sábado, 8 de agosto de 2009

Adiós Dani


De nuevo, se nos va de una manera injusta un gran jugador. Hace dos años se nos iba de las manos la vida de Antonio Puerta. Hoy se ns ha ido Dani Jarque, capitán del RCD Espanyol. La Liga queda huérfana de uno de los mejores centrales nacionales del campeonato y su club se queda sin su flamante capitán y con un gran dolor en su corazón.

Mi más senido pésame para toda la familia perica. Descansa en paz y gracias por todo tú fútbol.

domingo, 31 de mayo de 2009

¡Todos a una, sígue Osasuna!


Esta tarde Osasuna se jugaba la permanencia junto a Betis, Getafe, Valladolid y Sporting. En condiciones normales, los rojillos deberían haber sido carne de cañón al jugarse la categoría ante el Real Madrid. Sus rivales se hubieran frotado las manos dando a los de Camacho por descendidos. Ppero esta vez, los navarros, lo tenían todo de cara.

Los blancos acumulaban cuatro derrotas consecutivas, con Juande Ramos más que sentenciado y Pellegrini sonando como sustituto y con Florentino Pérez esperando a mañana para convertirse de nuevo en presidente del Real Madrid. En resumen, unas condiciones más que propicias para que Camacho dejara a Osasuna un año más en Primera.

El técnico rojillo ya lo avisó ayer: "No creo que el Madrid venga aquí a matarse". Dicho y hecho. Ni si quiera el gol inicial de Higuaín pareció complicarle las cosas a Osasuna. Un gran pase de Lass lo recogió el argentino y tras un quiebro adelantó a los suyos en el marcador.

Poco le duró el susto a los navarros, porque Plasil se sacó de la manga un zapatazo desde fuera del área para firmar las tablas en el marcador. Ersen Martin adelantó al Recreativo en El Molinón y sacaba a Osasuna del descenso en detrimento del Sporting.

Aún se ponían mejor las cosas para Osasuna tras el descanso. Míchel Salgado, en el que podría haber sido su último partido con la camiseta blanca, vio la roja directa tras derribar a Plasil en el borde del área.

Casillas evitó el segundo de Osasuna tras un remate de Nekounam y el miedo sobrevoló el Reyno de Navarra con el gol de David Barral en El Molinón, porque ponía a Osasuna en descenso y salvaba a los asturianos.

Pero la tarde iba a ser bondadosa con Osasuna y en el mismo instante que Barral anotaba para el Sporting, también lo hacía Juanfran con una volea espectacular desde fuera del área y volvía a poner a los de Preciado en el descenso.

En la guerra por la salvación el Madrid era un invitado de lujo, que ni pinchaba ni cortaba, muy a pesar de los rivales directos de Osasuna. Y entonces entró en escena el Betis de Lopera. Luis Morán dio la victoria al Sporting y condenó a los béticos al descenso.

Plasil tuvo la sentencia, pero su cabezazo se estrelló en el larguero. Eso sí, en ningún momento el Madrid dio señales de vida, y mucho menos de darle la vuelta al marcador. Huntelaar entró sustituyendo a Robben y no realizó una gran carta de presentación para Florentino Pérez, porque fue expulsado por doble amarilla.

El Madrid acabó desquiciado, con nueve jugadores, sin orgullo, sumando su quinta derrota consecutiva y con ganas de que Florentino devuelva la ilusión a un equipo roto que ha tenido que sufrir el mejor año de la historia del Barcelona.

Osasuna acabó enloqueciendo junto a su afición, por conseguir la permanencia. No pudo ser mejor la despedida de su gran capitán. Cruchaga colgó las botas tras el pitido final de Teixera Vitienes y dejando a los suyos en la élite del fútbol español.

domingo, 10 de mayo de 2009

Estalla Mestalla


El Valencia ha dado un pase de gigante para estar presente en la próxima edición de la Champions League. Los de Unai Emery Han pasado por encima de un Real Madrid muy poco ambicioso. Es verdad que los blancos perdieron mentalmente la liga la pasada jornada en la histórica goleada (2-6) ante el FC Barcelona, pero hoy no han demostrado ningún tipo de orgullo.

La segunda equipación del Real Madrid le ha venido ni que pinta, porque los de Juande Ramos hoy iban de luto. Se esperaba un poco más de casta y orgullo, lo único que ha ofrecido el equipo en todo el año. Pero en vez de eso, se ha dejado pisotear por un muy buen Valencia que ha jugado un gran partido.

Hoy se cumplían cinco años desde que el Valencia ganó su última Liga y lo han celebrado por todo lo alto. Incluso el frío y exigente público valenciano ha gozado de los suyos y se ha animado a hacer la ola y cantar el ya mítico "eo, eo, eo, esto es un chorreo". Con un contundente tres a cero se ha desecho con pasmosa facilidad de un equipo muerto y que necesita una renovación por completo.

El Madrid notó en exceso la baja de Lass, por un proceso gripal, y no tuvo presencia alguna en el centro del campo. El canterano Javi García fue el acompañante de un Gago de capa caída. El argentino está en un momento de forma muy bajo y ha sido un fantasma sobre el verde de Mestalla, como ya lo fue en el Bernabéu ante el Barcelona o en Anfield ante el Liverpool.

Casillas empezó muy bien la noche sacando un balón que parecía gol al 'Pipo' Baraja. El cancerbero blanco parecía ser el único hombre del equipo al que aún le escocía la humillante derrota ante el Barcelona, pero acabó teniendo un error garrafal en el segundo gol.

El ex madridista Mata fue el primero en perforar la red del portero de la selección española. Una gran jugada al primer toque entre Silva y Villa acabó en las botas del 'matador' que rebentó el balón a un metro de Casillas e inauguró el electrónico.

El segundo llegó de las botas de Silva. O mejor dicho, de las manos de Casillas. El disparo del volante canario desde fuera del área se lo comió Casillas. No puso con la fuerza suficiente la manopla y el disparo de Silva se coló en las mallas.

El Madrid seguía jugando a nada. Sin ningún tipo de intención de lavar lo más mínimo su imagen. Seguro que Florentino Pérez ha tomado buena nota de ello de cara a las próximas elecciones. Por su parte, el Valencia seguía desplegando un muy buen fútbol, cómo si se hubiera estudiado a fondo el vídeo del Madrid-Barça.

La puntilla final la puso Baraja con un auténtico golazo. El tercero de la noche. Un buen centro de Pablo Hernández le llegó franco al ex atlético, que empalmó una volea espectacular desde fuera del área que se coló escorada por el palo derecho de Casillas.

El Madrid ha puesto en bandeja el alirón que podría celebrar mañana el Barcelona si gana al Villarreal. El Valencia sigue colocado en la cuarta posición y la semana que viene tendrá un partido vital en el Vicente Calderón, con la importante baja por acumulación de tarjetas de Silva, que además ha abandonado el partido de hoy tocado.

sábado, 2 de mayo de 2009

Juego, set, partido y Liga

7 de mayo de 2008. Real Madrid 4 - FC Barcelona 1. El conjunto de Rijkaard sufría una doble humillación; primero al tener que hacerle el pasillo al Madrid de Schuster y después encajar una goleada que el alemán calificó de "cuando tienes posibilidad de golear, hay que aprovecharla".

2 de mayo de 2009. Real Madrid 2 - FC Barcelona 6. El conjunto de Pep Guardiola da un golpe de autoridad mayúsculo en el escenario propicio. Es humillante hacer el pasillo al eterno rival, pero aún lo es más caer en tu propio feudo, jugándote la Liga y con la mayor goleada encajada de toda la historia. Sólo ha pasado un año entre un derbi y el otro. Lo que es el fútbol.

Se las prometían muy felices los vigentes campeones de Liga. La prensa madrileña había puesto a hervir la olla a presión e incluso la Cibeles estaba preparada para la fiesta blanca. Parecía imposible que el Madrid no ganara el derbi y le diera un vuelco a esta Liga, que siempre ha sido del Barça. El mural desplegado por la hinchada madridista rezaba el mítico espíritu de Juanito: "Hasta el final". Y así fue, en el Bernabéu se acabó la Liga con un Barça estratosférico desplegando, probablemente, el mejor fútbol de toda la historia.

Guardiola salió con toda la carne en el asador. Fue valiente y apostó por sentenciar la Liga antes que pensar en la dificilísima vuelta en Stanford Brigde que le espera el próximo miércoles. La jugada no le pudo salir más redonda. Goleada en casa del eterno rival, Liga sentenciada y un juego espectacular.

Higuaín sembró la duda en Can Barça y la euforia en Chamartín al adelantar a los suyos a los trece minutos de juego. Sergio Ramos se deshizo con facilidad de Abidal y sacó un centro medido para que el 'Pipita' la empujara con la testa al fondo de las mallas. Parecía que el Madrid iba a calentar la Liga. Pero nada más lejos de la realidad.

Dos minutos tardó Messier Henry en dejar ver su clase y volver a demostrar que es como el ave Fénix y ha renacido de sus cenizas de gunner. Un pase excepcional de Messi, que no llega a despejar de tijera Ramos, le queda a los pies del francés que define excelentemente con el interior.

