domingo, 28 de septiembre de 2008

Medina Cantalejo y bengalas en Montjuïc

"En un derby vale todo, incluso hacer trampas" aseguraba 'Tintín' Márquez durante la semana, y dicho y hecho. En la primera ocasión del Espanyol, tras un rechace defectuoso de Piqué, Valdés salió mal y Luis García le puso el codo en el área pequeña. Valdés se desequilibró y Medina Cantalejo debería haber pitado falta, pero no lo hizo. Coro no desaprovechó la ocasión y remató el balón muerto al fondo de las mallas.

Valdés salió como una exhalación hacia el colegiado andaluz, pero lo único que consiguió fue la cartulina amarilla por protestar y aumentar los rumores sobre su bajo estado de forma, porque aunque es cierto que fue falta, la salida del de Hospitalet fue horrible.

Fue la única llegada blanquiazul al area azulgrana del primer tiempo. Llegar y besar el santo. En cambio, los hombres de Guardiola, jugaron mejor al fútbol, tuvieron más ocasiones de gol, pero todo eso no se reflejó en el electrónico de Montjuïc.

Sobre el cuarto de hora, Xavi estrelló un obús en el larguero. Poco antes, Henry, que jugó como el quería de delantero centro, se revolvió en el área y su disparo rozó la madera. El francés volvió a saborear el gol con un disparo que sacó bajo palos Nico Pareja. Con el Barça volcado en ataque y el Espanyol atrincherado en su propio campo se llegó al descanso.

Eso sí, antes del pitido de Medina Cantalejo, el Espanyol se quedó con diez por la expulsión con doble amarilla de Nené. Si el gol de Coro fue polémico por la falta a Valdés, la expulsión del brasileño lo fue aún más.

'Tintín' Márquez dejó a Tamudo en la ducha y dio entrada a Ángel para reestrucutrar el equipo tras la expulsión de Nené. Y a los diez minutos de la reanudación Guardiola dio entrada a Eto'o en lugar de Abidal, que no aportó nada en absoluto. Está muy lejos el lateral francés de ser el que deslumbró en el Lyon.

Henry, muy activo durante todo el partido, quería su gol. Primero lo probó de chilena, después Nico Pareja le volvió a sacar un balón baja palos y a diez minutos del final lo consiguió. Un pase magistral de Xavi lo controló el francés y aprovechó el rebote entre Kameni y Jarque para poner las tablas en Montjuïc.

El francés lo fue a celebrar incomprensiblemente con los Boixos Nois que produjeron el espectáculo más dantesco de la noche. El nombre de Guillermo Alfonso, el niño de 14 años que murió en Sarriá por una bengala en marzo de 1992, volvió a la memoria de todos, cuando empezaron a caer bengalas a la grada blanquiazul. Medina Cantalejo detuvo el partido durante diez minutos, aunque lo debería haber suspendido.

Con las tablas en el marcador, y con un Espanyol exhausto tras jugar toda la segunda parte con uno menos, el Barça se fue en busca del gol a la desesperada con Messi, Henry, Eto'o y Bojan en el campo y entonces llegó la locura máxima.

Minuto 95 de partido, Eto'o se queda sólo ante Kameni y Nico Pareja le saca el balón limpio al camerunés. La jugada es al límite, pero el argentino toca primero el esférico. Medina Cantalejo pita penalti y Messi lo anota. El andaluz señala el final del partido y la grada de Montjuïc enfurece. Goles, expulsiones, penaltis inventados, bengalas... Menudo último derby que nos ha dejado Montjuïc.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Al mal tiempo buena cara

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, y en el Sporting juegan once hombres. Los de Gijón van de mal en peor y parece un auténtico coladero. Ni más ni menos que trece goles en dos partidos. Manolo Preciado está planteando los partidos con mucho descaro, pero igual debería replantearse su osadía ante tal desastre. Es cierto, que siempre hay que celebrar una apuesta por el fútbol ofensivo, pero si tu equipo es un recién ascendido y es colista, no puedes ir al Bernabeu a jugarle de tú a tú. Porque si haces eso, pasa lo que tiene que pasar.


