lunes, 1 de septiembre de 2008

¡Mucho Depor, mucho Depor! [¡eh, eh!]

Dieciocho años. Son los que lleva el Madrid sin marcar un 2 en la quinela cuando juega en Riazor. Schuster quería romper la maldición del feudo gallego pero los sueños del alemán se quedaron en eso, en sueños.

A las primeras de cambio Mista ya puso el miedo en el cuerpo a los madridistas. Un centro de Laure lo remató el ex atlético y sólo el larguero evitó el tanto. Los fantasmas empezaban a sobrevolar Riazor, y es que diecisiete años sin ganar son muchos. Poco a poco el Madrid se iba sacando el miedo de encima y se lanzaba tímidamente al ataque con Robben al mando por la derecha y Raúl muy despistado cayendo una y otra vez en fuera de juego.

Los de Lotina se dedicaron a jugar su partido. Muy serios en defensa y rápidos a la contra con un más que incisivo Guardado y un Mista motivado por su pasado blanco intentando cazar balones en el área madridista. Mista seguía buscando balones. Intentó una chilena pero la zaga blanca sacó el esférico en el último suspiro. Pero tanto va el cántaro a la fuente que acaba por romperse.

Guardado, que fue el mejor del partido, la puso blandita. Mista se alzó entre los centrales y cabeceó picado para que Casillas sólo pudiera aplaudir su gran definición. Sobre la bozina Marcelo envió un balón al larguero tras un centro que desvió Sergio. Así llegamos al descanso con el aviso del Madrid y el buen juego desplegado por los blanquiazules.

Avisaba Marcelo y marcaba Van Nistelrooy. Después de un rechace de Lopo en la primera jugada tras la reanudación el 'killer' holandés puso las tablas en el electrónico de Riazor. Aún no habían fruncido el ceño los aficionados gallegos cuando Lopo devolvió la victoria a los suyos con un testarazo tras un córner botado por Guardado.

El inicio del segundo tiempo fue frenético, tras los goles de Van Nistelrooy y Lopo, a punto estuvo de unirse a la fiesta Diarra. Lo evitó una mano prodigiosa de Aranzubía a ras de hierba y lamiendo la madera. Riki sustituyó a Mista, pero a los trece minutos se rompió y entró en su lugar el mejicano Omar Bravo, quien seguró que dará mucho que hablar en esta Liga.

El Depor empezó a dormir el partido a base de tocar y tocar. Le gustaba tener el balón al equipo de Lotina, como hacía años que no se veía en Riazor. Guardado era un auténtico puñal por la banda izquierda y De Guzmán un pulmón con peluca en el centro del campo. Aranzubía hizo bien todo lo que tenía que hacer. Sin emabrgo, Casillas ni olió la pelota. Sólo la tocó dos veces y las dos fueron para sacar el balón del fondo de las mallas.

Raúl apareció para pasarle el brazalete a Casillas y ser sustituido por Drenthe. También entró De la Red por Guti buscando un revulsivo que nunca llegó. Robben le puso ganas y velocidad pero nadie le puso pelotas a sus cabalgadas y Van Nistelrooy estaba más sólo que la una en la punta del ataque blanco. Riazor sigue siendo territorio prohibido para el Madrid, Los Pajaritos para el Barça y a todo esto, el Atleti, líder.

3 comentarios:

Oliver F. Domínguez dijo...

el atleti líder con todo el merecimiento del mundo
espero que el barça se levante
y que el madrid no

eloy urarte dijo...

Yo espero que en la jornada 38 el líder siga siendo el mismo ;)

nofret dijo...

felicidades por la parte que te toque, el atletico madrid primero de la clasificación, ahí es nada (pero una flor no fa estiu diuen. De todos modos espero que, si no el primero, acabe la liga arriba de todo