankfurts (aposté porque Alemania ganaba esta Euro desde el inicio de la misma). Eso sí, el frankfurt sabe mejor acompañado de una jarra bien fría de cerveza.

El Bueno:
Philipp Lahm. Es cierto que en defensa tuvo problemas para parar a Sabri y Kazim, pero en ataque fue clave. Le puso en la cabeza el segundo gol a Klose (con ayuda de ş) y anotó el gol definitivo en el último suspiro.

El Feo:
Jens Lehmann. Menuda noche nos ha regalado Lehmann. Horrible en el primer gol, casi se come un globo de Altintop y fatal en la salida del segundo. El cancerbero aleman (recién fichado por el Stuttgart) ha vuelto a las andadas.

El Malo:
Rüştü Reçber. Le regaló el segundo gol a Klose y no se le puede regalar nada a Alemania. Seguramente con Volkan bajo palos la historia hubiera sido bien distinta. El héroe de Corea y Japón'02 se convirtió en villano.

Alemania 3 - Turquía 2 (Ugur Boral 22',
Schweinsteiger 26', Klose 79', Semith Sentürk 86' y Lahm 90')

lunes, 23 de junio de 2008

¡Por fin nos toca la lotería!

Abro el diccionario de la RAE y leo. Lotería: Cualquier sorteo, rifa, juego, etc., cuyos premios se obtienen al azar. Dicen que los penalties es una "lotería" y que ganar un partido desde el punto fatídico es cuestión de suerte. Bien, para que te toque la lotería se deben dar dos premisas con anterioridad. Una: comprar un boleto (España acabó primera de grupo). Dos: seguir el sorteo con atención (jugó un gran partido con una defensa excelente).

Iker Casillas compró varios boletos para que no se le escapara de las manos este sorteo. En concreto compró dos. Los dos que no compraron ni De Rossi ni Di Natale. Güiza tampoco compró el suyo, pero eso ya no importa. España ha superado la barrera psicológica de los cuartos de final, y contra la vigente campeona del mundo. Seguro que Zidane (que estaba en la grada del Ernst Happel) no pudo evitar una sonrisa de vendetta por el último mundial, Alemania'06. Tampoco se pudo reprimir Luis Enrique al vengar de una vez por todas el codazo de Tassotti en USA'94.

Los presagios no eran muy esperanzadores. Llevábamos 88 años sin ganar en partido oficial a Italia. En Inglaterra'96 caíamos en cuartos ante los amfitriones con fallos de Hierro y Nadal en la tanda de penaltis. En Holanda y Bélglica'00, Raúl fallaba el penalti ante Francia también en los cuartos. En Japón y Korea'02, de nuevo caíamos en cuartos y por penaltis ante los amfitriones con Joaquín fallando el último intento. En Alemania'06, Francia se volvía a cruzar en nuestro camino y, en octavos, nos volvíamos con la puntilla del gol de Zidane (1-3).

Pero en Austria y Suiza'08, ni David Villa fue Hierro, ni Marcos Senna fue Nadal, ni Cazorla fue Raúl, ni Fábregas fue Joaquín. Casillas tampoco fue Molina, ni él mismo ante Korea. En Viena, España ha acabado con el gafe de los cuartos y ha tenido suerte. Esperemos que la del campeón.

El Bueno:
Iker Casillas. Incomensurable. Ha ganado el duelo con Buffon bajo palos. No es un especialista en penaltis el cancerbero madridista, pero hoy se ha salido y ha metido a España en las semifinales de la Eurocopa. Antes, evitó con una gran intervención un gol cantado de Camoranesi.

El Feo:
Antonio Di Natale. El extremo del Udinese cayó tras un choque y salió despedido fuera del campo, pero en vez de dolerse y ser atentido sin parar el juego, se volvió a meter dentro del campo para parar el partido. El Ernst Happel le pitaba cuando tocaba el balón y la presión le pudo desde la pena máxima merecidamente.