De la Red emuló a Laudrup y se sacó una cuchara de la manga que peinó hacia atrás Raúl y Van der Vaart empalmó de primeras para inaugurar el marcador. Se preveía lo peor para los asturianos y así fue. De la Red, que se marcó un partidazo, llega a la línea de fondo la pone atrás y Van der Vaart, en un acto de locura y genialidad, puso la espuela para anotar lo que será con toda seguridad uno de los mejores goles de la Liga.


El tercero llegó tras una cabalgada de Robben por la derecha. El holandés la puso atrás y apareció el 'Pipita' Higuaín para no faltar con su ya habitual cita con el gol. Tras el descanso Manolo Preciado se rindió a la evidencia y apuntaló el equipo con la entrada de Raúl Cámara y Neru. Pero ya era demasiado tarde para el Sporting.


Van der Vaart firmaba el hat-trick tras un buen pase de Raúl. El holandés puso el interior del pie y Sergio Sánchez hizo la estatua. Partidazo de Van der Vaart que fue el mejor del partido. Siguiendo con su gran noche, Van der Vaart le regaló a Robben un pase al hueco magistral. Robben aprovechó su punta de velocidad para dejar sentado a Sergio Sánchez y empujar el balón a puerta vacía.


Kike Mateo anotó el gol del honor tras un pase atrás del ex madridista Barral, que aprovechó Kike Mateo para batir a Casillas por el palo corto. El gol del honor, si es que le queda algo de honor al conjunto de Manolo Preciado. Raúl devolvía a los rojiblancos a la cruda realidad y anotaba la media docena tras un zapatazo de Robben que se estrelló en el larguero. El capitán blanco estaba donde tenía que estar y sólo la tuvo que empujar.


El séptimo volvió a firmarlo Raúl, y lo hizo con una firma marca de la casa, como antaño. Controló el balón dentro del área y definió con una cuchara perfecta, cómo sólo él sabe hacerlas. Eso sí, lo mejor del partido no ha sido ni el resultado, ni De la Red, ni Raúl y ni siquiera Van der Vaart. Lo mejor del partido ha sido la afición del Sporting que en el minuto 90 seguía animando a los suyos, mientras la afición blanca cantaba "a segunda, oe". Hay quien sabe perder y hay quien no sabe ganar.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Fútbol de salón


Hacía tiempo que no se veía a un Barça con tantas ganas, con tanta intensidad, y sobretodo con una convicción tan acérrima. El Sporting salió a matar, pero sólo fue un mero espejismo, porque hoy era el día del Barça. La primera mitad acabó con un 70% de posesión para los hombres de Guardiola. El de Santpedor dio una orden arriesgada, pero exquisita: jugar al primer toque.


Por unos instantes parecía que sobre el campo estaban Koeman, Bakero, el mismo Guardiola, Laudrup... jugadas al primer toque, tan fácil y tan difícil a la vez. Con esa idea entre ceja y ceja el Barça se hizo con la posesión y el partido. Sergio Busquets dejó en el banco una vez más a Touré Yaya, y no defraudó a Guardiola. Al técnico azulgrana se le podrán reprochar muchas cosas, pero nadie le podrá llamar descastado. Nadie mejor que él sabe lo importante que es cuidar de la cantera.


A los veinte minutos de juego, Messi, desafiando al mismísimo Maradona, volvió a mostrar un alarde protagonista de los suyos y él sólo se deshizo de tres defensores en el área rival y se sacó un zarpazo, de quién sabe donde, que se marchó por la izquierda de Sergio Sánchez por muy poco. Era el primer aviso de los azulgranas de que venían al Molinón a por todas.


El segundo aviso lo dio Iniesta con un sombrero para quitarse el sombrero, valga la redundancia. Después el manchego culminó la jugada con un disparo a trancas y barrancas que se fue a córner. Poco después, Iniesta volvió a ser protagonista para ponerle un centro medido al mejor jugador de la Eurocopa, Xavi, para que la peinara con suavidad para anotar el primer tanto de la noche.


El centro de Iniesta fue sublime y le dejó el remate a Xavi a placer. Messi estaba preparado en el segundo palo, pero el de Terrassa emuló la misma jugada del tercer gol ante el otro Sporting, el de Portugal, del pasado martes. Poco después, fue Xavi quien botó un córner a la perfección para que lo peinara con fuerza Puyol y lo rematara al fondo de las mallas Samuel Eto'o. Era el primer gol en Liga para el camerunés que sólo tuvo que empujar el balón con la frente tras el amago de remate de Puyol.


Ya era hora de que alguien decidiera en Can Barça que los córners sirven para colgarlos al área y no hacer un pase en corto que no lleva a ningún sitio. Y como no, el tercer gol, también llegó a balón parado. En la primera jugada tras la reanudación, Xavi la vovlió a colgar perfecto y ante el acoso de Sergio Busquets, Jorge se lanzó a la desesperada pero sin fortuna, ya que su cabezazo se introdujo en su propia portería ante la estupefacción de Sergio Sánchez.


Y las cosas que tiene El Molinón. En lugar de venirse abajo con el tercer gol culé, el equipo se vino arriba y en la jugada siguiente recortaba distancias gracias al 'Tati' Maldonado. Bilic bajó con el pecho un pase largo y Maldonado recogió el control del serbio para fusilar a Valdés. Aunque poco les duró la alegría a los gijonenses. Concretamente, cinco minutos. Lo que tardó Gerard en derribar a Messi por detrás y ganándose la roja directa por ser el último hombre.


El Barça no bajó el ritmo y llegó el cuarto. Messi se la puso al pie a Iniesta, y el manchego definió de una manera exquisita. Tocando lo mínimo para cruzar el balón lejos de las manos de Sergio Sánchez. Sublime. Como sublime es la afición del Sporting que reaccionó cantando, como desde el primer minuto, el quinto gol azulgrana. La colgó Iniesta y Messi fusiló con una bolea para poner el quinto. Y el partido finalizó con una jugada de ensueño. Bojan la deja para Xavi, que centra y Messi cabecea al fondo de la red. Impresionante. Fútbol en estado puro.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Glorioso regreso


Calle Aragón, 305, Bar Amsterdam. Llego acompañado de mi amigo Jurriaan. Es holandés, como el bar, lleva la camiseta del Ajax (para tocar la moral) y yo la del Atlético (para tocarla aún más). El Ajax nos borró de Europa hace once años y el regreso fue glorioso ante otro holandés, el PSV.

Pedimos un broodje frikandel (bocadillo de salchicha) y una Heineken para entrar en el ambienté tulipán por completo. Antes de que le pudiera pegar el primer bocado, el Kun se me adelantó y se lo dio a los de Huub Stevens. Un balón robado por Maniche, lo pone Luis García y el Kun pone el pie y el uno a cero en el marcador.

La noche empieza bien, aunque no para Forlán que antes de la media hora tiene que abaondar el partido por una rotura fibrilar. Pongolle entró en su lugar y cogió la moto para irse de Salcido con un autopase digno del mismo Correcaminos. Se la puso al pie al Kun que por un momento se cambió de camiseta y nacionalidad y parecía el mismísimo Romario vistiendo la samarra rojiblanca holandesa. Cubrió el balón con el cuerpo, se giró y anotó el segundo de la noche y de su cuenta particular. Espectacular.

Para celebrar el segundo gol pedimos otra Heineken y un broodje kroket (bocadillo de croqueta) y unas patatje met (patats fritas con mayonesa). Parece mentira pero el Atlético se ha dejado los miedos en el Calderón y está pasando por encima del PSV. Los holandeses poco pueden hacer más que algún balón parado de Afellay y alguna intentona fallida de Koevermans.

