jueves, 25 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad!

Haya crisis, cambio climático, llueva o nieve... ¡siempre nos quedará el fútbol!


¡Feliz Navidad a todos!



Send your own ElfYourself eCards

domingo, 21 de diciembre de 2008

Maillot azulgrana


Campeón de invierno a falta de tres jornadas para finalizar la primera vuelta. Así de fácil se puede resumir el juego del Barça en esta primera vuelta de Liga. El Barça ha culminado esta noche su 'Tourmalet' enfundándose el maillot de montaña, pero no es blanco a topos rojos, sino azul a topos grana.

Hacía un año que el Villarreal no claudicaba en El Madrigal y en las dos últimas temporadas el Barça había vuelto a la Ciudad Condal con el rabo entre las piernas de sus visitas amarillas. Pero este Barça está pulverizando récords uno detrás del otro. Hoy ha firmado su mejor arranque liguero de la historia superando al equipo de Rijkaard de la 04/05.

Henry fue de los mejores del partido. Estuvo muy activo y buscando portería hasta que fue sustituido a diez minutos del final por Cáceres, que se enfrentaba a su ex equipo, todo y no llegar nunca a enfundarse la camiseta amarilla ya que el año pasado jugó cedido en el Recreativo de Huelva.

A los dos minutos de juego, Henry, tuvo un mano a mano que no supo definir con Diego López, y diez minutos más tarde se marcó una jugada de la casa que acabó con el balón lamiendo la madera. Poco después Clos Gómez le señaló un fuera de juego inexistente que hubiera dejado al galo sólo de nuevo ante Diego López.

Rossi devolvió el protagonismo a los suyos con una cabalgada por la banda izquierda y un disparo que no entró de milagro. Se marchó rozando el poste ante la atenta mirada de Valdés. Después fue Diego López quien acaparó los flashes del Madrigal al realizar una de las mejores paradas de la Liga.

Sergio Busquets envió un obús desde veinte metros con destino a la escuadra izquierda del cancerbero gallego, pero el de Paradela aprovechó sus 196 centímetros para llegar incomprensiblemente al balón. Para quitarse el sombrero.

Tras el descanso el Villarreal salió con la pilas puestas, sobretodo Cani. El ex del Zaragoza aprovechó un pase al espacio de Rossi para plantarse sólo ante Valdés y definir con mucha sangre fría y exquisitez. La picó suavemente e inauguró el luminoso de Castellón.

Poco le duró la alegría a los amarillos. Keita se adelantó a la salida de Diego López en un centro de Dani Alves por la derecha y puso la testa para empatar el partido. Diez minutos después, Henry culminó su gran partido marcando el segundo de la noche. Otra asistencia más para Xavi y otro gol de Henry para la saca. El francés sólo tuvo que colocar el interior del pie para introducir el esférico en la portería amarilla. El Barça le daba la vuelta al marcador.

Pellegrini puso la carne sobre el asador y dio entrada a Nihat y Guille Franco en lugar de Rossi y Cani, los autores del gol castellonense. El mexicano y el turco fueron de lo mejorcito del segundo tiempo. La reacción del Villarreal llegó con la expulsión de Piqué por doble amarilla en cuatro minutos, aunque la segunda se la sacó de la manga Clos Gómez.

Con la superioridad en el marcador, el Villarreal se fue a por todas y no empató el partido de milagro. Primero fue Guille Franco quien en una jugada calcada al gol de Cani, le faltó el mismo resultado, porque su disparo se marchó por muy poco. Después fue Nihat, que con el tiempo cumplido perdonó sólo ante Valdés. Su derechazo se fue lamiendo la madera de nuevo y así acabó el partido, con el Barça campeón de invierno.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Destino Roma

19 de diciembre de 2008, Nyon (Suiza). Dieciséis equipos han comprado hoy su billete con destino Roma, previo paso por tres escalas, por partida doble, europeas. La primera escala se producirá el 24/25 de febrero y el 10/11 de marzo. En estas fechas se producirán los octavos de final de la Champions League. Una eliminatoria que promete dar espectáculo. Hace años que no recuerdo una ronda tan apasionante.

Las manos del Secretario General de la UEFA, David Taylor, acompañado de Bruno Conti, ex entrenador y jugador de la Roma y campeón del mundo con Italia en 1982, han sido las elegidas para dar a conocer los emparejamientos que han dejado muchas 'finales' y un especial duelo entre Italia e Inglaterra, puesto que habrá tres enfrentamientos entre ambos países.