El Malo:
Daniel Güiza. El pichichi de la Liga no aportó nada al partido. Estuvo descentrado en todo momento. Le superó la situación y no supo reaccionar. Para más INRI falló el penalti. Ya se veía lo que iba a pasar con sólo mirarle la cara.

España 0 - Italia 0 (4-2)

viernes, 20 de junio de 2008

Un Fado nunca será la Novena Sinfonía

El 25 de abril de 1974 tuvo lugar el levantamiento militar que provocó el fin de la dictadura salazarista en Portugal. Ese día es recordado como La Revolución de los claveles. La dictadura portuguesa fue la más longeva en Europa (52 años). En 2004 los lusos intentaron una nueva revolución contra el mundo del fútbol, pero Grecia les arrebató la gloria en la final de 'su' Eurocopa. Cuatro años más tarde, en 2008, Basilea era el nuevo escenario para intentar una nueva revolución. Esta vez Salazar estaba encarnado por Alemania, pero ya lo decía Gary Lineker: "El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, donde siempre ganan los alemanes".

La úlitma contienda disputada entre alemanes y portugueses fue en el Mundial de Japón y Korea'02. Ambas se jugaban el tercer y cuarto puesto y fue Alemania quien se llevó el gato al agua (3-1). En esa ocasión Schweinsteiger marcó dos tantos (hoy marcó el segundo) y Nuno Gomes hizo el de la honrilla (hoy también anotó un tanto). Ha sido su sexto gol en las tres fases finales que ha disputado, un hito sólo igualado por Jürgen Klinsmann, Thierry Henry y Vladimír Šmicer.

"Alemania es favorita porque Portugal no tiene portero y para ganar un torneo importante se necesita un portero", aseguró antes del partido Lothar Matthäus. Luego Schweinsteiger echó más leña al fuego recordando los dos goles que anotó en la lucha por el tercer y cuarto puesto de Japón y Korea'02: "Ricardo me trae buenos recuerdos, siempre le marco goles".

Dicen que quien avisa no es traidor y Schweinsteiger avisó y cumplió. Sin duda fue el mejor del partido. Anotó el primero a centro de Podolski. Le puso en la cabeza el segundo a Klose y repitió asistencia con el tercero de Ballack, en la cantada monumental de Ricardo. Sí, Ballack empujó a Ferreira, pero en el fútbol siempre ganan los listos.

La ingenieria alemana ha podido con la alegría portuguesa. La precisión, la experiencia y el orden táctico han podido con la velocidad, el hambre y la verticalidad. Schweinsteiger se ha comido a los portugueses y Cristiano Ronaldo, en vez de llorar la eliminación ha pensado en el interés blanco: "hay trenes que sólo pasan una vez en la vida".

El Bueno:
Bastian Schweinsteiger. El centrocampista del Bayern de Munich ha realizado un encuentro espectacular. Dos asistencias y un gol. Le ha sentado bien el partido de sanción por el empujón a Leko. Él solito se ha merendado a Portugal. Como Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como.

El Feo:
Arne Friedrich. El lateral del Herta de Berlín le ha dejado un recadito a Cristiano Ronaldo después de la falta que le ha costado la cartulina amarilla. Cuando se marchaba hacia la defensa, con Ronaldo en el suelo, le ha pisado expresamente y se ha quedado tan ancho.

El Malo:
Cristiano Ronaldo. Un gol en toda la Eurocopa es el bagaje del mejor jugador del mundo. Ha decepcionado bastante en esta Eurocopa el astro del Manchester United. Pero lo peor de todo es la poca clase que ha demostrado en referencia a su más que posible traspaso al Real Madrid. Una falta de respeto a su club y a su país, por no estar a lo que tenía que estar.

Portugal 2 - Alemania 3 (Schweinsteiger 22', Klose 26', Nuno Gomes 40', Ballack 61' y Hélder Postiga 87')

jueves, 19 de junio de 2008

Luis y los Argonautas

Los Argonautas son los héroes que acompañaron a Jasón en busca del vellocino de oro. Es una de las leyendas griegas más antiguas y como en toda tragedia griega, hay un viaje peligroso de un héroes con un cometido casi imposible de realizar para deshacerse de él. Aragonés interpreta a Jasón y sus argonautas son los 23 seleccionados. La tarea encomendada por la RFEF es ganar la Eurocopa (o pasar de cuartos) y ya se han desecho de Luis nombrando al próximo seleccionador: Vicente del Bosque.