La guinda la puso la tercera Heineken y el tercero de Maniche. Buena asistencia de Luís García, que cuajó un gran encuentro con dos asistencias de gol, y el portugués estuvo rápido y listo para rematar la jugada y a los holandeses. Regreso a Europa por la puerta grande, ganando con contundencia y liderando el grupo D.


lunes, 15 de septiembre de 2008

Sudor y sangre blanca

Tras el pitido del andaluz Paradas Romero, el Numancia dejó constancia que no venía a pasarse por el Bernabeu ni tampoco se avistaban autobuses en la portería defendida por Juan Pablo. A los seis minutos de juego el canterano azulgrana, Juan Carlos Moreno, cabeceaba a placer un centro medido de Barkero. Increíble la facilidad con la que pudo rematar el '10' numantino.

Los de Kresic se sacaron los complejos de encima tan sólo pisar el césped blanco y empezaron a arrancar 'olés' de los 2.000 numantinos desplazados al Bernabeu. Pero poco le duró la alegría al 'mata gigantes'. Guti anotaba el gol 5.000 en Liga para el Real Madrid. Un disparo desde fuera del area que tocaba en Boris y despistaba a Juan Pablo que sólo podía ver como el balón besaba las mallas numantinas.

El partido se convirtió en un ritmo frenético e imparable de fútbol vertical y goles. Higuaín puso a prueba a Juan Pablo tras un intento fallido de sombrero de Van Nistelrooy y entonces Barkero dio un golpe sobre la mesa. Desde unos veinte metros se sacaba un trallazo que salió arrán de césped y acabó en la misma escuadra de un más que atónito Casillas.

No habíamos llegado a la media hora e Higuaín volvía a hacer saltar la grada del Bernabeu con el cuarto gol de la tarde. Una asistencia magistral de Van Nistelrooy la controlaba el 'pipita' y definía a placer, y con clase. Poco después Van der Vaart, que se estrenaba en la Liga, también se estrenaba como goleador. Disparo seco y duro del holandés desde la izquierda del area.

El Madrid recuperaba el control del partido, la posesión y el dominio en el marcador. Lo aumentaba Cisma, en propia puerta, a falta de cinco minutos para el descanso. Guti botó un córner y el lateral soriano le regaló el cuarto a los blancos. Cuatro a dos en el electrónico y para los vestuarios.

Después de la tormenta siempre llega la calma. Pero la calma no tenía cabida hoy en el Bernabeu. Moreno le tenía ganas a los blancos por su pasado culé y avisó con un gran disparo que se fue lamiendo el poste de Casillas, que se quedó haciendo la estatua y resoplando aliviado.

A la siguiente jugada un libre directo botado por Moreno pasó por encima de la barrera para introducirse en la red de Casillas, que llegó a tocar pero no pudo evitar el recorte en el marcador del Numancia. No está fino Casillas que no paró una en Riazor y hoy sólo lo ha hecho para sacar el balón del fondo de la portería.

El Madrid mató el partido a base de toque y los de Kresic ofrecieron una resistencia numantina y a punto estuvieron de dar la campanada en el tiempo añadido con una asistencia de Pino que no llegó a rematar por centímetros Brit. Primeros tres puntos para los blancos en Liga y ovación por el gran partido del Numancia.

martes, 9 de septiembre de 2008

O Rei Uzbeko

"Rivaldo pichichi, Rivaldo el rey. Sólo él con sus caderas mete goles por doquier". Así lo definió Leonardo Dantés en una canción homenaje que hizo hace ya unos añitos en el programa "El Día Después" de Canal +. La verdad, no se me ocurre una frase mejor para definir a uno de los mejores jugadores de los años 90': Vitor Borba Ferreria, o lo que es lo mismo, Rivaldo.

Una de las zurdas más exquisitas que he visto nunca sobre un terreno de juego, eso sí, la derecha la tiene de palo. Posiblemente sea el único jugador del planeta que arquea más las piernas que un jinete escocido para lanzar una falta, pero cuando dispara su revólver, ni siquiera las arañas pueden esquivar la bala.

Nunca se ha caracterizado por ser un jugador carismático. Tampoco protagonizó anuncios de natillas en su época dorada vistiendo la samarra blaugrana. Todo y ser brasileño no era amante de las noches en la sala Bikini y la samba sólo la ponía sobre el verde. Sin duda, un ejemplo dentro y fuera del campo.