Puyol, el capitán, quiso aguar la fiesta de la Comunidad de Madrid y lo hizo por partida doble. Anotó el segundo tanto azulgrana y se sacó el brazalete de capitán y besó la senyera. Una imágen que será más recordada que los cortes de manga de Giovanni sin duda alguna.

Messi, que se estrenaba en el Bernabéu, firmó el tercero con el que se llegó al descanso. Xavi, sin lugar a duda el mejor jugador del partido, le robó la cartera a Lass. El balón llegó a las botas del astro argentino, que no perdonó ante Casillas.

Tras el descanso, el Madrid volvió a golpear en una de sus estocadas basadas en la raza y el orgullo. Sergio Ramos cabeceó al fondo de las mallas un saque de falta botado por Robben. Era el 2 a 3 y poco se imaginaban los de Juande cuál iba a ser el desenlace de la contienda.

Dos minutos más tarde, como en el primer tanto madridista, Henry volvió a poner las cartas sobre la mesa. Con un sutil toque elevó lo justo el cuero para que Casillas no llegara. El balón entró lentamente para regocijo de los aficionados culés que se aglutinaron en el Bernabéu. La liga era suya.

Messi volvió a meter el dedo en la llaga. Un pase excelente al hueco de Xavi llegó al argentino, que primero amagó y después anotó el quinto de la noche. La afición blanca empezaba a desfilar, y es que la humillación era máxima y eso que aún faltaba la guinda de un impresionante Piqué.

El central canterano, que está en un momento de forma expléndido, redondeó la noche con el sexto tanto histórico en el Bernabéu. Piqué se puso la camiseta de Eto'o y cuando parecía que iba a hacer el pase atrás, con Casillas y Cannavaro ya vendidos, se sacó un recurso de delantero centro puro y coló el balón pegado al primer palo. Sublime.

Seis veces pasaron en el plus el spot de Mahou de Casillas ofreciéndose para la gente que ha perdido el gol y seis goles encajó el mejor portero de mundo. Si el fútbol fuera justo, el Madrid debería haber hecho el pasillo a los azulgranas al finalizar el partido, porque sobre el campo ya fueron humillados y sólo pudieron quitarse el sombrero ante tal espectáculo.

jueves, 23 de abril de 2009

Fútbol en estado puro


Excelso, eminente, de elevación extraordinaria. Se dice especialmente de las concepciones mentales y de las producciones literarias y artísticas o de lo que en ellas tiene por caracteres distintivos grandeza y sencillez admirables. Así define la Real Academia Española el adjetivo sublime. Y así hay que definir el juego del Barça.

"Vayan pasando" es lo que deben pensar los jugadores azulgranas cada vez que saltan al césped. Los rivales van cayendo uno a uno y sin posibilidad alguna de plantarle cara a un equipo que va camino de convertirse en un referente histórico. A los contrarios no les queda otra que quitarse el sombrero y aplaudir el fútbol en estado puro que despliega el único aspirante al triplete de Europa.

No estaba el mejor jugador del mundo ni el gran capitán, pero estaban los dos auténticos motores de éste equipo y vaya que si estaban, porque hoy el Barça ha hecho uno de los partidos más completos de toda la temporada, y enfrente no estaba el colista precisamente. Enfrente estaba un Sevilla que saltó a un Camp Nou llenó a rebentar con Kanouté, Renato y Duscher en el banquillo y sin Palop ni Adriano por sanción. La prioridad de Jiménez quedó clara: el partido importante es el del fin de semana ante el Real Madrid.

Dos minutos es lo que necesitó Iniesta para dejar claro que es uno de los mejores jugadores del planeta. El sólo condució el balón y con una clase magistral colocó el balón con el interior en la misma escuadra. Un gol de auténtico crack. El Sevilla intentó reaccionar con la única jugada de peligro que realizó en los 90 minutos. Un centro medido de Capel lo remató sin fortuna Jesús Navas. Pudo ser el empate a uno, pero llegó el segundo del Barça.

Pared de magos entre Xavi e Iniesta y el manchego se la sirve en bandeja a Eto'o para que supere su mejor marca goleadora en Liga (27 goles). Eso sí, la presión de Villa por la lucha del pichichi y la bota de oro le está pasando factura a la pantera indomable, porque hoy se pudo hinchar y desperdició tres clarísimas oportunidades, la última sólo ante el debutante Varas.

La máquina azulgrana está muy bien engrasada y prácticamente las piezas juegan solas. Ante un rival así es casi imposible plantarle cara y eso es lo que le pasó al Sevilla. Se limitó a aplaudir el juego del líder y a disfrutar del espectáculo. Como por ejemplo, el tercer gol de la noche.

Para definir una jugada al primer toque, de calidad y sencillez no hay mejor muestra que el gol de Xavi de esta noche en el Camp Nou. Henry para Eto'o, Eto'o para Iniesta, Iniesta para Xavi y el mejor jugador de la Eurocopa no perdona desde fuera del área. Espectacular. Se suele decir que la suerte de los campeones y eso es lo que le pasó a Henry. Jugada magistral del astro francés, que hoy disfrutó e hizo desfrutar con su fútbol, y cuando intentaba buscar a Eto'o, le salió un balón directo al segundo palo para poner el punto final en el marcador electrónico.

¿Messidepencia? Más bien futboldependencia, porque este equipo sólo sabe jugar al fútbol y lo eleva al mayor de los sentidos. Ver un partido de este Barça es un auténtico espectáculo.

sábado, 18 de abril de 2009

Espectáculo y sufrimiento


"Espero que no juegue Iniesta". Así de contundente se mostró Víctor Muñoz hace dos días pensando en el partido de esta noche en el Coliseum Alfonso Pérez ante el todo poderoso Barcelona. Más claro no pudo ser el ex del Barça cuando se refirió a uno de los grandes motores del conjunto de Guardiola.

Y no le faltaba razón, porque el manchego se ha marcado un auténtico partidazo. Eso sí, tampoco ayudaba dejar en el banquillo a Uche, Granero y Albín si esperaba sacar algo positivo de la visita del líder.

No las tenía todas consigo Guardiola porque no dio descanso a ninguno de sus titulares. Tampoco lo hizo en la vuelta de cuartos de final de la Champions, con la eliminatoria sentenciada, ante el Bayern de Múnich. Guardiola no quiere ningún susto, porque quiere firmar una temporada de ensueño con este equipo. Futbolísitcamente ya lo ha logrado y sólo queda firmarlo con títulos, y el triplete es posible.

El Getafe confiaba en la estadística. El año pasado ya le ganó en Liga en el Coliseum (2-0) Ese año empató en el partido de ida en el Camp Nou (1-1) y hace dos años le remontó las semifinales de la Copa del Rey (4-0) humillando al conjunto entonces dirigido por Rijkaard. Pero este Barça está imparable y hoy ha batido un nuevo récord: 12 victorias consecutivas a domicilio en Liga.

La primera mitad fue un puro espectáculo futbolístico con un solo color, el azulgrana. O mejor dicho, el amarillo, ya que el Barça se enfundó la camiseta suplente ante el azulón del Getafe. Eso sí, más que amarillo parecía dorado, como el juego de Guardiola. Vale su peso en oro ver un partido como el que ha realizado en el primer tiempo el Barça.

Se han agotado los adjetivos para definir el juego que sabe desplegar el conjunto azulgrana. Con una tripleta de ensueño formada por el pichichi de la Liga, un renacido Henry y el mejor jugador del mundo. A eso hay que sumarle a dos mentes prodigiosas como son las de Xavi e Iniesta y la consistencia que aporta en la medular Sergio Busquets. Y no hay que olvidar la gran temporada del hijo pródigo Piqué, el carácter y solideza que aporta Puyol y no hace falta decir nada de Dani Alves.

Fue la noche de Stojkovic, cosa que no puede decir Henry. Hasta cuatro claras ocasión de gol tuvo el francés que no supo materializar. El serbio también le sacó un balón imposible a Messi que se colaba por la misma escuadra y una espectacular tijera de Piqué a bocajarro.

Hoy se cumplían dos años exactos del maradoniano gol que Messi anotó ante el Getafe en el Camp Nou y lo quiso celebrar anotando su veinteavo gol en Liga y dándole tres puntos de oro al conjunto azulgrana. La jugada, como no, made in Barça. Eto'o se la dio a Xavi, el mejor de la Eurocopa la cede al mejor del mundo y éste sienta a tres getafenses y la cruza fuera del alcance de Stojkovic.

El arbitraje de Turienzo Álvarez fue deleznable. Un dudoso penalti sobre Eto'o no pitado es perdonable, pero el de Mario a Messi era de libro. Tampoco acertó en anular el segundo gol de Messi por un inexistente fuera de juego y le perdonó la segunda amarilla a Contra por una dura falta sobre Busquets.

En la segunda mitad, las fuerzas se igualaron. El cansancio hizo mella en los jugadores azulgranas clasificados para las semifinales de la Champions. El Getafe quiso abordar el barco azulgrana dando entrada al pirata Granero, más tarde entró Albín y luego Uche. Seguramente con los tres de inicio la película habría sido de otro color.