El emperador griego Otto Rehhagel salió a la batalla con la guerra perdida, pero con el pundonor que caracteriza a los helenos. Guerreros de la talla de Dellas, Charisteas o Basinas no iban a permitir que su Cancerbero (Nikopolidis) se despidiera de los suyos para siempre con una derrota, pero el ejercito rojo fue un auténtico Caballo de Troya.

En la 'roja' no lucharon los de siempre (Torres, Villa, Xavi...), lucharon los guerreros más inexpertos y llenos de ambición, pues el objetivo de estar ante Italia ya estaba resuelto de antemano. Xabi Alonso lideró a los suyos con una capacidad de mando exquisita, con un intento des del círculo central y con un trallazo que hizo temblar los palos de Nikopolodis.

Angelos Charisteas, el Hércules de Portugal'04, voló alto como Ícaro con su testarazo impecable. Pero las alas de Ícaro se deshicieron con el calor del sol. De la Red envió un zapatazo a la red, valga la redundancia, y cuando parecía que las fuerzas quedarían igualadas, apareció Güiza. Emuló a Paris sacando su arco y disparando su flecha mortal en el último instante. Eso sí, arquero jerezano sólo hay uno: Kiko.

El Bueno:
Xabi Alonso. Sencillamente espectacular. Llevó la batuta del partido en todo momento, también el brazalete de capitán. Se ganó el puesto con pases perfectos, abriendo el campo y probando fortuna con lanzamientos incluso des del círculo central. Para mí, debería ser titular.

El Feo:
Antonis Nikopolidis. El veterano portero griego dice adiós a su carrera deportiva encajando un gol en el último suspiro. Se va conociendo los dos sabores del fútbol. El dulce de ganar en Portugal'04 y el amargo de caer a primeras de cambio en Austria y Suiza'08.

El Malo:
Cesc Fàbregas. Hoy ha quedado demostrado una vez más. Cesc no sirve para jugar en la selección. Ha estado desaparecido durante todo el partido. Luis le ha brindado una oportunidad para reivindicarse y apenas ha participado. Una gran decepción la estrella del Arsenal. Con la roja, su fulgor se apaga.

Grecia 1 - España 2 (Güiza 88')

miércoles, 18 de junio de 2008

Au revoir la France

El 10 de junio de 1940, el embajador francés en Roma, François-Poncet, informa por teléfono a la cancillería en París, que Italia ha declarado la guerra mediante una nota diplomática. Poco después en la Plaza Venecia de Roma, Mussolini exhalta a sus fieles con uno de sus discursos. Pero Italia sólo consiguió una pequeña franja de territorio francés, algunas concesiones en África y poder utilizar el puerto de Gibuti en la Somalia Francesa.

En México'86, Francia dejó a Italia fuera del Mundial en los octavos (2-0) con Platini al mando del equipo. En Francia'98 los amfitriones volvieron a derrotar a los italianos, esta vez en los cuartos de final mediante la tanda de penaltis (0-0). La historia siguió en la Euro'00, Wiltord empató en el último minuto de la final y Trezeguet (2-1) marcó el gol de oro ante los azzurri. Ahi Italia dijo basta.

En Alemania'06, italianos y franceses se las volvían a ver en una final. Materazzi marcó para los italianos y Zidane para los franceses. Ambos tambien serán recordados por el cabezazo de Zizou a Matrix. Era el último partido del astro francés en activo. La final de sedició a penaltis y Trezeguet, el héroe de la Eurocopa del 2000, falló la pena máxima. Italia conseguía su cuarto Mundial.

Ayer, Italia volvía a derrotar a los franceses. Se jugaban el pase a cuartos de final en el conocido grupo de la muerte (Italia, Francia, Holanda y Rumanía). Se jugaban los cuartos y la honra. Los azzurri jugaron mejor, pero los bleus tuvieron muy mala suerte. Abidal se volvió loco y dejó a los suyos con diez. Evidentemente Pirlo no falló desde el punto fatídico. Ribery se lesionó y tuvo que abandonar el partido y el libre directo de De Rossi lo desvió Benzemá a la red. Eso sí, Pirlo y Gattuso se pierden los cuartos contra España por sanción.

Italia volvió a invadir Francia. Lo hizo Benito Mussolini en el 1940. Marcello Lippi lo hizo en el 2006 y ahora Roberto Donadoni lo ha vuelto a hacer en el 2008.

El Bueno:
Daniele De Rossi. Ayer demostró porque lleva el '10' cosido a la espalda. Fantástico partido del mediocentro de la Roma. Repartió el juego con criterio, hizo pases precisos, se atrevió a hacer un slalon maravilloso que acabó en falta e incluso anotó el segundo gol. Eso sí, con un poco de fortuna.

El Feo:
Frank Ribery
. Con la lesión del líder francés, su selección se vino a bajo. El jugador del Bayern pesa demasiado en este equipo y cuando él no está, Francia pierde todos sus recursos. La lesión del galo parecía seria. No debe estar muy contento Franz Beckenbauer.

El Malo:
Eric Abidal. El lateral zurdo del Barça, ayer central en Francia, se volvió loco. No hay otra explicación para dejar a los tuyos con uno menos con apenas 25 minutos jugados de partido. Antes ya midió mal un balón largo que Luca Toni no logró aprovechar cuando estaba sólo ante Coupet.

Francia 0 - Italia 2 (Pirlo (p) 25', De Rossi 62')

martes, 17 de junio de 2008

¡Que se besen, que se besen!

Alemania - Austria. Austria - Alemania. Una rivalidad histórica que hoy decidía el contrincante de Portugal en los cuartos de final de la Eurocopa 2008. Cuando aparecen en escena ambas selecciones es inevitable pensar en dos partidos. El primero, el del Argentina'78. En Alemania Federal jugaban Vogts, Rummenigge y Muëller. Austria era liderada por Krankl y curiosamente también contaba con el actual seleccionador austríaco en sus filas, Josef Hickersberger. Krankl anotó el gol de la victoria (3-2) a falta de tres minutos para el final en el Estadio Olímpico de Córdoba.

El segundo partido fue en España'82. Seguramente uno de los mayores tongos que ha habido y habrá en la historia del fútbol. Alemania ganó (1-0) con un gol de Hrubesch. Con ese resultado ambas selecciones pasaban a segunda ronda. Todo el Molinón acabó cantando el "que se besen, que se besen". Pero el fútbol hizo justicia. Austria no pasó de segunda ronda y Alemania cayó en la final contra la Italia de Rossi y Zoff.

Hoy, no estábamos en Córdoba ni en Gijón. Hoy estabamos en Viena. Tampoco Ivanschitz (Panathinaikos) es Krankl ni Podoslki (Bayern Munich), Rummenigge. Hoy no ha habido tongo, aunque Mejuto González quiso dejar su huella en la historia y expulsó a ambos seleccionadores al unísono. Hoy ha pasado lo que tenía que pasar.

Alemania
ha tirado de oficio y ha ganado con lo mínimo. Eso sí, el gol de Ballack ha sido impresionante. Un libre directo desde 20 metros que tardó dos segundos desde el puntapié del jugador del Chelsea hasta romper la red defendida por Macho (AEK) y el partido. Austria, con lo poco que tiene, ha plantado cara y ha tapado las bocas del grupo de aficionados que recogió firmas para pedir a su selección que no jugara esta Eurocopa para no pasar "vegüenza".

El Bueno:
Philipp Lahm. El lateral del Bayern ha vuelto al nivel mostrado en el pasado Mundial. Ha vuelto ha subir la banda izquierda con verticalidad, peligro y encarando con su derecha. Lástima que no haya vuelto a marcar el gol que le metió a Costa Rica en el partido inaugural de Alemania'06.

