lunes, 2 de junio de 2008

Be water my friend...

Paul Gascoigne, el ex internacional inglés, ha vuelto a ser hospitalizado en virtud de la Ley de Salud Mental, según ha confirmado la policía inglesa. El pasado 21 de febrero, Gazza, ingresó en el hospital St. George por el mismo motivo y permaneció quince días antes de recibir el alta médica.

No son una novedad los problemas de alcoholemia y depresión de Gascoigne, pero la cosa empieza a ser ya preocupante. Qué lejos ha quedado aquel búque insignia del Newcastle (1984-1988) que luegó volvió a brillar en el Tottenham (1988-1992) donde destapó su faceta más goleadora recuperada de nuevo en el Glasgow Rangers (1995-1998) despúes de una mala racha en la Lazio (1992-1995).

Seguramente muchos todavía recuerden la imagen de Gazza rompiendo a llorar en las semifinales de Italia'90 contra Alemania. Gascoigne fue expulsado y se perdía la final del mundial. Pero, por suerte o por desgracia, Inglaterra perdió y no la jugó ni Gascoigne ni ningún inglés.

Fue el único mundial de Gascoigne, que en la Eurocopa del 96 (Inglaterra) brilló con su juego físico en el centro del campo. Pero los problemas con el alcohol lo apartaron del Mundial de Francia (1998) y ahi empezó el declive de Gazza.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hauríem de fer una reflexió sobre els problemes que tenen els esportistes d'elit quan es retiren. Gascoine, Garrincha, George Best, Maradona,... La llista és llarga. És fàcil caure en les drogues quan ho has tingut tot, no tens res a fer, molts diners, entorns complicats,... són factors de risc. Gazza era molt gran! Igual que Garrincha, Best, Maradona,... Els genis necessiten escapar i la droga és una manera de fer-ho. Sique.

eloy urarte dijo...

Doncs sí Sique. És una llastima que els grans cracks acabin així... el "precio del poder", al més estil scarface.

Oliver F. Domínguez dijo...

totalment d'acord, la genialitat no deuria tenir un final així.

drink water my friend