martes, 22 de julio de 2008

La cereza de Cerezo

Este debe ser el año del Atleti. El tan ansiado regreso a la Champions, once años más tarde, es el primer paso para que los rojiblancos vuelvan a la élite del fútbol. Para ello han habido muchos movimientos en el cuadro colchonero, tanto de altas como de bajas. Movimientos que eran necesarios si se quería formar una plantilla altamente competitiva, y hablo más de las bajas que no de las altas.

Por fin. Por fin ha pasado lo que hacía tiempo que no pasaba en el Calderón. Un grande no puede tener a jugadores como Ze Castro, Mista o Eller. Los dos primeros han puesto rumbo a Riazor y Eller vuelve a Brasil (Santos) con el rabo entre las piernas, tras prometer en su presentación que venía a ser "el mejor zaguero de la Liga". Ni por asomo. Para mi faltan más bajas: Pernía, Seitaridis, Cleber, Maniche y Reyes. Los dos laterales han decepcionado muchísimo. El brasileño ha firmado una temporada paupérrima. El portugués y Aguirre se llevan como perro y gato y Reyes tampoco almuerza cada dia con el mejicano.

Lo de Reyes es un caso a parte. No entiendo la manía de fichar a gente no comprometida con el club. La manía de fichar a madridistas de corazón. La manía de fichar a jugadores que han preferido otros equipos y sólo vienen cuando no los quiere nadie. Reyes rompío un preacuerdo para ser rojiblanco hace dos temporadas para irse al Madrid. Ahora, siguiendo con esta línea, vuelve a sonar Riquelme como el ansiado enganche. El mismo jugador que prefirió irse al Villarreal en lugar de ser rojiblanco junto a su querido Bianchi. También vuelve a sonar para los rojiblancos el 'Indio' Solari. Sí, el mismo que se marchó al eterno rival cuando el Atleti descendió.

Los otros futuribles nombres con números para convertirse en la guinda del pastel son interminables: Silva, Thiago, Arteta, Augusto Fernández, Lucho González, Diego... Para mi, sin duda alguna debe ser Diego quien se una a las grandes incorporaciones para esta temporada. Coupet es un seguro bajo los palos, a punto de caducar, pero un seguro en toda regla. Heitinga y Ujfalusi apuntalarán la defensa con calidad y fuerza. El holandés es muy polivalente y es conocido como el 'central de hierro'. El checo ha sido todo un referente en la Fiorentina, es capitán nacional y viene de firmar una gran Euro. Sinama Pongolle es un suplente de grandes garantías para la delantera (por fin hay uno) y Paulo Assunçao viene para suplir a Maniche, pero dudo que le quite el sitio a Raúl García, o almenos eso espero.

No hay comentarios: