domingo, 21 de diciembre de 2008

Maillot azulgrana


Campeón de invierno a falta de tres jornadas para finalizar la primera vuelta. Así de fácil se puede resumir el juego del Barça en esta primera vuelta de Liga. El Barça ha culminado esta noche su 'Tourmalet' enfundándose el maillot de montaña, pero no es blanco a topos rojos, sino azul a topos grana.

Hacía un año que el Villarreal no claudicaba en El Madrigal y en las dos últimas temporadas el Barça había vuelto a la Ciudad Condal con el rabo entre las piernas de sus visitas amarillas. Pero este Barça está pulverizando récords uno detrás del otro. Hoy ha firmado su mejor arranque liguero de la historia superando al equipo de Rijkaard de la 04/05.

Henry fue de los mejores del partido. Estuvo muy activo y buscando portería hasta que fue sustituido a diez minutos del final por Cáceres, que se enfrentaba a su ex equipo, todo y no llegar nunca a enfundarse la camiseta amarilla ya que el año pasado jugó cedido en el Recreativo de Huelva.

A los dos minutos de juego, Henry, tuvo un mano a mano que no supo definir con Diego López, y diez minutos más tarde se marcó una jugada de la casa que acabó con el balón lamiendo la madera. Poco después Clos Gómez le señaló un fuera de juego inexistente que hubiera dejado al galo sólo de nuevo ante Diego López.

Rossi devolvió el protagonismo a los suyos con una cabalgada por la banda izquierda y un disparo que no entró de milagro. Se marchó rozando el poste ante la atenta mirada de Valdés. Después fue Diego López quien acaparó los flashes del Madrigal al realizar una de las mejores paradas de la Liga.

Sergio Busquets envió un obús desde veinte metros con destino a la escuadra izquierda del cancerbero gallego, pero el de Paradela aprovechó sus 196 centímetros para llegar incomprensiblemente al balón. Para quitarse el sombrero.

Tras el descanso el Villarreal salió con la pilas puestas, sobretodo Cani. El ex del Zaragoza aprovechó un pase al espacio de Rossi para plantarse sólo ante Valdés y definir con mucha sangre fría y exquisitez. La picó suavemente e inauguró el luminoso de Castellón.

Poco le duró la alegría a los amarillos. Keita se adelantó a la salida de Diego López en un centro de Dani Alves por la derecha y puso la testa para empatar el partido. Diez minutos después, Henry culminó su gran partido marcando el segundo de la noche. Otra asistencia más para Xavi y otro gol de Henry para la saca. El francés sólo tuvo que colocar el interior del pie para introducir el esférico en la portería amarilla. El Barça le daba la vuelta al marcador.

Pellegrini puso la carne sobre el asador y dio entrada a Nihat y Guille Franco en lugar de Rossi y Cani, los autores del gol castellonense. El mexicano y el turco fueron de lo mejorcito del segundo tiempo. La reacción del Villarreal llegó con la expulsión de Piqué por doble amarilla en cuatro minutos, aunque la segunda se la sacó de la manga Clos Gómez.

Con la superioridad en el marcador, el Villarreal se fue a por todas y no empató el partido de milagro. Primero fue Guille Franco quien en una jugada calcada al gol de Cani, le faltó el mismo resultado, porque su disparo se marchó por muy poco. Después fue Nihat, que con el tiempo cumplido perdonó sólo ante Valdés. Su derechazo se fue lamiendo la madera de nuevo y así acabó el partido, con el Barça campeón de invierno.

3 comentarios:

Albert dijo...

El Barça ha conseguido una victoria muy importante. Es cierto que el Villarreal desperdició oportunidades clarísimas, pero los de Guardiola lucharon para amarrar la victoria.
Que sigan los récords!

Que vagi bé!

Anónimo dijo...

Nadie dice nada del penalti a Etoo??? Fue clamoroso!!! El árbitro se cagó....si pensaba que era cuento, tenía que haberle sacado tarjeta, pero es que fué un penaltooon.
FU

Oliver F. Domínguez dijo...

y la expulsión de piqué ¬¬

pero en fin ganó el barcelona que es lo que cuenta y se distancia un montón. Menuda primera vuelta, quien lo iba a decir después de palmar en Los Pajaritos y empatar en casa con el Racing...