La más clara para los azulones la tuvo Cortés con un centro envenenado que salvó Valdés chocando contra la madera y a punto estuvo de dar un susto Manu del Moral tras un gran centro de Soldado que desvió providencialmente y por milímetros Márquez. Eto'o pudo sentenciar con el tiempo cumplido, pero sólo ante Stojkovic la mandó al poste. Al final el fútbol fue justo. Ganó el mejor.

domingo, 5 de abril de 2009

El 'pipita' de oro


Esta noche el Málaga estrenaba una camiseta en conmemoración a los 25 años del histórico 6-2 que le endosó al Real Madrid. Una camiseta con los colores albiazules que durante décadas fueron el símbolo de los boquerones, que hoy no ha servido para evitar la sexta victoria a domicilio de los de Juande Ramos.

La segunda equipación que ha utilizado esta noche el Madrid era una metáfora de como se preveían las cosas esta noche en La Rosaleda con un equipo muy mermado debido al 'virus FIFA'. Robben, Marcelo, Lass y Cannavaro no pudieron participar, y eso propició la oportunidad que tanto ha pedido esta semana Van der Vaart, aunque no sirvió para que Guti jugara, ni siquiera después de pasarse todo el segundo tiempo calentando.

Los malagueños llegaban al choque después de la humillante derrota en el Camp Nou la pasada jornada (6-0) con el orgullo herido y salieron mucho más enchufados en el partido. De hecho, la primera ocasión del encuentro la tuvo Adrián, tras una chilena fallida de Baha.

La primera mitad fue bastante descafeinada, por no decir lamentable. El Madrid no daba tres pases seguidos y lo más destacable fue el pique que se llevaron Miguel Torres y Eliseu, que acabó con el portugués tocado y sustituido en el segundo tiempo por Luque.

Undiano Mallenco le perdonó la segunda amarilla a Sneijder tras tocar el balón con la mano. La grada malgueña echó al vuelo los pañuelos, pero el holandés siguió sobre el verde. Eso y una ocasión de Higuaín fue lo único destacable de los primeros 45 minutos.

Cinco minutos tras el descanso llegó el momento decisivo del partido. Higuaín, sacó la clase argentina que lleva en la sangre para darle los tres puntos al Madrid. El 'pipita' cogió el balón en su propio campo, se deshizo de dos boquerones por velocidad y con un impresionante cambio de ritmo y cruzó a la perfección el balón fuera del alcance de Goitia.

Tras el gol del argentino el partido entró en una fase de locura y el Madrid fue el mejor parado. Van der Vaart probó una vaselina espectacular pero se fue por muy poco. Adrián dio la réplica sentando a Gago y soltando un zarpazo que fregó la escuadra y más tarde, Baha tuvo el empate que salvó milagrosamente Casillas.

A partir de ese momento la gran estrella del partido fue Goitia. El portero vasco salvó a los suyos de una goleada mucho mayor. Primero evitó el segundo tanto de Higuaín. Después le paró un cabezazo a Sergio Ramos y más tarde una vaselina sutil del 'pipita'.

El argentino pecó de individualista en la mejor jugada de todo el partido. Una jugada al primer toque que acabó en los pies del goleador de la noche, que quiso cubrirse de gloria y no se la dio a Van der Vaart que estaba en el segundo palo.

Con esta victoria, los de Juande siguen invictos en la segunda vuelta y mantiene los seis puntos de diferencia con el Barcelona, que también ha ganado por la mínima en el Nuevo Zorrilla gracias al gol de Eto'o.

domingo, 22 de marzo de 2009

La 'caza' de Hugo


Hugo Sánchez era el gran protagonista del partido antes del pitido del valenciano Mateu Lahoz. El 'macho' regresaba a la que fue su casa con un claro objetivo: ser el primero en vencer al Real Madrid en 2009 y dejar de ser el peor equipo visitante junto al Numancia. No lo consiguió.

La baja obligada de Negredo, por contrato y por la quinta tarjeta que provocó la semana pasada ante el Barcelona, ha sido un handicap demasiado alto para los almerienses que han sido inocuos en ataque. Solamente Mané por la banda izquierda creaba un poco de peligro, pero poco más.
La primera parte ha sido de lo más aburrido que llevamos de Liga. Hoy ha quedado patente que a las estrellas también les gusta hacer la siesta, porque ambos conjuntos se han pegado 45 minutos dormitando por el campo. El calor y jugar a las cinco de la tarde no han favorecido al espectáculo.

Sólo el gol de Marcelo a los veinte minutos de juego es lo que se ha podido salvar del primer tiempo. Tras un rechace en el área andaluza, el cuero le llegó al brasileño y con la pierna mala, la derecha, soltó un trallazo que no pudo detener Diego Alves, muy tapado por sus propios compañeros.

La camiseta que mostraron los 22 jugadores antes de comenzar el encuentro en motivo de la campaña de ayuda contra el hambre no pareció surgir efecto. Hambre es lo que le faltó a ambos conjuntos en la primera mitad. Hambre de fútbol, pero tras el descanso el hambre llegó.

Marcelo, que estaba siendo el mejor del partido, tuvo dos oportunidades seguidas para avisar a Hugol de lo que esperaba. Primero la mandó al larguero tras un buen recorte y un trallazo desde dentro del área. Después una gran jugada de Robben por la banda la remató el brasileño, pero su compatriota sacó una manopla a contrapié espectacular.

Y a la tercera va la vencida. Un balón muerto en el área lo remató Huntelaar con una potencia espectacular para anotar el segundo de la tarde. Mientras el holandés celebraba el tanto, y ya con la victoria asegurada, el respetable blanco sacó una pancarta homenaje al técnico mexicano acompañada del cántico "Hugo, Hugo". Bonito gesto de la hinchada blanca que no olvida el pasado del pentapichichi.

Heinze remató un córner botado por Sneijder, pero José Ortiz sacó bajo palos el tercero del Madrid. Aún con el susto en el cuerpo llegó la sentencia blanca. Una contra comandada por Robben no la supo definir el ex del Chelsea pero Huntelaar cazó el rebote para anotar su octavo gol en Liga.

El Almería tuvo el gol del honor tras un buen pase de Ortiz que no supo materializar Corona. El ex del Madrid no pudo con Casillas que puso bien el pie en la única intervención de mérito que tuvo que realizar en todo el partido.

Los tres puntos se quedaron en la capital, pero el juego del Madrid dejó mucho que desear. La primera mitad fue infumable y sólo los goles le dieron un poco de color a un partido excesivamente descafeinado, y eso que los de Juande se juegan la Liga semana tras semana

jueves, 12 de marzo de 2009

sábado, 7 de marzo de 2009

Con perdón

Esta noche, en el derbi madrileño, el Kun Agüero cumplía 100 partidos en Primera con la elástica rojiblanca. Esa fue prácticamente la cifra de ocasiones que tuvo el argentino para ganar en el Santiago Bernabéu, cosa que no pasa des de 1999, el año del descenso.

Abel planteó el partido como siempre suele hacer; con la línea defensiva muy adelantada y jugando a la contra. Se decidió por Ignacio Camacho en el centro del campo en lugar de Maniche. Hecho destacable y meritorio, el de apostar por un joven canterano en un partido como el de hoy, que cumplió con creces.

Juande Ramos prefirió reservar a Higuaín para la visita del martes a Anfield y dio entrada a un Huntelaar que no podrá participar en la Champions. Solucionó la baja de Pepe colocando a Ramos y Cannavaro en el eje de la defensa y a Lassana Diarra en el lateral derecho. Craso error, porque el Madrid no tuvo centro del campo, con un Guti deambulando por el verde.

Robben dio el primer aviso de la noche con un zurdazo desde fuera del área pero Leo Franco, que está viviendo una segunda juventud, sacó una gran manopla. Después, el extremo holandés pecó de individualista y no se la dio a Marcelo que estaba completamente sólo.

El brasileño quiso reivindicarse con un trallazo de fuera del área pero Leo Franco volvió a lucirse. La réplica la dio Agüero en su primer regalo de la noche. Y por fortuna de los madridistas fueron muchos. Se quedó sólo ante Casillas pero tiró a romper y le dio al muñeco.

A la jugada siguiente, en una contra de libro del Atlético, Forlán abrió la lata. Tras un mal córner de Guti, que estuvo totalmente desaparecido, los rojiblancos subieron como diablos. Agüero se la puso a Forlán y el uruguayo anotó sin problemas su decimoctavo gol en Liga, batiendo a Casillas a media altura.

El segundo tiempo empezó como acabó el primero; con el Atlético volcado en ataque jugándole a la contra al Madrid y dominando el partido. Maxi controló mal y perdonó la primera y fueron tantas que mejor las iremos contando.

Juande dio entrada a Higuaín y a Míchel Salgado, en lugar de Guti y Heinze, ante la superioridad rojiblanca. Lass se colocó en el centro del campo y ahí empezó a mejorar el conjunto de Juande. De hecho poco después de su recolocación llegó el empate blanco.

Higuaín vio claro el pase a Huntelaar. No era difícil verlo, ya que estaba en fuera juego a dos metros de Pablo. Pero el linier no llevaba las gafas puestas y permitió que el holandés controlara y fusilara a Leo Franco.

La segunda clara oportunidad desaprovechada por los colchoneros fue una de Forlán que no vio al Kun sólo y pecó de individualista, como hizo Robben en el primer tiempo. Un minuto después, el charrúa la mandó a la madera ante la atónita mirada de Casillas.