Llegó a la Liga Española de la mano de Lendoiro para alargar todo lo posible aquel añorado 'Super Depor' de Mauro Silva, Donato y Bebeto. Y vaya si lo hizo. Era la temporada 96/97 y firmó un año de ensueño. Se convirtió en el héroe de Riazor e hizo famosa su celebración que le obligaba a jugar con dos camisetas para cuando se deshacía de una al marcar un gol no ver la cartulina.

El Barça se quedó sin Ronaldo y desembolsó la cláusula de 'Rivo' (4.000 millones de las antiguas pesetas) in extremis para llevarse al brasileño al Camp Nou. Allí pasó cinco temporadas y se convirtió en un icono del fútbol mundial de la última decada del siglo XX. Dos Ligas, una Copa, una Supercopa de Europa, un Balón de Oro y un FIFA World Player fueron su aval. Eso, y muchas noches de gloria con 123 goles en sus botas Mizuno. Capaz de hacer un hat-trick en Cracovia con la previa de la Champions en juego, otro en San Siro y otro en Old Trafford. También lo hubiera firmado en el Bernabeu si no le hubieran anulado el tercero por fuera de juego inexistente. Pero sobretodo, qudará el del Camp Nou ante el Valencia.

Lo primero que le viene a la mente a un culé cuando piensa en Rivaldo es la chilena en la última jornada de la Liga 00/01 en el Camp Nou ante el Valencia. Último minuto y el Barça está fuera de la Champions. Rivaldo controla con el pecho desde fuera del area y sin pensárselo dos veces hace una chilena que se cuela por la escuadra para redondear un hat-trik memorable. Cañizares no se lo creía. Gaspart se volvío loco en el palco azulgrana y el Camp Nou se rindió a los pies de su '10'.

Pero como todo buen héroe se acabó convirtiendo en mártir y se marchó por la puerta de atrás con destino a Milán. Allí ganó un Balón de Madera que lo malcoronoaba como peor jugador del año en el Calcio. Probó fortuna en el Cruzeiro con más pena que gloria y relanzó su carrera en Grecia. Cuatro años en el Olympiakos y uno en el AEK. Ahora, a sus 36 años se va a disfrutar de su jubilación dorada en Uzbekistán. Ha firmado dos temporadas con el Bunyodkor a razón de 5 millones por cada una de ellas. En total Rivaldo se habrá embolsado nada más y nada menos que 40 millones desde su llegada a A Coruña.

Van Gaal lo encarceló en la banda izquierda y desaprovechó un talento innato. Algunos lo tachaban de frío y lento en la transición del juego. Otros creemos que era pura magia y que nunca recibió el reconocimiento que requería en el Camp Nou. Es verdad que Rivaldo no era Romario, ni Ronaldo, ni Ronaldinho. Pero para mi, y para Leonardo Dantés, Rivaldo era el Rey.


martes, 2 de septiembre de 2008

¡Adelante!

"Adelante". Es el eslogan del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), nuevo patrocinador oficial de la Liga Española. Le viene como anillo al dedo para abrir las puertas a las nuevas caras que llegan a los álbumes de cromos de nuestra Liga. Si contamos los traspasos, cesiones y vueltas de las mismas, hasta 150 jugadores han cambiado de equipo esta temporada y han aterrizado en la Liga BBVA. Un total de 306.82 millones de euros se han gastado los 20 clubes de Primera para reforzar las plantillas y luchar por el éxito en una competición que cada año se antoja más igualada si cabe. Repasemos lo más destacado.

Almería: Ojo con Piatti. Ha sido el traspaso más caro de la historia del club almeriense (7.5 m) y habrá que seguirlo muy atentamente. Una bala argentina procedente de Estudiantes que firma hasta el 2015 con los de Arconada.

Athletic: Nada destacable para los leones, más que el nuevo patrociandor (Petronor) y que han dejado marchar a un gran delantero, Aritz Aduriz, al Mallorca por 5 millones.

