martes, 22 de julio de 2008

La cereza de Cerezo

Este debe ser el año del Atleti. El tan ansiado regreso a la Champions, once años más tarde, es el primer paso para que los rojiblancos vuelvan a la élite del fútbol. Para ello han habido muchos movimientos en el cuadro colchonero, tanto de altas como de bajas. Movimientos que eran necesarios si se quería formar una plantilla altamente competitiva, y hablo más de las bajas que no de las altas.

Por fin. Por fin ha pasado lo que hacía tiempo que no pasaba en el Calderón. Un grande no puede tener a jugadores como Ze Castro, Mista o Eller. Los dos primeros han puesto rumbo a Riazor y Eller vuelve a Brasil (Santos) con el rabo entre las piernas, tras prometer en su presentación que venía a ser "el mejor zaguero de la Liga". Ni por asomo. Para mi faltan más bajas: Pernía, Seitaridis, Cleber, Maniche y Reyes. Los dos laterales han decepcionado muchísimo. El brasileño ha firmado una temporada paupérrima. El portugués y Aguirre se llevan como perro y gato y Reyes tampoco almuerza cada dia con el mejicano.

Lo de Reyes es un caso a parte. No entiendo la manía de fichar a gente no comprometida con el club. La manía de fichar a madridistas de corazón. La manía de fichar a jugadores que han preferido otros equipos y sólo vienen cuando no los quiere nadie. Reyes rompío un preacuerdo para ser rojiblanco hace dos temporadas para irse al Madrid. Ahora, siguiendo con esta línea, vuelve a sonar Riquelme como el ansiado enganche. El mismo jugador que prefirió irse al Villarreal en lugar de ser rojiblanco junto a su querido Bianchi. También vuelve a sonar para los rojiblancos el 'Indio' Solari. Sí, el mismo que se marchó al eterno rival cuando el Atleti descendió.

Los otros futuribles nombres con números para convertirse en la guinda del pastel son interminables: Silva, Thiago, Arteta, Augusto Fernández, Lucho González, Diego... Para mi, sin duda alguna debe ser Diego quien se una a las grandes incorporaciones para esta temporada. Coupet es un seguro bajo los palos, a punto de caducar, pero un seguro en toda regla. Heitinga y Ujfalusi apuntalarán la defensa con calidad y fuerza. El holandés es muy polivalente y es conocido como el 'central de hierro'. El checo ha sido todo un referente en la Fiorentina, es capitán nacional y viene de firmar una gran Euro. Sinama Pongolle es un suplente de grandes garantías para la delantera (por fin hay uno) y Paulo Assunçao viene para suplir a Maniche, pero dudo que le quite el sitio a Raúl García, o almenos eso espero.

viernes, 18 de julio de 2008

Arrivederci Ronnie

Se acabó. La historia de amor entre Ronaldinho y Barcelona ha llegado a su fin. Se alargó todo lo posible y más, como hace cualquier matrimonio que se quiere, pero todo el mundo sabía como iba a terminar todo: en divorcio.

El amor surgió el 21 de julio de 2003. Luis Fernández no lo quería en su PSG y Laporta se enamoró del brasileño. 30 millones de euros hicieron el resto. Ronaldinho aterrizaba en la ciudad condal con su gesto con la mano, una sonrisa de oreja a oreja y el '10' a la espalda. Los culés empezaban a soñar en remontar el vuelo de la mano de lo que iba a ser uno de los mejores futbolistas del mundo.

El primer gol del astro brasileño en la Liga Española ya hacía presagiar un gran futuro azulgrana. En su primera temporada, la 2003/2004, Ronaldinho marcó 15 goles en 34 partidos. La temporada 2004/2005 fue la consagración del '10' azulgrana. Después de una excelente primera temporada, Ronaldinho encontró en el reciente fichado Eto'o su socio perfecto para darle la Liga al Barça, 6 años después. Recibió el FIFA World Player y consiguió el mejor gol de la Champions, ante el Chelsea.

