jueves, 23 de abril de 2009

Fútbol en estado puro


Excelso, eminente, de elevación extraordinaria. Se dice especialmente de las concepciones mentales y de las producciones literarias y artísticas o de lo que en ellas tiene por caracteres distintivos grandeza y sencillez admirables. Así define la Real Academia Española el adjetivo sublime. Y así hay que definir el juego del Barça.

"Vayan pasando" es lo que deben pensar los jugadores azulgranas cada vez que saltan al césped. Los rivales van cayendo uno a uno y sin posibilidad alguna de plantarle cara a un equipo que va camino de convertirse en un referente histórico. A los contrarios no les queda otra que quitarse el sombrero y aplaudir el fútbol en estado puro que despliega el único aspirante al triplete de Europa.

No estaba el mejor jugador del mundo ni el gran capitán, pero estaban los dos auténticos motores de éste equipo y vaya que si estaban, porque hoy el Barça ha hecho uno de los partidos más completos de toda la temporada, y enfrente no estaba el colista precisamente. Enfrente estaba un Sevilla que saltó a un Camp Nou llenó a rebentar con Kanouté, Renato y Duscher en el banquillo y sin Palop ni Adriano por sanción. La prioridad de Jiménez quedó clara: el partido importante es el del fin de semana ante el Real Madrid.

Dos minutos es lo que necesitó Iniesta para dejar claro que es uno de los mejores jugadores del planeta. El sólo condució el balón y con una clase magistral colocó el balón con el interior en la misma escuadra. Un gol de auténtico crack. El Sevilla intentó reaccionar con la única jugada de peligro que realizó en los 90 minutos. Un centro medido de Capel lo remató sin fortuna Jesús Navas. Pudo ser el empate a uno, pero llegó el segundo del Barça.

Pared de magos entre Xavi e Iniesta y el manchego se la sirve en bandeja a Eto'o para que supere su mejor marca goleadora en Liga (27 goles). Eso sí, la presión de Villa por la lucha del pichichi y la bota de oro le está pasando factura a la pantera indomable, porque hoy se pudo hinchar y desperdició tres clarísimas oportunidades, la última sólo ante el debutante Varas.

La máquina azulgrana está muy bien engrasada y prácticamente las piezas juegan solas. Ante un rival así es casi imposible plantarle cara y eso es lo que le pasó al Sevilla. Se limitó a aplaudir el juego del líder y a disfrutar del espectáculo. Como por ejemplo, el tercer gol de la noche.

Para definir una jugada al primer toque, de calidad y sencillez no hay mejor muestra que el gol de Xavi de esta noche en el Camp Nou. Henry para Eto'o, Eto'o para Iniesta, Iniesta para Xavi y el mejor jugador de la Eurocopa no perdona desde fuera del área. Espectacular. Se suele decir que la suerte de los campeones y eso es lo que le pasó a Henry. Jugada magistral del astro francés, que hoy disfrutó e hizo desfrutar con su fútbol, y cuando intentaba buscar a Eto'o, le salió un balón directo al segundo palo para poner el punto final en el marcador electrónico.

¿Messidepencia? Más bien futboldependencia, porque este equipo sólo sabe jugar al fútbol y lo eleva al mayor de los sentidos. Ver un partido de este Barça es un auténtico espectáculo.

sábado, 18 de abril de 2009

Espectáculo y sufrimiento


"Espero que no juegue Iniesta". Así de contundente se mostró Víctor Muñoz hace dos días pensando en el partido de esta noche en el Coliseum Alfonso Pérez ante el todo poderoso Barcelona. Más claro no pudo ser el ex del Barça cuando se refirió a uno de los grandes motores del conjunto de Guardiola.

Y no le faltaba razón, porque el manchego se ha marcado un auténtico partidazo. Eso sí, tampoco ayudaba dejar en el banquillo a Uche, Granero y Albín si esperaba sacar algo positivo de la visita del líder.

No las tenía todas consigo Guardiola porque no dio descanso a ninguno de sus titulares. Tampoco lo hizo en la vuelta de cuartos de final de la Champions, con la eliminatoria sentenciada, ante el Bayern de Múnich. Guardiola no quiere ningún susto, porque quiere firmar una temporada de ensueño con este equipo. Futbolísitcamente ya lo ha logrado y sólo queda firmarlo con títulos, y el triplete es posible.

El Getafe confiaba en la estadística. El año pasado ya le ganó en Liga en el Coliseum (2-0) Ese año empató en el partido de ida en el Camp Nou (1-1) y hace dos años le remontó las semifinales de la Copa del Rey (4-0) humillando al conjunto entonces dirigido por Rijkaard. Pero este Barça está imparable y hoy ha batido un nuevo récord: 12 victorias consecutivas a domicilio en Liga.

La primera mitad fue un puro espectáculo futbolístico con un solo color, el azulgrana. O mejor dicho, el amarillo, ya que el Barça se enfundó la camiseta suplente ante el azulón del Getafe. Eso sí, más que amarillo parecía dorado, como el juego de Guardiola. Vale su peso en oro ver un partido como el que ha realizado en el primer tiempo el Barça.

