domingo, 15 de febrero de 2009

Alpiste blanco


Hoy la cosa iba de pájaros. El Sporting ha saltado al verde de El Molinón con un pájara impresionante y la defensa asturiana se dedicó más a darle alpiste a las palomas que poblaron el césped que a cubrir a los hombres de Juande Ramos.

Marcelo tenía la difícil tarea de sustituir a Robben en la banda izquierda y aprobó el examen con nota. Sergio Ramos se adueñó de la autopista en la que se convirtió la banda derecha y Raúl sacó lo mejor de si mismo para convertirse en el máximo goleador de la historia blanca.

Un cuarto de hora tardó el capitán blanco en abrir la lata. Higuaín le puso un balón perfecto a Sergio Ramos, que controló con el pecho y se la puso al pie a Raúl para que anotara su gol 308. La afición rojiblanca le dedicó un sonoro 'villa Maravilla' para recordarle a Raúl, que ahora el '7' de España es su 'Guaje'.

Míchel, tímidamente, intentó la reacción asturiana pero Higuaín, que cuajó un gran partido, se lanzó como un obús para taponar el disparo del rojiblanco. Después fue Raúl quien buscó el segundo, pero Lafuente lo evitó con una gran estirada. El segundo iba a firmarlo Huntelaar.

Marcelo le pone un gran envío a la cabeza a Higuaín, que la peina para Huntelaar. El holandés se plantó sólo ante Lafuente y no desaprovechó la oportunidad. Lo batió por debajo de las piernas y celebró, por fin, su primer gol con la camiseta blanca.

Tras el descanso, Bilic, que hoy ha sido padre, saltó al césped para darle más vida al pobre ataque asturiano. Pero el croata, máximo goleador del equipo con siete tantos, no fue de gran ayuda para conseguir la cuarta victoria consecutiva como local.

A los cinco minutos de la reanudación llegó la sentencia de los de Juande Ramos. Lass recuperó un balón en el centro del campo, Higuaín la dejó de tacón a Marcelo que se internó en diagonal y batió a Lafuente con una sutil vaselina.

Con el cero a tres en el electrónico el Madrid se relajó y la intensidad del partido bajó a un ritmo vertiginoso. Los diez puntos de distancia con el Barcelona ya estaban asegurados y Juande optó por dar descanso a los internacionales. Se marcharon Gago, Heinze y Sergio Ramos y dio minutos a la cantera: Javi García, Miguel Torres y Dani Parejo. A todo esto, Faubert se lo miraba desde el banquillo.

Huntelaar volvió a saborear el gol con un gran testarazo a centro de Sergio Ramos, pero el valenciano Mateu Lahoz anuló el segundo gol del holandés. Y es que el cuarto, estaba reservado para Raúl.

El más listo de la clase apareció para cerrar el círculo que él había iniciado. Una gran jugada personal de Higuaín, con control magistral, regate sublime y fuerte disparo, lo rechazó mal Lafuente y el '7' blanco sólo la tuvo que empujar. La grada de El Molinón, le volvió a recordar quien era ahora el '7' de España.

A dos minutos del final el Sporting despertó y Barral intentó dedicarle el gol del honor al 'Tati' Valdés, pero la madera se lo impidió ante la batida mirada de Casillas, que sigue en buena racha, pues sólo ha recibido un gol en lo que llevamos de año (Madrid 3 - Osasuna 1).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Importante victoria para no creer que todo está vendido en esta Liga. Es muy importante acortar la distancia cuando falla el Barça. Todo sea para darle un poco de emoción en el tramo final.
FU