La progresión del brasileño parecía no tener techo. En la 2005/2006 doblete histórico azulgrana con la Liga y la segunda Champions de su historia. El 'Gaúcho' fue premiado con un nuevo FIFA World Player y con el Balón de Oro. Incluso en el Bernabeu se rindieron a los pies del brasileño en un actuación memorable con dos goles de ensueño. La grada blanca aplaudió.

La temporada siguiente, la 2006/2007, fue el declive del Barça al no sumar ningún título. Eso sí, Ronaldinho firmó su mejor año goleador con 21 tantos y dejó goles en la memoria como aquella preciosa chilena ante el Villarreal. Sin ningún título bajo el brazo, empezó la caída libre del brasileño.

Temporada 2007/2008. La útima como azulgrana. Las espaldinhas, caños, faltas directas, rabonas y goles del astro dejaron paso al sobrepeso, las lesiones y la falta de compromiso. Ronaldinho ya no era la sonrisa culé, sino el centro de todas las críticas. Segundo año consecutivo en blanco en Can Barça y tan sólo 8 goles en 17 partidos de Ronie.

Sus compatriotas Romario, Ronaldo y Rivaldo ya salieron por la puerta de atrás del Camp Nou. Muchos pensaban que era imposible que volviera a pasar, pero la historia estaba escrita. Rivaldo recibió el Balón de Madera en su primer año en Milán. Ahora sólo cabe esperar para ver si el fracaso del Barça ha sido cosa de Ronie o si el Milan vuelve a la élite con él.

jueves, 3 de julio de 2008

Todo lo bueno se acaba

Se me hace raro encender el televisor y no ver fútbol. Han sido cuatro semanas de fútbol en estado puro. Posiblemente una de las mejores Eurocopas de la historia. Ha habido de todo. La siempre presente experiencia de Alemania. Un grupo de la muerte formado por Italia, Holanda, Francia y Rumanía, con el fiasco de los bleus. Las gratas sorpresas rusas y croatas. La fe turca y la perfección española. Pero como dijo Jack el Destripador: "vamos por partes".

GRUPO A

Portugal. Empezó con una buena victoria ante Turquía, ganó a la República Checa y llena de suplentes cayó ante Suiza. En cuartos Alemania la dejó en la cuneta. Se esperaba mucho más de la selección lusa. Se esperaba mucho más de Cristiano Ronaldo. El mejor de los portugueses, Deco.

Turquía
. Ha sido una de las mayores sensaciones del torneo. Pasó a cuartos gracias a un final de partido agónico ante la República Checa con dos goles de Nihat (87' y 89'). En cuartos apeó a Croacia también tirando de casta. Klasnic marcó en el 29' de la prórroga y con el tiempo cuplido Semith Senturk puso las tablas y los turcos ganaron en los penaltis. En semifinales las numerosas bajas del equipo pesaron demasiado contra Alemania, pero el milagro estuvo a punto de suceder. El mejor, Arda Turan.

República Checa
. Ganaron el partido inaugural ante Suiza. Cayeron ante Portugal y se dejaron eliminar en el último minuto ante Turquía, que les remontó dos goles a falta de tres minutos para el final. El mejor, Tomas Ujfalusi.

Suiza. Fue la primera selección en abandonar la competición. Se esperaba mucho más de la selección helvética. La lesión de Frei en el partido inaugural fue un duro golpe que no supo reconducir. Almenos brindaron a su afición una victoria estéril ante Portugal. El mejor, Hakan Yakin.


GRUPO B

Croacia. Una de las mayores atracciones de la Eurocopa. Ya dejaron a Inglaterra fuera de la Euro y llegaron a cuartos con tres victorias (Austria, Alemania y Polonia). Luka Modric ha llevado la batuta de la orquesta croata a la perfección. Corluka y Pranjic han dejado muy buenas sensaciones y Klasnic ha renacido de sus cenizas. Los turcos los apearon en la tanda de penaltis. El mejor, Modric.