Los equipos españoles han tenido una suerte dispar. Posiblemente el mejor parado sea el Villarreal, al que le ha tocado el Panathinaikos de Ten Kate. La 'cenicienta' del toreno es un arma de doble filo. A priori parece un rival asequible, peor no hay que olvidar que ganó en San Siro al Inter, con un solitario gol de Sarriegi, y quedó primero de grupo.

Lo más destacado del conjunto heleno es su entrenador, Ten Kate, y algunos jugadores como el defensa español Sarriegi, el ex del Arsenal y pulmón del equipo Gilberto Silva, el liderazgo de Karagounis, la clase del austríaco Ivanschitz y la pólvora de Mantzios que ya lleva tres goles. Aunque el mejor aliado de los giregos será el factor campo al jugar la vuelta en el infierno heleno.

El Atlético de Madrid tampoco se puede quejar. El segundo más accesible sobre el papel, el Oporto. Un histórico de Europa en horas bajas. Los lusos ganaron su segunda Champions hace cinco años y desde entonces no ha pasado de los octavos de final. Colchoneros y lusos sólo se han enfrentado en una ocasión, fue en los dicesiseavos de la Copa de Ferias 63/64, que se llevó el conjunto rojiblanco.

La dupla argentina del Oporto es su mejor arma. Lucho González, que estuvo en la órbita rojiblanca el pasado verano, y sobretodo Lisandro López, máximo goleador de la competición empatado con Messi y Benzemá con cinco tantos. El morbo lo pondrán Paulo Assunçao y Maniche que volverán a enfrentarse a sus ex-compañeros.

El Barcelona también ha salido bien parado del sorteo. Sus rivales podían ser Inter, Chelsea, Arsenal y Olympique de Lyón y el regalo de cumpleaños de Benzemá, hoy cumple 21 años, ha sido jugar contra los azulgranas.

En estos momentos el Barça es muy superior a cualquier equipo, pero no debe subestimar el potencial de los franceses. Lloris es el sustituto de Coupet bajo palos, y de momento sigue siendo una promesa más que una realidad. Cris, Clerc, Grosso y Revellière o incluso Boumsong no es una mala retaguardia, pero tampoco lo es buena. En el centro del campo ya empieza la calidad con Makoun, Bodmer, Kim Källsttom y un Juninho Pernambucano de capa caída. Pero el peligro llega cuando miramos arriba: Karim Benzemá acompañado del reamte Fred o la velocidad de Kader Keita.

El 'coco' se lo ha llevado el Real Madrid. El Liverpool de Rafa Benítez, declarado madridista públicamente, con Fernando Torres como máximo estilete que bien seguro querrá dar una alegría a su ex afición eliminando al máximo rival. Curiosamente sólo se han enfrentado una vez y fue en la final de la Copa de Europa de 1981 que se llevaron los 'reds' con este gol de Kennedy.

El resto de eliminatorias están marcadas por la rivalidad Inglaterra - Italia. Chelsea - Juventus, Manchester - Inter y Arsenal - Roma. Tres partidos que bien podrían ser la misma final de la Champions. Por último nos queda el Sporting de Lisboa - Bayern de Munich, donde salvo milagro, sólo queda esperar el rival de los alemanes en los cuartos de final.

lunes, 15 de diciembre de 2008

13D, tocado y hundido



Una docena de puntos. Ese es el resultado del gran clásico. Un derbi pasado por agua en todos los sentidos. Primero por la lluvia que cayó toda la noche en el Camp Nou y después por el sin sabor con el que transcurrió el partido hasta los últimos diez minutos de juego. Se esperaba mucho del Barça en este clásico. Se esperaba mucho del Barça porque está aun nivel inalcanzable y el Madrid llegaba al Camp Nou herido casi de muerte.

El Madrid saltó al césped del Camp Nou como un equipo pequeño. Embotellado atrás y saliendo a la contra. Un planteamiento un tanto discutible para todo un Real Madrid. Es verdad que si le juegas de tú a tú a este Barça saldrás con una goleada, pero puestos a perder es mejor morir matando.

Con una contra pudo dar la campanada el conjunto blanco. Drenthe se plantó sólo ante Valdés pero Valdés adivinó la intención del holandés. Si Drenthe hubiera sido Van Nistelrooy no habría fallado, pero tampoco habría llegado al balón porque la velocidad del lateral izquierdo es endemoniada.

Valdés y Casillas fueron los mejores del partido sin lugar a duda. El de Hospitalet hizo dos intervenciones vitales: la de Drenthe y una más increíble aún sobre el canterano Palanca. Ahi se acabaron las opciones del conjunto de Juande Ramos.