Higuaín estuvo a punto de darle la vuelta al marcador con un lanzamiento de falta directa que no entró por muy centímetros. A la jugada siguiente, Salgado derribó a Agüero en el círculo central del campo cuando se iba solo en una contra. Fernández Borbalán le mostró la amarilla, pero se equivocó de color.

La tercera rojiblanca llegó de los pies de Sinama, que entró por Maxi. El francés estaba completamente sólo en el punto de penalti e incomprensiblemente la mandó fuera. La cuarta, la quinta y la sexta estuvieron firmadas por Agüero. En las tres el argentino se quedó sólo ante Casillas tras sendas contras y en ninguna de ellas supo definir.

Pero lo peor no fueron los clamorosos fallos del argentino. Lo peor fue una jugada en el tiempo de descuento, cuando se paró en medio del área por un agarrón de Sergio Ramos. El Kun se desentendió de la jugada y reclamó la pena máxima ante la desesperación de Abel.

lunes, 2 de marzo de 2009

Una noche 'gloriosa'


Pocos partidos de la Liga Española son tan espectaculares como los Atlético de Madrid - FC Barcelona. Por norma general, siempre van acompañados de goles, espctáculo, emoción, remontadas históricas y sobretodo, pasión. Ayer no fue una excepción y volvimos a disfrutar del fútbol en estado puro.

El Barça se la jugaba en el Calderón, donde es capaz de lo mejor y lo peor. El Atlético le ponía poner al eterno rival a tiro de piedra, pero la Champions este año está muy cara. Messi y Agüero se volvían a ver las caras en un duelo de titanes con la mirada de Benjamín sobre su padre, en su primer día en el Calderón.

El Kun ya avisó que iba a ser su noche en el primer minuto de juego. Su vaselina pareció entrar por encima de Valdés, pero fue un efecto óptico. La réplica la dio Henry a la jugada siguiente tras un fallo de Pablo que Leo Franco salvó.

A los cuatro minutos de juego, González Vázquez anuló un gol legal a Heitinga por fuera de juego inexistente y del 1-0 pasamos al 0-1 con un golazo de Henry. Uno de los que marcaba tantas veces en el Arsenal y ya había olvidado en Can Barça.

A la media hora de juego, Messi volvió a resurgir, en su partido 100 en Liga, y anotó tras una jugada de la casa. Rompió a Assunçao y a Pablo y la cruzó rasita al segundo palo de Leo Franco. La debacle se olía en el Calderón, pero Forlán le dio alas a los rojiblancos.

Sólo un minuto después, Diego Forlán se sacó un trallazo de la manga y Víctor Valdés, que estaba muy adelantado, se la volvió a comer. Gudjohnsen tuvo la sentencia al plantarse sólo ante Leo Franco, pero el islandés la envió a la segunda gradería.

Justo antes del descanso, Messi también tuvo otra clara ocasión, pero pecó de individualista y la cruzó demasiado, cuando Eto'o estaba completamente sólo.

La segunda mitad empezó con un fallo clamoroso del camerunés. Una pared con Gudjohnsen lo dejó sólo, pero no supo definir. Y las cosas que tiene el fútbol, cuando más apretaba el Barça llegó el 2-2.

Un saque largo de Leo Franco lo peinó Yayá Touré, Márquez falló y Agüero la cruzó perfecta. El argentino rompía así su sequía goleadora y volvía a dar emoción al encuentro. Forlán pudo poner a los rojiblancos por delante, pero Valdés, esta vez sí, sacó una gran mano.

El partio era un toma y daca y si al Atlético le había salido la cara en la jugada anterior, ahora le salió la cruz. Forlán falló un gol sobre la línea de gol y mientras se lamentaba, Henry anotaba el 2-3 a placer tras un pase de Gudjohnsen.

Eto'o, que no estuvo nada fino, tuvo otra clara oportunidad. Pero Leo Franco, que está incomensurable, la volvió a desbaratar. A falta de un cuarto de hora, Henry pasó de héroe a villano y cometió un penalti sobre Sinama, que había entrado por Maxi. Forlán, esta vez, no falló y devolvió las tablas al marcador.

Y cuando parecía que el pleno al quince sería una X, el Calderón estalló de alegría cuando el Kun hizo una pared con Maniche, aprovechó el fallo de Puyol y la cruzó para dar la victoria al Atlético de Madrid. Una noche gloriosa, y nunca mejor dicho.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Fútbol por los cuatros costados


Sport Bar Rambles. Les Rambles de Caputxins, 31 (Barcelona). Un lugar perfecto para amantes indiscriminados del fútbol. Tres pantallas para cada uno de los cuatro partidos de ida de los octavos de final de la Champions League. Eso sí, una mediana, 3,20 €.

La noche no puede empezar mejor. Un portugués brama cánticos lusos, justo detrás de mi, y Maxi me permite cantar el primer gol tan sólo tres minutos después del pitidio inicial de Howard Webb. En la otra tele Valdés hacía su segunda cantada en cuatro días. Un lanzamiento de falta directa de Juninho se lo comía el de Hospitalet. Y en la tercera, Julio César le paraba un libre directo a Cristiano Ronaldo espectacular.

Al cuarto de hora de juego, mientras Diego Forlán soltaba un trallazo en forma de aviso, Eto'o se encontraba con el palo en Gerland. Apenas dos minutos más tarde llegaban dos sustos, uno en cada tele. Kader Keïta hacía un pase de la muerte para Benzemá que cazaba Valdés y a Lisando le anulaban un gol por un ajustado fuera de juego, con un corte de mangas incluido de Jesualdo Ferreira.

Pasados los veinte minutos de juego, Lisandro aprovechaba un salto a destiempo de Pablo y batía a Leo Franco, que llegó a tocar el balón. A la jugada siguiente, en una tele, Leo Franco le sacaba el segundo gol al "Licha" con el pie. En la segunda tele, Benzemá mandaba el balón a la madera. Y en la tercera, Giggs no supo definir sólo ante Julio César.

Leo Franco, que evitó la debacle rojiblanca, le sacó con el hombro un uno contra uno a Hulk. Un jugador extraordinario que llegó este año a Portugal del Tokyo Verdy, de la Segunda División japonesa. Casi al unísono Valdés evitaba el segundo del Lyon en una buena ocasión de Benzemá.

Pasada la media hora de juego Pablo, que jugó al límite en todas sus intervenciones, a punto estuvo de jugarse la roja, pero su guadaña sobre Lisandro fue impecable. El que no fue limpio en su entrada fue Mexes, que en la cuarta tele derribaba a Van Persie dentro del área y el holandés no fallaba desde la pena máxima.

En el tiempo añadido del primer tiempo, Helton, en una de sus habituales cantadas, le regaló el segundo gol a Forlán que disparó de muy lejos. Tras el descanso y con otra cerveza en la mano comenzaron las segundas partes.

Bendtner falló un clamoroso gol sólo ante Doni y Lisandro lo imitó en el Calderón. En Francia, no fue gol el lanzamiento de falta de Alves porque Lloris sacó una manopla impresionante y más tarde se volvió a lucir con un cabezazo de Piqué.

Y a falta de diez minutos para el final llegó la cara y la cruz para Barcelona y Atlético. Henry sacó cara al rematar en plancha un córner al segundo palo. La cruz fue para los de Abel, que vieron como Lisandro perforaba la red por segunda vez consiguiendo su sexto gol en siete partidos y dejando a los colchoneros en la cuerda floja.


Olympique de Lyon 1 - FC Barcelona 1 (Juninho 7' / Henry 69')
At. Madrid 2 - FC Oporto (Maxi 3' y Forlán 47' / Lisandro 22' y 72')
Arsenal FC 1 - AS Roma 0 (Van Persie 36')
Inter de Milán 0 - Manchester United 0

lunes, 23 de febrero de 2009

¿Fútbol de altura?


Aprovechando la estancia de mi buen amigo Víctor en Bolivia debido a temas profesionales le pedí una colaboración en el blog para conocer un poco más el fútbol boliviano y gustosamente aceptó. Gracias.


Escrito

Escrito por Víctor Sancho.


Hablar de Bolivia es hacerlo de un país en medio de los Andes, con la ciudad sede de Gobierno más elevada del mundo: La Paz está a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar. Un problema para el foráneo que vive en ella: la falta de oxígeno se hace latente a cada paso; pero una virtud para el nativo.

Desde hace tiempo, la cruzada contra la medida de la FIFA de prohibir jugar a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar ha sido una constante entre el fútbol boliviano, que ve en la altura, quizá, la única opción de obtener buenos resultados en las competiciones que disputa. Porque si tiene que confiar en su calidad y tradición futbolística, quizá no podría estar en el puesto 58 del ránking de la FIFA.

Si bien la selección nacional boliviana aún se defiende en el panorama internacional, entrenada por el ídolo local Edwin "Platiní" Sánchez, integrante de la Bolivia que participó en el Mundial de 1994 y que casi empata con Alemania en la fase de grupos, y capitaneada por el zaguero del Celta Juan Manuel Peña, un clásico de la Liga Española, la competición doméstica y sus clubes dejan mucho que desear.