Alemania. Llegó a la final sin hacer mucho ruido. Podolski se comió a sus orígenes polacos (2-0), un mísil de Ballack destrozó a los austríacos (1-0) y Croacia los vapuleó (1-2). En cuartos hizo su mejor partido ante una floja Portugal (3-2). En semifinales Lahm pagó a los turcos con su propia moneda con un gol en el útlimo minuto (3-2), pero no pudo hacer nada en la carrera con Torres en la final (1-0). El mejor, Podoslki.

Austria. Muy poco ha ofrecido la coamfitriona. Un sólo gol a favor que valió el empate ante Polonia. Eso sí, de penalti y en el tiempo añadido. Alemnos Josef Hickersberger fue valiente y apostó por un juego ofensivo. El mejor, Ivanschitz.

Polonia.
Ha sido una de las peores selecciones del torneo, por no decir la peor. Un gol a favor, cuatro en contra. Un empate ante Austria (1-1) y poco más. Ya fue un éxito la clasificación para la Eurocopa, peor la cita le ha venido grande. En la de 2012 será amfitriona, junto a Ucrania. Esperemos ver una mejora. El mejor, Boruc.

GRUPO C

Holanda. Hizo una fase de grupos brillante. Aplastó a Italia (3-0), a Francia (4-1) y a Rumanía (2-0), ésta ya con los deberes hechos. El futbol vertical de Van Basten ha dado grandes momentos en esta Euro, pero allí estaba Hiddink. La oranje no pudo con una Rusia liderada por un grandioso Arshavin. El mejor, Sneijder.

Italia. La campeona del mundo lo pasó muy mal para llegar a cuartos. Después del baño holandés, sólo consiguió un empate ante Rumanía, y gracias al penalti parado por Buffon. Contra Francia puso las cartas sobre la mesa y selló el pase a cuartos, pero España la batió en su propio campo: los penaltis. El mejor, Buffon.

Rumanía. Era la cenicienta del grupo de la muerte. Pero más que calabaza fue el zapato de cristal. Volvió locas a Italia y Francia, pero no pudo con la naranja mecánica. Muy buen papel de los rumanos que de meter el penalti ante Italia hubieran pasado de ronda. El mejor, Chivu.

Francia. Lamentable. Poco más queda decir del papel de los franceses en esta Euro. Seguro que Trezeguet se habrá muerto de risa en el salón de su casa. Equipo menos goleador y más goleado. Menudo fracaso de Domenech. El mejor, todo y su lesión, Ribery.

GRUPO D

España. Sin lugar a dudas, la justa campeona. Ha despelgado el mejor fútbol del torneo. Un portero y una defensa inexpugnables (ni un gol encajado en cuartos, semifinales y final). Un centro del campo de ensueño y una delantero mortífera. Equipo menos goleado, más goleador, Villa pichichi y MVP Xavi. Todos los adjetivos se quedan cortos. El mejor, Xavi Hernández.

Rusia. El 4-1 recibido ante España fue engañoso. Solventó la papeleta ganado a Grecia (1-0) y a Suecia (2-0). En cuartos barrió a Holanda en uno de los mejores partidos de esta Euro y en semifinales España volvió a darle un rapapolvo a los hombres de Hiddink (3-0). El mejor, Arshavin.

Suecia. Los suecos dependían mucho del estado de forma de su estrella: Ibrahimovic. El delantero del Inter estuvo a la altura, pero no fue suficiente. Rusia le ganó la partida por la segunda plaza. El mejor, Ibrahimovic.

Grecia. La ex-campeona de Europa ha aportado muy poco. El éxito cosechado en Portugal ya era demasiado premio para los de Otto Rehhagel. No han sabido defender el título como se requiere y se han ido a casa a las primeras de cambio. Tres partidos, tres derrotas. El mejor, Basinas.