El Feo:
René Aufhauser. En el 62', Hickersberger lo ha sustituido, desde la grada. Ha evitado que su equipo acabara el partido con diez, porque el mediocentro del Salzburg ha cosido a palos a los alemanes. Le dió un manotazo en la cara a Podolski que debió ser roja.

El Malo:
Mario Gómez. Imperdonable el fallo del '9' a pocos centímetros de la línea de gol. Un pase de la muerte de Klose lo remató con el tobillo y el balón salió bombeado. Debió ser gol. Löw, también desde la grada, lo sustituyó en el 59'.

Alemania 1 - Austria 0 (Ballack 49')


lunes, 16 de junio de 2008

¿Podemos?

Sábado, 14 de junio de 2008. Llega a casa mi buen amigo Davo para ver el España - Suecia. Estamos ansiosos y emocionados. Durante muchos meses, nuestro interés por la selección es nulo, pero cuando empieza la verdadera competición somos los más forofos. Preparamos el tentempié y empezamos a discutir sobre el once.

A él le gusta que juegue Senna porque le da un corte defensivo al equipo. A mi no. Preferiría a Xabi Alonso. Además, no me gusta que en las selecciones jueguen jugadores nacionalizados. Qué pasa, ¿no es lo suificientemente bueno para Brasil, pero para España sí? Así nunca llegaremos a nada. A ninguno de los dos nos gusta que juegue Silva, y mucho menos Marchena. Dos jugadores que han hecho una temporada para olvidar en Mestalla. Preferiríamos a Fábregas y que Aragonés hubiera llevado a Jarque.

Empieza el partido. Marca su primer gol, y vaya gol, Fernando Torres. Explotamos de júbilo. Yo más, porque Fernando es mi protegido, por su pasado y por su calidad. Nuestras gargantas se resecan con los gritos. Tomamos un trago. Ibrahimovic empata. ¿Quién si no? No marcaba con la selección desde octubre de 2005, y en esta Euro ha vuelto a hacerlo, primero un golazo contra Grecia y ahora acaba con nuestro éxtasis.

Pasan los minutos y empezamos a despotricar de los nuestros. "Sergio Ramos está muy mal". "¿Por qué no cambia ya a Silva?". "¿Pero que hace quitando a Xavi e Iniesta?". "Almenos así no vuelve a quitar a Torres". "Ya está como siempre... otra vez para casa". Pero no, cuando no podíamos sacar más ácido por la boca y nuestro ceño parecía más una montaña rusa, llegó la catarsis.

David Villa sienta a Hansson. "¡Vamos Guaje!". Encara a Isaakson. "¡Vamos, vamos!". Le pega con el interior de su bota derecha y define a la perfección. Es el 2-1, en el tiempo de descuento. "¡Goooooooool!". "¡Sí, pero que grande!". Nos abrazamos, saltamos, gritamos y caemos exhaustos en el sofá. "Un cigarrito pal' pecho por lo bien que lo hemos hecho".

Revivimos la tarde , que tambien pasamos juntos, del 21 de junio del 2000. Cuando Alfonso culminó la remontada ante Yugoslavia (4-3). Recuerdo el desanimo en el minuto 90, como contra Suecia. Recuerdo la alegría con el gol de Mendieta, como con el de Torres. Y sobretodo, recuerdo como si fuera ayer, de hecho en parte así fue, el orgasmo con el gol de Alfonso (como el de Villa). La selección siempre ha sido así y siempre lo será. Siempre caemos, pero queramos o no, siempre nos volvemos a ilusionar.

España 2 - Suecia 1 (David Villa 92')


jueves, 12 de junio de 2008

Spremni!

Durante la II Guera Mundial, Yugoslavia fue invadida por los tropas nazis. Con la invasión, Croacia, se convirtió en en Estado Independiente de Croacia. En esa época, los croatas saludaban con la expresión Za dom ("Para la patria") y respondían Spremni! ("¡Preparados!"). En 1991 los croatas declararon su independencia de Yugoslavia, tras unos años de lucha armada, en 1998, y bajo la supervisión de la ONU, Croacia consiguió su independencia definitiva.