La Liga de Fútbol Boliviana se organiza en Apertura y Clausura, además de un play-off final con los mejores de las dos competiciones. Doce clubes configuran la primera división; ninguno de ellos, a mi humilde juicio, lucharían por el ascenso en la Segunda española.

Sorprende, en un primer repaso a la lista de los clubes, sus nombres y equipaciones. Los que se llevan la palma, sin duda, son los de Potosí. Dos equipos son los residentes en esta ciudad: el Real Potosí, con zamarra copiada de la del Real Madrid de los ochenta, y con presidente español de apellido Blanco. El otro, Nacional Potosí, tiene un referente más cercano, ya que el escudo y la camiseta podrían ser, perfectamente, los del River Argentino.

Además, hay clubes con nombres tan curiosos como Aurora, Oriente Petrolero o The Strongest que, paradójicamente, se está convirtiendo en el peor equipo del Apertura de este año.
Una Apertura que, en sólo dos jornadas, ya ha visto como tres entrenadores abandonaban los banquillos, y un cuarto está pendiendo de un hilo; todo dependerá del resultado de la próxima jornada, que se aplaza una semana por Carnavales.

Por lo visto hasta el momento, dos equipos son los que merecen recibir todas las apuestas para ser campeones: Universitario de Sucre y Bolívar de La Paz. Sin tener un juego brillante, superan la media boliviana, hecho que les supone una ventaja abismal frente a sus competidores. Pero que, cuando juegan en competiciones internacionales (caso de Universitario y Aurora en la Libertadores, y de La Paz F.C., una imitación del Barça, en la Suramericana), demuestran que no tienen el nivel como para ser respetados.

Rara es la persona que aguanta más de 45 minutos de un partido de fútbol boliviano sin aburrirse. Por eso, el presidente Morales juega a menudo con su modesto equipito. Para dar algo más de alegría a un país que vive el fútbol con fervor; quizá viendo que ellos, con un poco de suerte, podrían vestir la camiseta de sus amores y hacer un nada despreciable papel.


sábado, 21 de febrero de 2009

Alerta 112

Las estadísticas están para romperlas. Eso es lo que debió pensar Mauricio Pochettino cuando pisó el césped del Camp Nou. Guardiola pensaría que un derbi es un derbi, que no hay que relajarse ni siquiera ante el colista. Hasta hoy, el de Santpedor contaba los derbis por victorias. Hasta hoy.

Hacía 27 años que los blanquiazules no ganaban en el feudo azulgrana. Nunca en la historia de la Liga había ganado el colista en casa del líder. El Barça llevaba 22 jornadas invicto y el Espanyol 111 días sin conocer la victoria. Y la alerta 112 sonó hoy en el teléfono.

El Espanyol llevó el partido a su terreno. Al único al que podía ampararse si quería sacar algo de provecho del Camp Nou. Abandonó cualquier idea relacionada con la pelota y se centró en desquiciar a su rival a base de juego tosco y pérdidas de tiempo. En total fueron trece tarjetas amarillas y una roja las que mostró Delgado Ferreiro.

El Barça cayó en la trampa de los pericos y se olvidó de practicar el mejor fútbol de Europa. Lo intentó al principio con una buena pared entre Alves y Messi que acabó con un cabezazo desviado de Henry y un disparo lejano de Xavi, pero entonces comenzaron los problemas.

Abidal tuvo que retirarse con una rotura de abductor (unas ocho semanas de baja) y dejar paso a un tocado Puyol. Después Ángel se unió al lateral francés en los vestuarios y su lugar lo ocupó Román.

Antes llegó la jugada más culé del partido. Messi se la puso a Henry y el pase de la muerte del francés lo sacó con el pie Kameni. Jugada preciosa, que no quedó anulada a instancias del asistente por posición incorrecto de Keita.

Al de Mali no le debió gustar esa decisión y se tiró con todo en una jugada con Moisés. La entrada fue dura pero el color no debió ser el rojo. Se excedió Delgado Ferreiro y ahí cambió el partido.

Con un hombre menos y con una batalla campal más que un partido se encontró el Barça en el descanso. Ni un sólo disparo a puerta del Espanyol, pero con los machetes entre los dientes.

Guardiola quiso estabilizar el centro del campo e introdujo a Sergio Busquets en lugar de Henry. Poco le duró la consistencia, porque cinco minutos más tarde De la Peña adelantaba a los blanquiazules.

El ex azulgrana remató a placer un gran centro de Nené, que se deshizo con suma facilidad de Piqué. 'Lo Pelat' no marcaba desde 2005 en Liga y no le valió con volver a hacerlo en la que fue su casa, sino que lo hizo por partida doble.

Cuatro minutos después Víctor Valdés le regaló el segundo al 'pequeño buda'. El de Hospitalet pegó una cantada apoteósica y se la puso a los pies al '9' blanquiazul que definió con una exquisita vaselina.

El baile de tarjetas seguía su ritmo. Xavi la vio por castigar a De la Peña por sus dos goles y el perico se tomó la venganza por su mano haciendo lo mismo con Sergio Busquets. Y entre tantas patadas llegó la esperanza azulgrana.

Un mal rechace de Jarque lo recogió Touré Yayá y con una preciosa y potente bolea fusiló a Kameni. El duelo de africanos se lo llevó el mediocentro marfileño y recortaba distancias en el marcador.

Y entonces llegó el expediente 'x' de la noche. Guardiola sentó al león indomable en lugar de Gudjohnsen. Un cambio incomprensible, teniendo en cuenta que el Barça necesitaba el gol y que Sergio Busquets se colocó de delantero centro. Ahí se acabó el partido.

domingo, 15 de febrero de 2009

Alpiste blanco


Hoy la cosa iba de pájaros. El Sporting ha saltado al verde de El Molinón con un pájara impresionante y la defensa asturiana se dedicó más a darle alpiste a las palomas que poblaron el césped que a cubrir a los hombres de Juande Ramos.

Marcelo tenía la difícil tarea de sustituir a Robben en la banda izquierda y aprobó el examen con nota. Sergio Ramos se adueñó de la autopista en la que se convirtió la banda derecha y Raúl sacó lo mejor de si mismo para convertirse en el máximo goleador de la historia blanca.

Un cuarto de hora tardó el capitán blanco en abrir la lata. Higuaín le puso un balón perfecto a Sergio Ramos, que controló con el pecho y se la puso al pie a Raúl para que anotara su gol 308. La afición rojiblanca le dedicó un sonoro 'villa Maravilla' para recordarle a Raúl, que ahora el '7' de España es su 'Guaje'.

Míchel, tímidamente, intentó la reacción asturiana pero Higuaín, que cuajó un gran partido, se lanzó como un obús para taponar el disparo del rojiblanco. Después fue Raúl quien buscó el segundo, pero Lafuente lo evitó con una gran estirada. El segundo iba a firmarlo Huntelaar.

Marcelo le pone un gran envío a la cabeza a Higuaín, que la peina para Huntelaar. El holandés se plantó sólo ante Lafuente y no desaprovechó la oportunidad. Lo batió por debajo de las piernas y celebró, por fin, su primer gol con la camiseta blanca.

Tras el descanso, Bilic, que hoy ha sido padre, saltó al césped para darle más vida al pobre ataque asturiano. Pero el croata, máximo goleador del equipo con siete tantos, no fue de gran ayuda para conseguir la cuarta victoria consecutiva como local.

A los cinco minutos de la reanudación llegó la sentencia de los de Juande Ramos. Lass recuperó un balón en el centro del campo, Higuaín la dejó de tacón a Marcelo que se internó en diagonal y batió a Lafuente con una sutil vaselina.

Con el cero a tres en el electrónico el Madrid se relajó y la intensidad del partido bajó a un ritmo vertiginoso. Los diez puntos de distancia con el Barcelona ya estaban asegurados y Juande optó por dar descanso a los internacionales. Se marcharon Gago, Heinze y Sergio Ramos y dio minutos a la cantera: Javi García, Miguel Torres y Dani Parejo. A todo esto, Faubert se lo miraba desde el banquillo.

Huntelaar volvió a saborear el gol con un gran testarazo a centro de Sergio Ramos, pero el valenciano Mateu Lahoz anuló el segundo gol del holandés. Y es que el cuarto, estaba reservado para Raúl.

El más listo de la clase apareció para cerrar el círculo que él había iniciado. Una gran jugada personal de Higuaín, con control magistral, regate sublime y fuerte disparo, lo rechazó mal Lafuente y el '7' blanco sólo la tuvo que empujar. La grada de El Molinón, le volvió a recordar quien era ahora el '7' de España.

A dos minutos del final el Sporting despertó y Barral intentó dedicarle el gol del honor al 'Tati' Valdés, pero la madera se lo impidió ante la batida mirada de Casillas, que sigue en buena racha, pues sólo ha recibido un gol en lo que llevamos de año (Madrid 3 - Osasuna 1).

jueves, 12 de febrero de 2009

Al-Ándalus y el Mons Calpe


El general árabe Táriq ibn Ziyad dirigió el desembarco de las fuerzas de Califato Omeya en la Península Ibérica y se hizo con la sobiranía de Al-Ándalus desde el 711 dC hasta 1492, cuando se la arrebataron los Reyes Católicos. En 1713, durante la Guerra de Sucesión Española, la corona británica dominó el Mons Calpe, gracias al Tratado de Utrecht. O lo que es lo mismo, con una de las columnas de Hércules, con Gibraltar.

