domingo, 19 de octubre de 2008

Un derbi de capicúa


El fantasma del gol de Raúl de la pasada temporada a los 32 segundos de juego sobrevolaba el Calderón y Van Nistelrooy se convirtió en un caza fantasmas, porque sólo tardó 30 segundos en inaugurar el electrónico del derbi. El holandés cogió un balón en la esquina del área y con un gran disparo por el palo corto batió a Leo Franco.

El partido empezaba igual que la goleada en el Camp Nou (6-1) para el Atlético, pero por suerte para los colchoneros una 'bomba inteligente' de Sneijder la rozó con la manopla Leo Franco para que se estrellara en el larguero. Aún no se había cumplido el segundo minuto de juego.

Perea avisaba poco después que tenía ganas de irse a casa antes de hora con una patada a Raúl que le valía la amarilla. Mientras el '7' blanco se levantaba el Atlético intentaba despertarse de la pájara con la que está empezando todos los partidos, pero no había manera.

Van Nistelrooy anotaba el segundo para el Madrid en posición legal, aunque Clos Gómez no lo vio así y anuló el tanto del holandés. Tampoco subió el gol de Raúl, en un más que dudoso fuera de juego por suerte para los de Aguirre.

Perea hacía las maletas después de un codazo a Sneijder que le dejó la nariz sangrando al holandés. Roja directa para el colombiano. Aguirre tenía que mover banquillo si no quería hipotecar el partido.

El elegido fue Raúl García, aunque antes le dejó un recadito a Van Nistelrooy que Clos Gómez premió con la amarilla. Antonio López sustituyó a Raúl García y Van Nistelrooy se tomó la justicia por su mano cazando por detrás a Maniche. Eso sí, volvió la igualdad sobre el césped antes del descanso.

El 'cuatrivote' de Aguirre había sido un auténtico desastre y Simão acudió al rescate de las bandas rojiblancas en detrimento de Pernía. El inicio del segundo tiempo fue fulgurante. Aunque fue el Madrid el que con una doble ocasión, primero de Higuaín y después de De la Red quien casi amplía el marcador. Leo Franco hizo la actuación del partido.

Daba la impresión que la charla de Aguirre parecía surgir efecto en sus jugadores. La segunda parte fue totalmente rojiblanca, pero la pelota no quería entrar. El 'vasco' puso toda la carne en el asador y tiró la casa por la ventana entrando a Luis García en lugar de Ujfalusi, que se marchó tocado.

Raúl, que hoy jugaba su vigésimo cuarto derbi, se marchó entre pitos del Calderón dando entrada a Drenthe. Leo Franco volvió a salvar a los suyos en una contra finalizada por Higuaín y en la jugada siguiente, Simão puso al Calderón en pie. Falta directa botada a la perfección por el portugués que ponía las tablas en el marcador en el 90.

Clos Gómez dio seis minutos de añadido, y en el último suspiro, Heitinga perdió la cabeza y derribó a su recién entrado compatriota. Higuaín, que se estrenó como goleador blanco hace dos años ante el Atlético, cogió el balón y no perdonó. Silencio en el Calderón, tres puntos para el Madrid y la vuelta del 'pupas'.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya se hacía raro el no sufrir con el Atleti. A ver si recupera pronto el tono de las primeras jornadas. El Liverpool será un buen pagador de los "platos rotos".
FU

Oliver F. Domínguez dijo...

hay que ver, el Aleti con el Madrid sieeempre igual. una lástima, pero en fin. c'est la vie. A ver si por lo menos el equipo se levanta un poco que ha palmado contra todo lo que oliera a equipo grande.