Croacia tenía la oportunidad de devolverle a Alemania la ayuda que recibió durante la II Guerra Mundial, pero nada más lejos de la realidad. Los alemanes se las prometían muy felices con Lukas Podolski como principal reclamo. Y sí, Podolski volvió a marcar y empata a tres goles con David Villa como máximo goleador del torneo, pero no fue sificiente. Srna (Shakthar Donetsk) y Olic (Hamburgo) le dieron el la victoria, el liderato y la condició de equipo revelación al conjunto comandado por el rockero Slaven Bilic.

El tablero de ajedrez (por su camiseta) ya le hizo el jaque mate a Inglaterra en la fase de clasificación, en su propio estadio (Wembley, 2-3). Ahora le ha hecho un jaque a Alemania y ha presentado su credencial como equipo reveleación de esta Eurocopa. Modric (Tottenham), Corluka (M. City), Krankjar (Porsmouth) y Rakitic (Shalke 04) están listos para relevar a Prosinecki, Suker, Boban y Jarni, que deslumbran con el tercer puesto en en el Mundial de Francia'98.

El Bueno:
Luka Modric. La incipiente estrella croata fue el motor del equipo. La visión de juego del nuevo jugador del Tottenham es impresionante. Pases precisos y con profundidad. Hizo jugar bien a todo su equipo. Tenía que enfrentarse a una Eurocopa, y de momento, le está ganando la partida.

El Feo:
Bastian Schweinsteiger. Encarnó a la perfección la impotencia alemana. Con el tiempo ya cumplido el jugador del Bayern empujó a Leko y fue expulsado con roja directa. Se perderá el vital partido ante Austria, donde Alemania se juega un puesto en los cuartos de final.

El Malo:
Marcell Jansen. Menuda Eurocopa nos está regalando Jansen. Tanto contra Croacia como contra Polonia, el lateral del Bayern ha evidenciado grandes carencias defensivas y no muchlas luces en ataque. Löw lo sustituyó ayer en el descanso por el bético Odonkor. Lo extraño es que jugara de inicio.

Alemania 1 - Croacia 2 (Olic 62')

Fado de cuartos

Amália Rodrígues (1920-1999): "Amor, celos, ceniza y fuego, dolor y pecado. Todo esto existe. Todo esto es triste. Todo esto es fado". Es evidente que la afición portuguesa ama a sus colores, basta con ver la afición de ayer en Ginebra. Celosos están sus rivales del grupo A, ya que los de Scolari ya están en cuartos. Portugal ha renacido de sus cenizas como el ave Fénix, la generación de Figo y Rui Costa ha dado paso a la de Cristiano Ronaldo y Moutinho. El dolor y el pecado es ver a Nuno Gomes como el hombre '9'. Todo esto es Portugal, todo esto es fado.

La palabra fado viene del latín "fas, fatum" que significa "destino". Ni el más derrotista imaginaba que Portugal no pasaría a cuartos de final. Primero se sacaron de encima a Turquía (2-0) y ahora han barrido a la República Checa (3-1). Ya tenemos al primer cuarto finalista y claro favorito al título.

Me encanta el fado de Dulce Pontes, "Cançao do mar". Su melodía, fuerza y pasión son los mejores atributos para definir la selección lusa. La melodía la pone Scolari apostando por un juego vertical con dos extremos bien abiertos (Simão y Cristiano Ronaldo). La fuerza llega de la mano de los dos mejores centrales del campeonato: Carvalho y Pepe y la pasión, Cristiano Ronaldo.

El Bueno:
Cristiano Ronaldo. El '7' portgués fue el mejor del partido. Participó en la jugada del primer gol de Deco. Anotó el segundo de triro raso y potente y le regaló el tercero a Quaresma. Tarde perfecta para el sueño de Ramón Calderón. De la Barca dijo: "y los sueños, sueños son".


El Feo:

Deco. El gol del todavía azulgrana fue, como ya es típico en él, de rebote. Es cierto que en el fútbol todos los goles valen, y más en una Eurocopa, pero realmente fue un gol feo. Peor lo más feo de todo es que el Barça se va a desprender de un jugadorazo.