Se han agotado los adjetivos para definir el juego que sabe desplegar el conjunto azulgrana. Con una tripleta de ensueño formada por el pichichi de la Liga, un renacido Henry y el mejor jugador del mundo. A eso hay que sumarle a dos mentes prodigiosas como son las de Xavi e Iniesta y la consistencia que aporta en la medular Sergio Busquets. Y no hay que olvidar la gran temporada del hijo pródigo Piqué, el carácter y solideza que aporta Puyol y no hace falta decir nada de Dani Alves.

Fue la noche de Stojkovic, cosa que no puede decir Henry. Hasta cuatro claras ocasión de gol tuvo el francés que no supo materializar. El serbio también le sacó un balón imposible a Messi que se colaba por la misma escuadra y una espectacular tijera de Piqué a bocajarro.

Hoy se cumplían dos años exactos del maradoniano gol que Messi anotó ante el Getafe en el Camp Nou y lo quiso celebrar anotando su veinteavo gol en Liga y dándole tres puntos de oro al conjunto azulgrana. La jugada, como no, made in Barça. Eto'o se la dio a Xavi, el mejor de la Eurocopa la cede al mejor del mundo y éste sienta a tres getafenses y la cruza fuera del alcance de Stojkovic.

El arbitraje de Turienzo Álvarez fue deleznable. Un dudoso penalti sobre Eto'o no pitado es perdonable, pero el de Mario a Messi era de libro. Tampoco acertó en anular el segundo gol de Messi por un inexistente fuera de juego y le perdonó la segunda amarilla a Contra por una dura falta sobre Busquets.

En la segunda mitad, las fuerzas se igualaron. El cansancio hizo mella en los jugadores azulgranas clasificados para las semifinales de la Champions. El Getafe quiso abordar el barco azulgrana dando entrada al pirata Granero, más tarde entró Albín y luego Uche. Seguramente con los tres de inicio la película habría sido de otro color.

La más clara para los azulones la tuvo Cortés con un centro envenenado que salvó Valdés chocando contra la madera y a punto estuvo de dar un susto Manu del Moral tras un gran centro de Soldado que desvió providencialmente y por milímetros Márquez. Eto'o pudo sentenciar con el tiempo cumplido, pero sólo ante Stojkovic la mandó al poste. Al final el fútbol fue justo. Ganó el mejor.

domingo, 5 de abril de 2009

El 'pipita' de oro


Esta noche el Málaga estrenaba una camiseta en conmemoración a los 25 años del histórico 6-2 que le endosó al Real Madrid. Una camiseta con los colores albiazules que durante décadas fueron el símbolo de los boquerones, que hoy no ha servido para evitar la sexta victoria a domicilio de los de Juande Ramos.

La segunda equipación que ha utilizado esta noche el Madrid era una metáfora de como se preveían las cosas esta noche en La Rosaleda con un equipo muy mermado debido al 'virus FIFA'. Robben, Marcelo, Lass y Cannavaro no pudieron participar, y eso propició la oportunidad que tanto ha pedido esta semana Van der Vaart, aunque no sirvió para que Guti jugara, ni siquiera después de pasarse todo el segundo tiempo calentando.

Los malagueños llegaban al choque después de la humillante derrota en el Camp Nou la pasada jornada (6-0) con el orgullo herido y salieron mucho más enchufados en el partido. De hecho, la primera ocasión del encuentro la tuvo Adrián, tras una chilena fallida de Baha.

La primera mitad fue bastante descafeinada, por no decir lamentable. El Madrid no daba tres pases seguidos y lo más destacable fue el pique que se llevaron Miguel Torres y Eliseu, que acabó con el portugués tocado y sustituido en el segundo tiempo por Luque.

Undiano Mallenco le perdonó la segunda amarilla a Sneijder tras tocar el balón con la mano. La grada malgueña echó al vuelo los pañuelos, pero el holandés siguió sobre el verde. Eso y una ocasión de Higuaín fue lo único destacable de los primeros 45 minutos.

Cinco minutos tras el descanso llegó el momento decisivo del partido. Higuaín, sacó la clase argentina que lleva en la sangre para darle los tres puntos al Madrid. El 'pipita' cogió el balón en su propio campo, se deshizo de dos boquerones por velocidad y con un impresionante cambio de ritmo y cruzó a la perfección el balón fuera del alcance de Goitia.

Tras el gol del argentino el partido entró en una fase de locura y el Madrid fue el mejor parado. Van der Vaart probó una vaselina espectacular pero se fue por muy poco. Adrián dio la réplica sentando a Gago y soltando un zarpazo que fregó la escuadra y más tarde, Baha tuvo el empate que salvó milagrosamente Casillas.

A partir de ese momento la gran estrella del partido fue Goitia. El portero vasco salvó a los suyos de una goleada mucho mayor. Primero evitó el segundo tanto de Higuaín. Después le paró un cabezazo a Sergio Ramos y más tarde una vaselina sutil del 'pipita'.

El argentino pecó de individualista en la mejor jugada de todo el partido. Una jugada al primer toque que acabó en los pies del goleador de la noche, que quiso cubrirse de gloria y no se la dio a Van der Vaart que estaba en el segundo palo.

Con esta victoria, los de Juande siguen invictos en la segunda vuelta y mantiene los seis puntos de diferencia con el Barcelona, que también ha ganado por la mínima en el Nuevo Zorrilla gracias al gol de Eto'o.