Atlético de Madrid: Perro viejo bajo palos (Coupet). Defensa impenetrable, por fin, (Heitinga y Ufalusi). Recuperación de un pulmón luso (Maniche) y magia argentina (Banega) para la medular. Recambio de garantías para la artillería (Pongolle). Esto huele a algo grande.

Barcelona: El mejor lateral derecho del mundo (Alves). Oxígeno en el centro del campo (Keita) y puñales bielorrusos arriba (Hleb). Si Guardiola dirige bien al grupo y recupera la ilusión del equipo, el Barça dará que hablar y para bien.

Betis: Sangre nueva para Chaparro que genera muchas ilusiones a los béticos. Nélson (Benfica) es un gran lateral que seguro hará valer los 6 millones abonados por él. Mejor si cabe será el de banda contraria, Monzón (Boca Juniors); aunque el oro olímpico hizo gastar 9 millones. Mehmet Aurélio (Fenerbache) me enamoró en la Eurocopa, y encima llega libre. Emaná (Touluse) es un todoterreno y el campeón en Austria y Suiza, Sergio García pondrá los goles.

Deportivo: Colotto (Atlas), a parte de empezar como Coloccini apunta las mismas maneras que el nuevo jugador del Newcastle. En ascuas estoy por ver a todo un Omar Bravo (Chivas) en nuestra Liga y no entiendo el porqué, pero gracias por lo de Ze Castro y Mista.

Espanyol: Román (Arsenal) no será Riquelme, pero no pinta mal. Si Nené es el de antes será un gran refuerzo, Nico Pareja (Anderlecht) dejó muy buena impresión en Pekín y Finnan (Liverpool) aportará experiencia y casta irlandesa al equipo.

Getafe: Soldado y Granero se marchan unos km más allá del Bernabeu para demostrar que son dos pedazo de jugadores.

Málaga: Lo de Luque (Ajax) me parece surrealista. Wellington (Grasshopper) el año que viene no estará en La Rosaleda y Duda (Sevilla) me parece un jugador muy infravalorado.

Mallorca: Sin duda la mejor noticia para los bermellones es la incorporación de Aduriz (Athletic). La peor, la de Cleber Santana (Atlético).

Numancia: Vuelve un olvidado, el canario Guayre (Celta) quiere volver a volar en Los Pajaritos.

Osasuna: Ezquerro se ha devaluado mucho en Can Barça, pero si vuelve al nivel que demostró en San Mamés será una grata sorpresa. Tiago Gomes (Benfica) me parece un fchaje excelente y Sunny (Valencia) puede refrescar mucho al equipo.

Racing: Jonathan Pereira (Villarreal) le dará más calidad al equipo y a Luccin (Zaragoza)... se le pasó el arroz. Quien no pinta mal es el extremo luso Gonçalves (Leixoes).

Real Madrid: Van der Vaart (Hamburgo) es un superclase, un lujo para el centro del campo. Lo de Robinho me parece alucinante; que se vaya y encima al Manchester City. De la Red (Getafe) vuelve para demostrar que lo del año pasado no fue flor de un día.

Recreativo: Akalé (Lens) por fin llega a la Liga tras ser sondeado varios años por varios equipos. Es rápido y habilidoso. 'Sisi' (Valencia) le dará calidad al centro del campo onubense y la continuidad de Marco Rubén (Villarreal) y la apuesta por el canario Adrián Colunga (Las Palmas) garantiza goles para el Decano.

Sevilla: Squillaci (Lyon) es un central de garnatías, Fernando Navarro (Mallorca) y Konko (Genoa) dos carrileros de recorrido para Nervión. Romaric (Le Mans) es una fotocopia de Keita y el trotamundos Duscher puede echar en ancla en en Sánchez Pizjuán.

Sporting: Maldonado (Betis) es la punta de calidad de un equipo que no se ha reforzado demasiado y en algunas posiciones más le valdría no haberlo hecho; "Pichu" (Atlético) será el portero en el regreso del Molinón a Primera.