El Malo:
Nuno Gomes. O mejor dicho, Nulo Gomes. No me entra en la cabeza que Nulo sea el delantero centro titular, y capitán, de la selección lusa. Con toda la clase y calidad que tienen los de Scolari arriba, les falta una buena cereza para culminar el paste. Es una pena que Pauleta no tenga diez años menos.

Portugal 3 - República Checa 0 (Deco 9', Sionko 16', CR 63' y Quaresma 01')


miércoles, 11 de junio de 2008

Pancho Villa

Pancho Villa lideró la Revolución mexicana (1910-1920). Fue una pieza clave para acabar con el régimen de Victoriano Huerta. Ayer Villa no llevababa sombrero mexicano ni sarape. Ayer David Villa llevaba la casaca 'roja' con el '7' a la espalda. Algunos pensaban que al Guaje le pesaría demasiado el dorsal de Raúl, pero ayer demostostró que no le va grande, sino que le sienta como un guante.

Villa fue la referencia de la selección. Hat-trick del asturiano, convirtiéndose en el octavo jugador de la historia en conseguirlo en una Eurocopa. El valencianista (de momento), firmó una noche espectacular y se doctoró honoris causa ante una Rusia un tanto decepcionante.

Se esperaba mucho más del combinado de Hiddink. Los ingredientes de la ensaladilla rusa no estuvieron frescos. Los centrales Kolodin (Dinamo Moskva) y Shirokov (Zenith) dejaron recibir con demasiada comodidad a Torres y Villa. Semak (Rubin) estuvo desaparecido en el centro del campo. La creatividad la debía aportar Bilyaletdinov (Lokomotiv Moskva), pero se dejó la chistera en Moscú. Arriba, Pavlyuchenko (Spartak Moskva) hizo lo que pudo; marcar, que no es poco.

El Bueno:
David Villa. Partido muy completo del Guaje. Ayer se ganó a pulso el premio Príncipe de Asturias. Se desmarcó bien. Estuvo donde tenía que estar. Definió en el segundo y el tercero de una manera exquisita y tuvo un bonito gesto al celebrar el tercer tanto con Torres. Un partido perfecto.

El Feo:
Fernando Torres. Hizo un primer tiempo excepcional. Le regaló el primer gol Villa. Fue el hombre más desequilibrante hasta que Luis Aragonés lo sustituyó a los 8 minutos de la reanudación. Aragonés le tendió la mano yl a Torres se la negó. Un acto propio de un "niño".

El Malo:
Guus Hiddink. El seleccionador ruso no supo reaccionar ante la avalancha española. Es más, introdujo en el descanso a Bystrov (Spartak Moskva) y a los 26 minutos lo sacó del campo por Adamov (Moskva). Incomprensible el cambio. Sólo explicable por una grave equivocación en el planteamiento táctico.

España 4 - Rusia 1 (David Villa 75')

martes, 10 de junio de 2008

Zumo de naranja 100% natural

Por fin. Por fin la Eurocopa ha empezado. Portugal hizo un amago, Alemania también, pero ha sido la Naranja Mecánica la que ha puesto toda la carne en el asador. No podía empezar mejor el conjunto orange. Victoria aplastante, en juego y resultado (3-0), contra la campeona del Mundo, Italia. Los azurros no han podido con el poderío ofensivo y la verticalidad de los holandeses.

Holanda posee únicamente una Eurocopa. Fue en Alemania'88 y la ganó ante la URSS con el gol más bonito anotado en una final europea. Lo hizo Marco Van Basten. Veinte años más tarde, ha cambiado la casaca naranja, por un elegante traje de seleccionador. En 1988 fue el líder, sobre el campo, de una Holanda maravillosa. Ahora lo es desde el banquillo.

Italia ha sufrido el fútbol total de los holandeses. Todos atacan y todos defienden. Si alguien quiere enseñarle a un niño como se hace una contra que le enseñe el vídeo del segundo (Sneijder 31') y el tercer (Gio 79') gol holandés. Del 1-1 pasó al 2-0 y del 2-1 al 3-0. A eso lo llamo yo jugar a la contra.

