domingo, 5 de abril de 2009

El 'pipita' de oro


Esta noche el Málaga estrenaba una camiseta en conmemoración a los 25 años del histórico 6-2 que le endosó al Real Madrid. Una camiseta con los colores albiazules que durante décadas fueron el símbolo de los boquerones, que hoy no ha servido para evitar la sexta victoria a domicilio de los de Juande Ramos.

La segunda equipación que ha utilizado esta noche el Madrid era una metáfora de como se preveían las cosas esta noche en La Rosaleda con un equipo muy mermado debido al 'virus FIFA'. Robben, Marcelo, Lass y Cannavaro no pudieron participar, y eso propició la oportunidad que tanto ha pedido esta semana Van der Vaart, aunque no sirvió para que Guti jugara, ni siquiera después de pasarse todo el segundo tiempo calentando.

Los malagueños llegaban al choque después de la humillante derrota en el Camp Nou la pasada jornada (6-0) con el orgullo herido y salieron mucho más enchufados en el partido. De hecho, la primera ocasión del encuentro la tuvo Adrián, tras una chilena fallida de Baha.

La primera mitad fue bastante descafeinada, por no decir lamentable. El Madrid no daba tres pases seguidos y lo más destacable fue el pique que se llevaron Miguel Torres y Eliseu, que acabó con el portugués tocado y sustituido en el segundo tiempo por Luque.

Undiano Mallenco le perdonó la segunda amarilla a Sneijder tras tocar el balón con la mano. La grada malgueña echó al vuelo los pañuelos, pero el holandés siguió sobre el verde. Eso y una ocasión de Higuaín fue lo único destacable de los primeros 45 minutos.

Cinco minutos tras el descanso llegó el momento decisivo del partido. Higuaín, sacó la clase argentina que lleva en la sangre para darle los tres puntos al Madrid. El 'pipita' cogió el balón en su propio campo, se deshizo de dos boquerones por velocidad y con un impresionante cambio de ritmo y cruzó a la perfección el balón fuera del alcance de Goitia.

Tras el gol del argentino el partido entró en una fase de locura y el Madrid fue el mejor parado. Van der Vaart probó una vaselina espectacular pero se fue por muy poco. Adrián dio la réplica sentando a Gago y soltando un zarpazo que fregó la escuadra y más tarde, Baha tuvo el empate que salvó milagrosamente Casillas.

A partir de ese momento la gran estrella del partido fue Goitia. El portero vasco salvó a los suyos de una goleada mucho mayor. Primero evitó el segundo tanto de Higuaín. Después le paró un cabezazo a Sergio Ramos y más tarde una vaselina sutil del 'pipita'.

El argentino pecó de individualista en la mejor jugada de todo el partido. Una jugada al primer toque que acabó en los pies del goleador de la noche, que quiso cubrirse de gloria y no se la dio a Van der Vaart que estaba en el segundo palo.

Con esta victoria, los de Juande siguen invictos en la segunda vuelta y mantiene los seis puntos de diferencia con el Barcelona, que también ha ganado por la mínima en el Nuevo Zorrilla gracias al gol de Eto'o.

1 comentario:

V. Sancho dijo...

Perquè només escrius del Mandril?
Fffffiiiiuuuu...