viernes, 30 de enero de 2009

Volaron, pero no lo suficiente


Más vale pájaro en mano que ciento volando. Más vale cortarle las alas a los periquitos que no verlos revolotear por la jaula buscando una inyección moral directa a la vena. Eso es lo que debió pensar Pep Guardiola cuando incluyó en el onde inicial a parte de su columna vertebral. Puyol y Alves en la retaguardia, Xavi con la batuta en la mano y Messi arriba. Y por si los periquitos probaban un ataque kamikaze; Eto'o e Iniesta en la recámara.

No iba desencaminado el de Santpedor, porque no lo ha tenido nada fácil el Barça para deshacerse de un voluntarioso Espanyol. Mauricio Pochettino debe ser un amante de la mitología o un gran seguidos de los Caballeros del Zodíaco, porque su Espanyol es como el ave Fénix; resurge de sus cenizas.

Tras un buen inicio azulgrana, con un gol anulado correctamente por fuera de juego de Gudjohnsen, una jugada al límite de Finnan sobre Hleb en el área perica y dos claras ocasiones de Bojan, los blanquiazules han dejado patente que su visita al Camp Nou no iba a ser testimonial.

Johnatan Soriano, con el brazalete en el brazo, ha tenido una ocasión inmejorable para poner en ¡ay! en el cuerpo a los culés. El joven canterano se ha plantado sólo ante Pinto y tras un mal primer control ha firmado un 'touchdown'.

Pasa la media hora de juego ha llegado el primero de la noche, como no, de Bojan. Sylvinho ha soltado un latigazo que no ha sabido blocar Cristian Álvarez y el de Linyola, muy atento, sólo ha tenido que empujarla al fondo de la red.

Con el gol el Espanyol se ha desvanecido y los azulgranas se han venido a arriba de la mano de un magistral Xavi y un esporádico Messi. El argentino no ha tenido su mejor día, pero no por ello nos ha privado de una jugada de la casa, un control de pecho espectacular y una pase, previa croqueta, más espectacular si cabe.

Sin un minuto más de añadido se ha llegado al descanso. Por cierto, lo peor de la trifulca entre Barça y TV3 ha sido tener que aguantar una vez tras otra a Ramón Fuentes invitándonos a enviar la palabra "COPA" al 7450 para ganar 10.000 euros.

Casi sin tiempo de volver a pisar el césped ha llegado el segundo del Barça gracias a un nuevo regalo del Espanyol, y no está para hacer regalos. Una jugada de patio de colegio entre Cristian Álvarez, Lacruz y Sergio Sánchez, con resvalón incluido, ha acabado con una asistencia perfecta de Xavi y una sutil definición de Bojan para firmar su cuarto tanto en la Copa.

Al son de casi 80.000 personas coreando el "perico que vuela, perico a la cazuela" ha llegado el tercer gol culé. Centro magistral de Alves al segundo palo y Piqué, como una exhalación, para cabecear el balón al fondo de las mallas.

Con el 3-0 parecía que todo el pescado estaba vendido, pero dos minutos más tarde ha llegado la esperanza blanquiazul. Un disparo de Coro que choca en Sergio Busquets, para cambiar la trayectoria y colarse por encima de un Pinto ya batido.

Pochettino ha puesto toda la carne en el asador y ha dado entrada a Callejón y éste le ha respondido de la mejor manera: marcando. El ex madridista se ha sacado un zapatazo de la manga y Pinto, que podría haber hecho mucho más, ha recogido el balón de la portería.

Callejón ha probado repetir la gesta para verselas en semifinales con su hermano, pero en esta ocasión Pinto sí ha estado acertado. Los nervios han llegado a Can Barça y Guardiola ha sacado a los pesos pesados y con su presencia sobre el campo el Barça se ha llevado el gato, o mejor dicho el periquito, al agua.

1 comentario:

KäoS dijo...

Gracias por agregarnos a tus favoritos. Nosotros hemos colocado un banner de tu blog hace unos días. Enhorabuena por tu blog, es genial.