Los de Donadoni se han atragantado con el zumo de naranja preparado por Van Basten. Van der Sar ha sido la raíz del naranjo. Engelaar el exprimidor en el centro del campo y la calidad de Sneijder ha sido la pulpa.

El Bueno:
Giovanni van Bronckhorst. Sacó un balón bajo palos. Acto seguigo subió la contra e hizo el pase para que Kuyt la bajara y Sneijder anotara. Marcó el tercer tanto después de otra contra. Todo eso con 33 años a sus espaldas. Impresionante el lateral del Feyenoord.

El Feo:
Marco Materazzi. Como ya es natural en él, Matrix, volvió a dejar la marca de la casa en las piernas de Sneijder y Van Nistelrooy. La falta sobre el '9' holandés fue de cárcel. Incomprensiblemente, Peter Fröjdfeldt no pitó ni falta. A falta de pan, buenas son tortas.

El Malo:
Luca Toni. El pichichi de la Bundesliga se dejó la pólvora en Múnich. En la primera parte falló un cabezazo libre de marca. En la segunda no supo definir en el uno contra uno con Van der Sar, cuando lo tenía todo de cara. Italia lo echó en falta. Demasiado. Debut decepcionante del de Módena.

Holanda 3 - Italia 0 (Van Nistelrooy 26', Sneijder 31' y Gio 79')

lunes, 9 de junio de 2008

Operación Fall Weiss

En 1939 se produjo la invasión a Polonia (Operación Fall Weiss) por parte de Alemania. El 20% de la población polaca, en su mayoría judía, murió durante la ocupación nazi. En 2006, 67 años más tarde no se dispararon balas, pero Alemania volvió a invadir a Polonia, en el Westfalenstadion (Dortmund). Los soldados de Klinsmann vencieron a los de Janas en la fase de grupos de su Mundial (Alemania'06). Lo hacían en el último suspiro con un disparo del francotirador Oliver Neuville.

Alemania es la selección que más Eurocopas posee (Bélgica'72, Italia'80 e Inglaterra'96). La última la ganaron con un gol de oro obra de Oliver Bierhoff ante la República Checa. Esa fue la útlima victoria de los alemanes en "su torneo". En Holanda y Bélgica'00 empataron con Rumanía (1-1), perdieron contra Inglaterra (2-1) y contra Portugal (3-0). En Portugal'04 empataron con Holanda (1-1) y con Letonia (0-0) y perdieron contra la República Checa (3-1).

Y entonces llegó Polonia de nuevo. Doce años después de su último triunfo en el torneo del viejo continente, Alemania ha vuelto a saborear la victoria (2-0). Polonia ha vuelto a ser invadida. En esta ocasión, y para más INRI, por un hijo pródigo. Lukas Podolski, anotó los dos tantos de la victoria alemana. Además, las dos asistencias fueron de Miroslav Klose, también de orígen polaco. Eso sí, Podolski, no los celebró y pidió perdón. Bravo.

El Bueno
:
Lukas Podolski
. Ha realizado un partido perfecto. Ha marcado a placer un pase de la muerte de Klose y luego ha definido magistralmente un fallo del mismo Klose. Esta temporada había perdido protagonismo en el Bayern de Munich, pero hoy se ha reivindicado.

El Feo:
Mariusz Lewandowski. Le hizo una entrada criminal a Podolski que le costó la tarjeta amarilla. No le debió sentar bien la traición del delantero del Bayern a sus raíces. Eso sí, se intercambiaron las camisetas al final del partido (foto superior).

El Malo:
Paweł Golański. Error garrafal el del '4' polaco en el segundo gol alemán. Un intento de despeje horrible que aprovechó Schweinsteiger para ponersela en bandeja a Podolski, previo fallo de Klose. No se pueden cometer errores así en una Eurocopa, y menos contra Alemania.


Alemania 2 - Polonia 0 (Podolski 72')