11 de febrero de 2009. España pasa por encima del imperio anglosajón y se hace con Gibraltar. Lo hace desde donde lo hizo Táriq ibn Ziyad, reconvertido en David Villa, y desde Al-Andalús, en Sánchez Pizjuán. Y con la columna de Hércules como símbolo grita, como sus aldeanos, su lema Nulli Expugnabilis Hosti (Ningún enemigo nos podrá expulsar).

Agbonlahor quiso hacer honra a su calidad de 'villano' y dio uno de los pocos sustos de los ingleses en todo el partido. El otro lo dio un nervioso debutante Piqué al complicarse la vida en tareas defensivas y estar a punto de perder un balón muy peligroso. Además, el catalán se jugó la expulsión con una falta sobre Heskey siendo el último jugador, pero para su fortuna el nuevo 'villano' estaba en fuera de juego.

El siguiente en dejar ver su miedo ante la nueva 'armada invencible' y dar fé a su sobrenombre, Calamity (calamidad), fue el guardameta David James. El arquero del Pompey erró cual novato y se le escapó un balón para sorpresa de todos, incluido a 'The Kid' que no estuvo rápido para aprovecharlo.

Entonces llegó la asistencia magistral de Xabi Alonso. Una asistencia de lujo con un destinario inmejorable, David Villa. El 'Guaje', aprovechando un rebote y demostrando su clase, se deshizo de Jagielka (otro debutante) y definió con gran exquisitez. Un auténtico golazo.

La 'Roja' se empezó a sentir como en casa. Volvía al Sánchez Pizjuán catorce años después y en Nervión nunca ha caído derrotada. Por eso emepezó a florecer la magia de las botas de Xavi e Iniesta. Prueba de ello fue una jugada preciosa entre el manchego, Capdevila y Villa que acabó con un rechace de Terry, que evitó el segundo de la noche.

Una de las grandes noticias de la jornada fue la vuelta de David Silva a la seleccion, que entró en lugar de su tocayo y compañero en el Valencia. Y de tocayos iba el juego, porque luego fue Fernando Torres quien le cedió el sitio a Fernando Llorente.

También llegaron dos frases que pasarán a la histora. Juan Carlos Rivero soltó la gran perla sobre David Beckham: "Es más guapo, que mejor futbolista". Antonio Fafián, pie de campo de TVE lo acompañó apuntando un gran dato de interés sobre el techo de la selección inglesa: "No se pueden imaginar los espectadores lo delgaditas que tiene las piernas Peter Crouch".

A nueve minutos del final llegó un gol de nueve. Falta botada a la perfección de Xavi y testarazo impecable de Llorente."Es el momento más importante de mi vida". Asi describió el delantero riojano su primer gol con la selección. No estarán tan contentos en San Mamés cuando su más preciado león abandonó el partido antes de tiempo por unas molestias y reconoció haber jugado tocado.

Justo antes del final Carlton Cole tuvo el gol del honor en sus botas al superar a Reina en el uno contra uno. Su disparo a puerta vacía se hubiera convertido en gol de no ser por la guadaña que sacó Marchena en el último suspiro. El portero del Liverpool tuvo más motivos que Casillas, en su última aventura publicitaria, para sentirse seguro.

domingo, 1 de febrero de 2009

¡Qué bueno que viniste Leo!


El 12 de febrero de 1929 el FC Barcelona consiguió su primer gol en Liga. Era el primer partido de la Liga y Manuel Parera anotó en Santander el primer tanto de la historia liguera de los azulgrana. Ochenta años más tarde ha llegado el gol 5.000 en Liga para el Barça y como no, lo ha firmado Leo Messi.

Guardiola quiso mimar a su estrella, a la estrella más brillante de la actualidad en el fútbol. El de Santpedor lo dejó en el baquillo para que no tuviera que jugarse el físico en el patatal que parecía hoy el Sardinero, pero al final tuvo que recurrir a él.

Los cántabros llegaban con la moral alta tras acumular diez partidos invictos en casa y con un Zigic que está en estado de gracia sobrevolando las alturas del Sardinero y abonado perpetuamente al gol. Hoy tampoco faltó a su cita particular.

El técnico azulgrana ya avisaba que el de hoy iba a ser un partido difícil debido al "cansancio físico y mental" del equipo. Y no le faltaba razón. El primer susto lo protagonizó Jonathan Pereira que se marchó por velocidad de Márquez y su disparo se estelló en el poste después de una manopla providencial de Valdés.

Después de la madera pocas cosas pasaron más durante los primeros 45 minutos de juego. Munitis se pederá el partido ante el Real Madrid por protestar, Touré Yayá vio la amarilla por empujar a Oriol y Piqué compró su billete de ida a los vestuarios.

El segundo tiempo comenzó en la misma línea que durante la primera mitad, hasta que Márquez volvió a ser superado por velocidad. El mexicano no llegó a tiempo y derribó a Pereira, ganándose la cartulina amarilla, dentro del área. Zigic cogió el balón y no falló.

Mientras el balón se dirgía al centro del campo, Messi comenzaba a calentar para sacarle las castañas del fuego a los azulgranas y Toni Moral tuvo que abandonar el terreno de juego en camilla por una dura entrada de Dani Alves.

Con diez minutos tuvo bastante el astro argentino para poner las tablas de nuevo en el marcador. Un centro de Henry lo remató Xavi al larguero y el rechace le cayó a los pies a la 'pulga' que sólo tuvo que empujarla al fondo de la red.

López Muñiz introdujo la pólvora multinacional burundesa/congoleña/ruandesa/belga de Tchité al mismo tiempo que Jimmy Jump lo acompañaba al verde del Sardinero. Tuvo que ser Samuel Eto'o quien se puso el traje de policía para pararlo y que lo sacaran del campo.

Y a falta de diez minutos apareció él. Apareció para escribir una nueva página dorada en la historia del club. Apareció para anotar el gol 5.000 en Liga del Barça. Apareció Messi para cerrar el círculo que empezó en Santander Morera hace ochenta años. Y lo cerró con un broche de oro.

Controló un rechace con el pecho, evitó un penalti y sacó la fuerza suficiente para cruzar el balón de una manera magistral fuera del alcance de Toño. Excepcional, sublime, histórico. Tenía que ser él y así fue.

Los últimos minutos de partido fueron los que le sobraron al Barça, porque no podrá contar ni con Márquez ni con Piqué, además del lesionado Puyol, ante el sporting de Gijón. Tchité no marcó, pero le aguó la fiesta a Guardiola, provocando la segunda amarilla del mexicano y del catalán.

viernes, 30 de enero de 2009

Volaron, pero no lo suficiente


Más vale pájaro en mano que ciento volando. Más vale cortarle las alas a los periquitos que no verlos revolotear por la jaula buscando una inyección moral directa a la vena. Eso es lo que debió pensar Pep Guardiola cuando incluyó en el onde inicial a parte de su columna vertebral. Puyol y Alves en la retaguardia, Xavi con la batuta en la mano y Messi arriba. Y por si los periquitos probaban un ataque kamikaze; Eto'o e Iniesta en la recámara.

No iba desencaminado el de Santpedor, porque no lo ha tenido nada fácil el Barça para deshacerse de un voluntarioso Espanyol. Mauricio Pochettino debe ser un amante de la mitología o un gran seguidos de los Caballeros del Zodíaco, porque su Espanyol es como el ave Fénix; resurge de sus cenizas.

Tras un buen inicio azulgrana, con un gol anulado correctamente por fuera de juego de Gudjohnsen, una jugada al límite de Finnan sobre Hleb en el área perica y dos claras ocasiones de Bojan, los blanquiazules han dejado patente que su visita al Camp Nou no iba a ser testimonial.

Johnatan Soriano, con el brazalete en el brazo, ha tenido una ocasión inmejorable para poner en ¡ay! en el cuerpo a los culés. El joven canterano se ha plantado sólo ante Pinto y tras un mal primer control ha firmado un 'touchdown'.

Pasa la media hora de juego ha llegado el primero de la noche, como no, de Bojan. Sylvinho ha soltado un latigazo que no ha sabido blocar Cristian Álvarez y el de Linyola, muy atento, sólo ha tenido que empujarla al fondo de la red.

Con el gol el Espanyol se ha desvanecido y los azulgranas se han venido a arriba de la mano de un magistral Xavi y un esporádico Messi. El argentino no ha tenido su mejor día, pero no por ello nos ha privado de una jugada de la casa, un control de pecho espectacular y una pase, previa croqueta, más espectacular si cabe.

Sin un minuto más de añadido se ha llegado al descanso. Por cierto, lo peor de la trifulca entre Barça y TV3 ha sido tener que aguantar una vez tras otra a Ramón Fuentes invitándonos a enviar la palabra "COPA" al 7450 para ganar 10.000 euros.

Casi sin tiempo de volver a pisar el césped ha llegado el segundo del Barça gracias a un nuevo regalo del Espanyol, y no está para hacer regalos. Una jugada de patio de colegio entre Cristian Álvarez, Lacruz y Sergio Sánchez, con resvalón incluido, ha acabado con una asistencia perfecta de Xavi y una sutil definición de Bojan para firmar su cuarto tanto en la Copa.