Casillas le sacó un par de latigazos a Messi y le paró un penalti a Eto'o, pero no le sirvió de nada, porque su defensa no defendió un balón por alto que el camerunés metió a trancas y barrancas a falta de siete minutos. Para más INRI sólo tuvo un uno contra a uno con Messi y el resultado fue Cannavaro estampado en el palo intentando evitar un golazo del argentino anunciando el jaque mate de la partida.

El Barça mejoró muchísimo con la entrada de Sergio Busquets en detrimento de un inoperante Gudjohnsen. Con el canterano sobre el verde los azulgrana aclaraon ideas y fue él quien provocó la pena máxima que después erró Eto'o.

Aunque lo mejor no fue ni la parada de Casillas, ni las intervenciones de Valdés. Tampoco fue la garra de Eto'o ni la clase de Messi. Ni si quiera fue la apuesta por la cantera de Guardiola con Busquets ni de Juande con Palanca y Javi García. Lo mejor del partido fue verlo en la planta 29 del Hotel Arts de Barcelona tumbado en la cama delante de un televisor de plasma y con una compañía inmejorable. Gracias Marta.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Locura en el Bernabéu


¿Cómo le explicarías a un extraterrestre qué es el fútbol? Enseñándole el Madrid - Sevilla de esta noche. Ningún manual ni libro sobre fútbol puede explicar más y mejor el deporte rey que el partido que se ha visto hoy en el Santiago Bernabéu. Goles, paradas milagrosas, faltas, polémica arbitral, expulsiones, pitidos y aplausos. Todo revuelto y servido en 90 minutos llenos de intensidad.

Los de Schuster han salido como una exhalación. A por todas. Y no le quedaba otra, porque de no ganar llegaba al gran clásico del próximo sábado a nueve puntos del Barça. Y así ha sido. Robben y Van der Vaart han buscado la portería de Palop antes de que el cronómetro marcara el primer minuto. Pero nada más lejos de la realidad.

Adriano ponía las cosas en su sitio tan sólo un minuto después. Un centro de Navas, una mala salida de Casillas y un balón que ha pasado entre las piernas de todo el mundo ha acabado en el fondo de las mallas e inaugurando el electrónico del Bernabéu.

Poco antes de los veinte minutos de juego, Raúl ponía las tablas en el marcador. Una falta botada por Guti la remataba con la cabeza el capitán blanco ajustando el balón a la cepa del primer palo.

Jesús Navas, que ha sido una pesadilla para Marcelo, ha provocado la quina amarilla del brasileño que le impedirá estar en el derbi. La falta la ha botado Renato y Romaric, con la cabeza, ponía el uno a dos. Una calcomanía del gol de Raúl.

Antes del descanso Kanouté hacía el tercero de los hispalenses. Un buen centro de Fernando Navarro lo remataba Renato y el balón, tras pegar en Cannavaro, se quedó a los pies de Kanouté que definió con mucha sangre fría. González Vázquez pitaba el final del primer tiempo y la grada del Bernabéu pitaba a los suyos y pedía la dimisión de Calderón.

El inicio del segundo tiempo empezó con más estopa que fútbol. En diez minutos, tres tarjetas amarillas. Después la estopa se convirtió en una última media hora de auténtica locura. El Sevilla, que estaba dominando el partido, jugando bien al fútbol, al primer toque y llegando bien se ha dejado empatar en tan sólo un minuto.

Antes Escudé ha hecho un posible penalti sobre Higuaín que el colegiado no ha visto. El argentino se ha tomado la justicia por su mano, pero a su manera. Se ha marchado sólo en diagonal y ha cruzado el balón al segundo palo fuera del alcance de Palop.

Pocos segundos después llegaba la igualada de Gago. Una falta botada por Guti la remataba con la testa el argentino para anotar su primer gol con la elástica blanca. Ahí ha empezado el asedio blanco y el partidazo de Palop.

Robben lo probaba con un zurdazo de fuera del área seco y Palop lo desviaba con problemas. Los mismos de Casillas para salvar 'in extremis' el gol de Jesús Navas. El cancerbero sevillista volvía a salvar a los suyos al evitar un gol cantado de Raúl con una mano impresionante y después rozaba un disparo de Robben para enviarlo al palo.

La polémica ha llegado con un penalti clamoroso de Palop sobre Higuaín que se ha comido González Vázquez. La jugada ha finalizado con la segunda amarilla para Robben por protestar y ha cavado la tumba blanca.

Con un hombre menos, los de Schuster no han dejado de atacar y han descuidado la retaguardia para enmendarse a la épica. Pero en el fútbol no sólo cuenta la casta y Renato ha dejado constancia de ello. Un centro de Kanouté lo ha rematado al fondo de las mallas el brasileño y deja al Madrid a nueve puntos del Barça en vísperas del gran derbi, donde "no es posible ganar", afirma el técnico teuton.