lunes, 15 de septiembre de 2008

Sudor y sangre blanca

Tras el pitido del andaluz Paradas Romero, el Numancia dejó constancia que no venía a pasarse por el Bernabeu ni tampoco se avistaban autobuses en la portería defendida por Juan Pablo. A los seis minutos de juego el canterano azulgrana, Juan Carlos Moreno, cabeceaba a placer un centro medido de Barkero. Increíble la facilidad con la que pudo rematar el '10' numantino.

Los de Kresic se sacaron los complejos de encima tan sólo pisar el césped blanco y empezaron a arrancar 'olés' de los 2.000 numantinos desplazados al Bernabeu. Pero poco le duró la alegría al 'mata gigantes'. Guti anotaba el gol 5.000 en Liga para el Real Madrid. Un disparo desde fuera del area que tocaba en Boris y despistaba a Juan Pablo que sólo podía ver como el balón besaba las mallas numantinas.

El partido se convirtió en un ritmo frenético e imparable de fútbol vertical y goles. Higuaín puso a prueba a Juan Pablo tras un intento fallido de sombrero de Van Nistelrooy y entonces Barkero dio un golpe sobre la mesa. Desde unos veinte metros se sacaba un trallazo que salió arrán de césped y acabó en la misma escuadra de un más que atónito Casillas.

No habíamos llegado a la media hora e Higuaín volvía a hacer saltar la grada del Bernabeu con el cuarto gol de la tarde. Una asistencia magistral de Van Nistelrooy la controlaba el 'pipita' y definía a placer, y con clase. Poco después Van der Vaart, que se estrenaba en la Liga, también se estrenaba como goleador. Disparo seco y duro del holandés desde la izquierda del area.

El Madrid recuperaba el control del partido, la posesión y el dominio en el marcador. Lo aumentaba Cisma, en propia puerta, a falta de cinco minutos para el descanso. Guti botó un córner y el lateral soriano le regaló el cuarto a los blancos. Cuatro a dos en el electrónico y para los vestuarios.

Después de la tormenta siempre llega la calma. Pero la calma no tenía cabida hoy en el Bernabeu. Moreno le tenía ganas a los blancos por su pasado culé y avisó con un gran disparo que se fue lamiendo el poste de Casillas, que se quedó haciendo la estatua y resoplando aliviado.

A la siguiente jugada un libre directo botado por Moreno pasó por encima de la barrera para introducirse en la red de Casillas, que llegó a tocar pero no pudo evitar el recorte en el marcador del Numancia. No está fino Casillas que no paró una en Riazor y hoy sólo lo ha hecho para sacar el balón del fondo de la portería.

El Madrid mató el partido a base de toque y los de Kresic ofrecieron una resistencia numantina y a punto estuvieron de dar la campanada en el tiempo añadido con una asistencia de Pino que no llegó a rematar por centímetros Brit. Primeros tres puntos para los blancos en Liga y ovación por el gran partido del Numancia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como no recupere el tono Casillas, el Madrid lo va a pasar mal, muy mal. Creo que del Numancia se hablarán cosas buenas esta liga.
FU

Oliver F. Domínguez dijo...

iker es un crack, ay que darle tiempo, no siempre va a salvarlo todo.

el madrid y el barcelona lo van a pasar mal, creo yo.