Al son de casi 80.000 personas coreando el "perico que vuela, perico a la cazuela" ha llegado el tercer gol culé. Centro magistral de Alves al segundo palo y Piqué, como una exhalación, para cabecear el balón al fondo de las mallas.

Con el 3-0 parecía que todo el pescado estaba vendido, pero dos minutos más tarde ha llegado la esperanza blanquiazul. Un disparo de Coro que choca en Sergio Busquets, para cambiar la trayectoria y colarse por encima de un Pinto ya batido.

Pochettino ha puesto toda la carne en el asador y ha dado entrada a Callejón y éste le ha respondido de la mejor manera: marcando. El ex madridista se ha sacado un zapatazo de la manga y Pinto, que podría haber hecho mucho más, ha recogido el balón de la portería.

Callejón ha probado repetir la gesta para verselas en semifinales con su hermano, pero en esta ocasión Pinto sí ha estado acertado. Los nervios han llegado a Can Barça y Guardiola ha sacado a los pesos pesados y con su presencia sobre el campo el Barça se ha llevado el gato, o mejor dicho el periquito, al agua.

martes, 27 de enero de 2009

El austríaco de Oro


Wiener Schnitzel (escalope de ternera), Frittatensuppe (caldo de vacuno con cintas de tortilla) y Erdäpfelgulasch (gulassh de patata caliente con carne) acompañados con un buen vaso de Chardonay. Un manjar exquisito que para mayor deleite se podría degustar escuchando a Hayden, Mozart o Beethoven.

Puede que ahí resida la clave de Marc Janko para anotar 30 goles en 21 partidos con el FC Red Bull Salzburgo. Puede que sea eso o la sangre competitiva que corre por sus venas austríacas. Su madre, Eva, ganó en los Juegos Olímpicos de 1968 la medalla de bronce en lanzamiento de jabalina y su padre, Herbert, batió varias veces las marcas austríacas de salto de altura

La cuestión es que este espigado delantero (1'96), de 25 años, está pulverizando los récords goleadores de la liga austríaca. Sí, es una liga menor, que tiene un 1,5 de coeficiente para la carrera, que en estos momentos lidera, por hacerse con la Bota de Oro, pero son muchos goles.

Janko no ha pasado desapercibido para las viejas glorias austríacas. Hans Krankl, pichichi y bota de oro en 1977/1978 con 41 tantos ha asegurado que es "capaz de todo. Janko también se impondría en el Bayern Münich. Para mí es mejor que Luca Toni. Me tiene impresionado".

Los números de Janko son estratosféricos. Ni más ni menos que un gol cada 54 minutos. Es por ello que no paran de salirle novias. El austríaco sueña con la Premier; Tottenham, Middlesbrough y Blackburn Rovers le han abierto las puertas. El Ajax lo quiere como sustituto de Huntelaar y la prensa austríaca lo relaciona con el Deportivo de la Coruña, el Racing y el Betis.

Janko ha tardado en explotar. De hecho dio el salto al fútbol profesional hace apenas cuatro años. Después de varias lesiones ha sido en esta temporada cuando se ha dado a conocer por todo el mundo gracias a sus goles. Es muy completo. No sólo sabe rematar de cabeza, también goza de gran potencia de disparo en ambas piernas. Es un 'killer' del área.

Las lesiones no le dejaron llegar en condiciones a la Eurocopa. De hecho sólo partició 36 minutos en el último partido de preparación ante Holanda (3-4). Hickersberger no confío en él y fue una pena. Ahora con Karel Brückner al mando, Janko ha anotado ya dos goles en la fase de clasificación para Sudáfrica 2010.

domingo, 25 de enero de 2009

La oreja de Raúl


Muchos datos y muchas cifras venían hoy a la cabeza al pensar en el Real Madrid - Deportivo de La Coruña. Para los gallegos regresaba Munúa bajo los palos después de un año apartado debido a la agresión del charrúa sobre su ex compañero, ahora en el Mallorca, Aouate. Y lo más importante, para el Depor y para el fútbol, la vuelta de Juan Carlos Valerón a la titularidad, 1098 días más tarde.

El Madrid buscaba su quinta victoria consecutiva y su capitán buscaba igualar como máximo goleador histórico del club a Alfredo Di Stéfano. La quinta victoria consecutiva se firmó y el récord personal de Raúl se ha quedado a un gol y es el máximo goleador histórico en activo de la Liga.

El '7' blanco buscó su objetivo desde el primer minuto. De hecho, a los cuatro minutos de juego, tuvo la primera clara ocasión tras un pase de Robben. Raúl remató desde dentro del área pequeña pero Munúa sacó una magnífica mano para evitar el gol.

Poco después llegó la réplica gallega con la primera aparición del 'mago' canario que le sirvió un gran balón a Bodipo. El hispano-guineano no llegó por muy poco y tampoco tuvo tiempo para más, porque pasada la media hora de juego tuvo que abandonar el terreno de juego lesionado.

Si no fuera por el césped y por que jugaban once hombres en cada equipo, se podría haber confundido el partido con uno del Mundial de balonmano que se está disputando en estos momentos en Croacia. Por fortuna para Teixera Vitienes no fue así, porque si no habría acabado con agujetas en el brazo de avisar el pasivo.

Y entre tanta pasividad apareció el de siempre. Centro medido de Lass, que firmó de nuevo un gran partido, se la puso en la cabeza a Raúl y el capitán no falló. Lo hizo con la oreja, pero todo vale.

Tras el descanso el Depor se hechó el partido a las espaldas y poco a poco le fue ganando terreno al Real Madrid. Sin prisa, pero sin pausa. Luis Felipe, ex canterano del Real Madrid, probó fortuna con un disparo lejano y el balón se estrelló en el larguero ante la atónita mirada de Casillas.

El partido no fue para grabarlo en DVD ni mucho menos, pero a medida que se acercaba el pitido final la cosa se fue animando paulatinamente. Primero fue el Depor quien despertó de su letargo con una jugada al primer toque exquisita que acabó con un trallazo de Lafita y un paradón de Casillas.

Después hubo que esperar hasta el tiempo añadido para ver algo más de sustancia sobre el verde del Bernabéu. Robben, que fue el mejor del partido, quiso dejar su sello y se marcó tres jugadas 'made in' de la casa.

La primera fue una carrera desde su propio campo que acabó con un disparo blando. Impresionante la velocidad que tiene el extremo holandés. La segunda se la puso en bandeja a Huntelaar y cuando el ex del Ajax saboreaba su estreno goleador con la zamarra blanca llegó Filipe y se la quito de las botas. La tercera volvió a ser una conexión Robben - Huntelaar, pero el taconazo del segundo lo atajó Munúa y el rechace de Van der Vaart lo sacó bajo palos Filipe.

domingo, 18 de enero de 2009

Robo, Roberto y Robben

Hoy se han visto las tres 'R' en el Santiago Bernabéu, pero no eran tres cracks brasileños. Robo de Pérez Burrull a Osasuna. Partidazo de Robben, que cada vez recuerda más al extremo exquisito del Chelsea y partido para olvidar de Roberto.

El inicio del partido ha sido prometedor. A los 25 segundos de juego Higuaín ha estado a punto de abrir la lata tras una jugada a trancas y barrancas. Ha sido la única intervención de mérito de Roberto, que a posteriori ha condenado a los suyos junto al colegiado cántabro.

A la jugada siguiente, Juanfran le ha puesto en la cabeza un balón al 'rifle' Pandiani, pero su disparo le ha salido por la culata e incomprensiblemente se ha marchado a fuera cuando lo tenía todo de cara para poner por delante a los de Camacho.

Gago ha arrollado a Juanfran en el área blanca, y mientras los rojillos discutían quien tiraba la pena máxima, Pérez Burrull le mostraba la cartulina amarilla al ex madridista por 'simular' la acción. Increíble.

Nekounam ha hecho justicia anotando el primero de la noche. Un buen centro de Plasil por la banda ha llegado a la cabeza del iraní, y éste no ha desperdiciado la ocasión para anotar su quinto gol en Liga.

Sergio Ramos también hizo lo propio tras un centro de Sneijder, pero lo hizo en posición antireglamentaria. Esta vez si que acertó Péres Burrull en anular la jugada, pero el 'gol' del andaluz espoleó a los suyos.

El descanso llegó con la lesión de Monreal tras un choque con Roberto, que significió la entrada de Javier Flaño en su lugar y con la apuesta ofensiva de Juande Ramos. Huntelaar y Van der vaart entraron tras los quince minutos de descanso por Cannavaro y Sneijder.

Juande se la jugó y acertó. Eso sí, Huntelaar le dio más razones al técnico manchego para elegir a Lass para jugar la Champions League. La actuación del ex del Ajax ha sido para olvidar.

A los cinco minutos de juego Sergio Ramos ha porbado un disparo lejano que llegaba sin mayores peligros a las inmediaciones de Roberto, pero el ex del Sporting ha cantado y el balón se ha colado en las mallas visitantes.