Valencia: Renan (Internacional) le disputará los tres palos a Hildebrand, con la mealla de bronce de Pekín coglada en el cuello. Lo mejor, que se quedan Villa y Silva y la llegada de Emery al banquillo ché.

Valladolid: Goitom (Murcia), que aunque no lo parezca es sueco, tendrá la dificil tarea de sustituir a Llorente y Cannobio (Celta) pondrá la clase en la medular.

Villarreal: Dos que se conocen la Liga al dedillo llegan al centro del campo para ponerle las cosas más dificiles si cabe a Pellegrini: Ibagaza (Mallorca) y Edmilson (Barcelona). Altidore (NY Red Bull) trasmite buenas sensaciones, aunque está un poco verde todavía.


Como diria Miguel Ríos: ¡bienvenidos! y como gritaría Joaquín Prat: ¡a jugar!

lunes, 1 de septiembre de 2008

¡Mucho Depor, mucho Depor! [¡eh, eh!]

Dieciocho años. Son los que lleva el Madrid sin marcar un 2 en la quinela cuando juega en Riazor. Schuster quería romper la maldición del feudo gallego pero los sueños del alemán se quedaron en eso, en sueños.

A las primeras de cambio Mista ya puso el miedo en el cuerpo a los madridistas. Un centro de Laure lo remató el ex atlético y sólo el larguero evitó el tanto. Los fantasmas empezaban a sobrevolar Riazor, y es que diecisiete años sin ganar son muchos. Poco a poco el Madrid se iba sacando el miedo de encima y se lanzaba tímidamente al ataque con Robben al mando por la derecha y Raúl muy despistado cayendo una y otra vez en fuera de juego.

Los de Lotina se dedicaron a jugar su partido. Muy serios en defensa y rápidos a la contra con un más que incisivo Guardado y un Mista motivado por su pasado blanco intentando cazar balones en el área madridista. Mista seguía buscando balones. Intentó una chilena pero la zaga blanca sacó el esférico en el último suspiro. Pero tanto va el cántaro a la fuente que acaba por romperse.

Guardado, que fue el mejor del partido, la puso blandita. Mista se alzó entre los centrales y cabeceó picado para que Casillas sólo pudiera aplaudir su gran definición. Sobre la bozina Marcelo envió un balón al larguero tras un centro que desvió Sergio. Así llegamos al descanso con el aviso del Madrid y el buen juego desplegado por los blanquiazules.

Avisaba Marcelo y marcaba Van Nistelrooy. Después de un rechace de Lopo en la primera jugada tras la reanudación el 'killer' holandés puso las tablas en el electrónico de Riazor. Aún no habían fruncido el ceño los aficionados gallegos cuando Lopo devolvió la victoria a los suyos con un testarazo tras un córner botado por Guardado.

El inicio del segundo tiempo fue frenético, tras los goles de Van Nistelrooy y Lopo, a punto estuvo de unirse a la fiesta Diarra. Lo evitó una mano prodigiosa de Aranzubía a ras de hierba y lamiendo la madera. Riki sustituyó a Mista, pero a los trece minutos se rompió y entró en su lugar el mejicano Omar Bravo, quien seguró que dará mucho que hablar en esta Liga.

El Depor empezó a dormir el partido a base de tocar y tocar. Le gustaba tener el balón al equipo de Lotina, como hacía años que no se veía en Riazor. Guardado era un auténtico puñal por la banda izquierda y De Guzmán un pulmón con peluca en el centro del campo. Aranzubía hizo bien todo lo que tenía que hacer. Sin emabrgo, Casillas ni olió la pelota. Sólo la tocó dos veces y las dos fueron para sacar el balón del fondo de las mallas.

Raúl apareció para pasarle el brazalete a Casillas y ser sustituido por Drenthe. También entró De la Red por Guti buscando un revulsivo que nunca llegó. Robben le puso ganas y velocidad pero nadie le puso pelotas a sus cabalgadas y Van Nistelrooy estaba más sólo que la una en la punta del ataque blanco. Riazor sigue siendo territorio prohibido para el Madrid, Los Pajaritos para el Barça y a todo esto, el Atleti, líder.