En una de las incansables galopadas de Robben por la banda ha llegado el segundo tanto blanco. El holandés se ha ido de todos los que han salido a su paso y le ha dejado el balón a Higuaín sobre la línea. El 'pipta' sólo ha tenido que empujarla ante la desesperación de la zaga rojilla.

A siete minutos para el final Juanfran ha caído de nuevo en el área tras un atropello clamoroso de Pepe. Pérez Burrull sí que se ha lucido en esta acción, porque además de no pitar la pena máxima, que hubiera significado el 2 a 2, le ha mostrado la segunda amarilla al ex madridista y ha dejado a los de Camacho con uno menos. Sin palabras.

Con uno más, o con dos si contamos la actuación de Roberto, el Madrid ha sido infinitamente superior. Primero lo ha probado Robben, pero su disparo ha salido lamiendo la madera. Después ha sido Marcelo, que sólo ante Roberto la ha mandado a fuera, auqnue Pérez Burrull ha señalado córner. Y a la tercera, la vencida.

Jugada magistral de Robben que acaba con un disparo blando y bastante centrado que se cuela por al lado de las manoplas de un Roberto deshauciado que notaba la atenta mirada de Ricardo López en la nuca.

miércoles, 14 de enero de 2009

Sin Copa, sin Kun y sin huevos


"Me preocupa menos que cualquier otro partido. Allí no es posible ganar. El Barça está muy bien, arrasando, creo que es su año y el equipo puede intentar hacer un buen papel, más no se puede hacer", Bernd Schuster.

Esas son las palabras que dijo Schuster poco antes de ser destituido como técnico del Real Madrid. No se si Aguirre se ha cansado del Atlético y utiliza la misma táctica del técnico teutón, pero esta noche ha hecho exactamente lo mismo.

Cierto es que la eliminatoria estaba muy cuesta arriba. Cierto es que tal como está ahora mismo este Barça es muy complicado meterle tres goles. Pero cierto también es que dejarse a Diego Forlán en casa viendo el partido por la tele, saltar al campo con sólo Agüero en punta, Sinama escorado en la banda y disparar cinco veces a puerta en todo el partido es paupérrimo.

Es lamentable no defender los colores de la camiseta rojiblanca hasta el final. Por su historia, por su significado y por su afición. Lamentable es salir a jugar un partido de fútbol sin ninguna intención de jugar, más que esperar al pitido del árbitro para volver a casa.

Un gol a balón parado por una cantada de Pinto. Un gol anulado por un dudoso fuera de juego y una patada criminal de Perea a Messi de propina por el partido de ida. Así se resume el partido del Atlético de Madrid esta noche en el Camp Nou. Ah, me olvidaba. Para más INRI se lesiona el Kun Agüero.

A este equipo le falta actitud. No se puede vestir la camiseta rojiblanca y no salir a ganar un partido. Simplemente, no se puede. Y sí, muy bien. Estamos a cinco puntos del Madrid y en octavos de Champions, ¿y qué? A este equipo le faltan huevos.

domingo, 11 de enero de 2009

Orgullo y niebla en Navarra


Rompe a Sergio Fernández. Sienta a Miguel Flaño y su disparo cruzado lo repele el palo con Roberto ya batido. Así empezaba el partido Leo Messi. Poniendo su candidatura para el FIFA World Player, que se entregará mañana, encima de la mesa.

Osasuna salió muy bien plantado sobre el césped helado del Reyno de Navarra con dos líneas de cuatro muy juntas, con Vadocz como enlace y Pandiani con el rifle a punto arriba. Los de Camacho aguantaron bien durante todo el primer tiempo, al menos hasta los 45 minutos reglamentarios.

En tiempo añadido de la primera mitad, Samuel Eto'o soltaba su dieciseisavo zarpazo en Liga para adelantar a los de Guardiola y poner rumbo a la caseta después de una buena primera mitad sin muchas ocasiones de gol.

Tras el descanso los azulgranas salieron tan espesos como la niebla que cubría el Reyno de Navarra. Osasuna se hizo con las riendas del partido y puso al líder de la Liga realmente contra las cuerdas.

Portillo sacó un buen córner que cabeceó sutilmente Miguel Flaño por encima de Valdés que veía, mientras se resbalaba, como se colaba la pelota al fondo de las mallas. Salió con las pilas cargadas el conjunto rojillo.

Josetxo dejó planchado a Sergio Busquets y Messi no supo si tirar el balón fuera o no, pero los rojillos si supieron lo que hacer y tras robarle el balón a la 'pulga' montaron un contraataque que no acabó en gol de Juanfran, porque Valdés se lució.

Se montó una auténtica trifulca tras la actuación de los de Camacho, que Teixeira Vitienes zanjó mostrando la cartulina amarilla a Valdés y a Pandiani por protestar. Y el 'rifle' salió tan espoleado de la acción que quiso gastar una de sus balas en la jugada siguiente.

Una contra de libro de Osasuna acabó con el centro de Juanfran desde la derecha y con Pandiani adelantándose a Puyol y poniendo la puntita de la bota para darle la vuelta al marcador.

El ambiente se calentaba, aunque la temperatura seguía bajo cero. Plasil quedó tendido en el suelo tras chocar con Valdés, pero el Barcelona, haciendo caso omiso a las indicaciones de Guardiola desde la banda, no lanzó el balón fuera. Tuvo que ser Teixera Vitienes quién paró el juego y el checo tuvo que acabar abandonando el partido lesionado.

A diez minutos del final, el Barcelona tiró de casta y orgullo y dejó patente su candidatura a toda en esta temporada. Xavi, que celebraba hoy su partido 300 en Liga con la camiseta azulgrana, anotaba el empate a dos jugándose el físico al rematar un buen pase de Alves que acabó con el balón en la red y los tacos de Josetxo en la espinilla del de Terrassa.

Y tal como empezó el partido, acabó. Con una exhibición de Messi. Alves le roba la cartera a Masoud, el balón acaba en los pies de la 'pulga' que se sacó de la manga un trallazo impresionante para certificar la octava victoria a domicilio consecutiva del Barça.

sábado, 3 de enero de 2009

Turrones y ensaimadas


Si había algún ápice de duda sobre como iba a regresar el Barça de las navidades hoy ha quedado totalmente resuelto. No le han sentado nada mal los turrones y el cava a los jugadores de Guardiola y se han dejado un hueco en el estómago para comerse una buena ensaimada mallorquina, acompañada de una buena sobrasada.

Empezaron fuertes los hombres de Manzano. Con el descenso pisándoles la nuca no tenían más remedio que intentar emular su última hazaña en el Camp Nou, ya que los bermellones son los últimos que se han llevado los tres puntos del feudo azulgrana en Liga, en la jornada 37 de la pasada campaña.

Aduriz dio la campanada al cuarto de hora de juego. El vasco, que se pasó todo el partido más sólo que la una, recibió un balón en la línea divisoria y arrancó con la sexta puesta. Dejó atrás a Yaya Touré y a Víctor Sánchez y se plantó sólo ante Valdés. Como ya es habitual, se decidió por la vaselina, y como no, batió al de Hospitalet en la única ocasión bermellona de todo el partido.

El gol espoleó a los azulgrana y empezaron a dominar el partido en todas las facetas. La posesión comenzó a ser aplastante, entre los 70 y 80% durante el resto del encuentro. Estaba demasiado horizontal el conjunto de Guardiola, huérfano por la banda derecha por la ausencia de Alves y Messi.

Gudjohnsen tuvo la primera gran ocasión local. Un saque de esquina de Xavi sacado en corto al primer palo lo estrelló el islandés en el larguero. Era el primer aviso. El segundo lo dio Yayá Touré con un disparo desde dentro del área que sacó Lux con la pierna. Y a la tercera va la vencida.

A la media hora de juego, Henry controlaba un balón peinado por Puyol tras un córner botado por Xavi y fusilaba a Lux con la zurda para poner las tablas en el marcador. El partido ya sólo tenía un color: el azulgrana. Manzano rezaba para que sonara el silbato de Velasco Carballo hacia los vestuarios, y por fortuna balear, con el empate a uno se llegó al descanso.

Tras los quince minutos de rigor el Barça saltó al campo con más furia si cabe buscando con más ansia la portería de Lux. Seguía fallando la banda derecha azulgrana y Guardiola dio entrada a Alves para solucionarlo. Dicho y hecho. El brasileño le dio un nuevo aire al equipo que acabó por rematar el regreso de Iniesta.

Llegar y besar el santo. Eso es lo que hizo el de Albacete. Volvió a pisar el verde del Camp Nou envuelto de una gran ovación al sustituir a Hleb. La magia de Iniesta no tardó en florecer y culminó su regreso con el segundo gol azulgrana de la noche.

Un disparo de Xavi desde fuera del área se estrelló en la defensa mallorquina y el balón le quedó suelto a Gudjohnsen, en fuera de juego. El islandés dio muestra de su compañerismo y le sirvió el gol en bandeja. Iniesta sólo tuvo que empujarla al fondo de las mallas.

La fiesta azulgrana la culminó Yaya Touré disfrazado del mejor Ronaldo. El de Costa de Marfil se deshizo de tres defensores dentro del área mallorquina y batió a Lux con un obús imparable. Gol de crack el que ha firmado Touré para certificar el quinceavo triunfo en Liga en tan sólo dieciocho jornadas de Liga.