sábado, 18 de abril de 2009

Espectáculo y sufrimiento


"Espero que no juegue Iniesta". Así de contundente se mostró Víctor Muñoz hace dos días pensando en el partido de esta noche en el Coliseum Alfonso Pérez ante el todo poderoso Barcelona. Más claro no pudo ser el ex del Barça cuando se refirió a uno de los grandes motores del conjunto de Guardiola.

Y no le faltaba razón, porque el manchego se ha marcado un auténtico partidazo. Eso sí, tampoco ayudaba dejar en el banquillo a Uche, Granero y Albín si esperaba sacar algo positivo de la visita del líder.

No las tenía todas consigo Guardiola porque no dio descanso a ninguno de sus titulares. Tampoco lo hizo en la vuelta de cuartos de final de la Champions, con la eliminatoria sentenciada, ante el Bayern de Múnich. Guardiola no quiere ningún susto, porque quiere firmar una temporada de ensueño con este equipo. Futbolísitcamente ya lo ha logrado y sólo queda firmarlo con títulos, y el triplete es posible.

El Getafe confiaba en la estadística. El año pasado ya le ganó en Liga en el Coliseum (2-0) Ese año empató en el partido de ida en el Camp Nou (1-1) y hace dos años le remontó las semifinales de la Copa del Rey (4-0) humillando al conjunto entonces dirigido por Rijkaard. Pero este Barça está imparable y hoy ha batido un nuevo récord: 12 victorias consecutivas a domicilio en Liga.

La primera mitad fue un puro espectáculo futbolístico con un solo color, el azulgrana. O mejor dicho, el amarillo, ya que el Barça se enfundó la camiseta suplente ante el azulón del Getafe. Eso sí, más que amarillo parecía dorado, como el juego de Guardiola. Vale su peso en oro ver un partido como el que ha realizado en el primer tiempo el Barça.

Se han agotado los adjetivos para definir el juego que sabe desplegar el conjunto azulgrana. Con una tripleta de ensueño formada por el pichichi de la Liga, un renacido Henry y el mejor jugador del mundo. A eso hay que sumarle a dos mentes prodigiosas como son las de Xavi e Iniesta y la consistencia que aporta en la medular Sergio Busquets. Y no hay que olvidar la gran temporada del hijo pródigo Piqué, el carácter y solideza que aporta Puyol y no hace falta decir nada de Dani Alves.

Fue la noche de Stojkovic, cosa que no puede decir Henry. Hasta cuatro claras ocasión de gol tuvo el francés que no supo materializar. El serbio también le sacó un balón imposible a Messi que se colaba por la misma escuadra y una espectacular tijera de Piqué a bocajarro.

Hoy se cumplían dos años exactos del maradoniano gol que Messi anotó ante el Getafe en el Camp Nou y lo quiso celebrar anotando su veinteavo gol en Liga y dándole tres puntos de oro al conjunto azulgrana. La jugada, como no, made in Barça. Eto'o se la dio a Xavi, el mejor de la Eurocopa la cede al mejor del mundo y éste sienta a tres getafenses y la cruza fuera del alcance de Stojkovic.

El arbitraje de Turienzo Álvarez fue deleznable. Un dudoso penalti sobre Eto'o no pitado es perdonable, pero el de Mario a Messi era de libro. Tampoco acertó en anular el segundo gol de Messi por un inexistente fuera de juego y le perdonó la segunda amarilla a Contra por una dura falta sobre Busquets.

En la segunda mitad, las fuerzas se igualaron. El cansancio hizo mella en los jugadores azulgranas clasificados para las semifinales de la Champions. El Getafe quiso abordar el barco azulgrana dando entrada al pirata Granero, más tarde entró Albín y luego Uche. Seguramente con los tres de inicio la película habría sido de otro color.

La más clara para los azulones la tuvo Cortés con un centro envenenado que salvó Valdés chocando contra la madera y a punto estuvo de dar un susto Manu del Moral tras un gran centro de Soldado que desvió providencialmente y por milímetros Márquez. Eto'o pudo sentenciar con el tiempo cumplido, pero sólo ante Stojkovic la mandó al poste. Al final el fútbol fue justo. Ganó el mejor.

3 comentarios:

Toni Muñoz dijo...

Completamente de acuerdo. Aunque amigo Eloy, creo que tu opinión se acaba fundiendo con lo que se dice desde Madrid. Ante un Barça de ensueño parece un poco ridículo decir que el Getafe no plantó cara porque no jugó Granero, bla,bla,bla. El Barça ha ganado a casi todos los equipos esta temporada, juegue quien juegue. La semana pasada eliminó al Bayern con Ribery, Luca Toni o Van Bommel. Cualquier jugador del Bayern es mejor que cualquiera del Getafe. Así que no nos desviemos del tema. El Barça está haciendo historia con un futbol alucinante. Así, que no hay peros.

eloy urarte dijo...

No pretendo poner excusas a la victoria del Barça. Como habrás leído mi opinión sobre el juego del Barça es, como poco loable. Simplemente apuntaba que no me parecía lógico intentar ganar al todo poderoso Barça con los tres mejores del equipo en el banquillo.

Si quieres lo discutimos el miércoles tomándo una cerveza ;)

Oliver F. Domínguez dijo...

el barcelona está haciendo la mejor temporada de la historia del fútbol (lo digo porque dudo que el ManU del triplete llevara tantos puntos y tantos goles a estas alturas de temporada)

y sí, andrés iniesta es un jugador clave. muy bueno para el barça que no sea mediático, eso le ahorra blindarlo ante ofertones y un sueldo mucho mayor, pero sin duda es de lo mejoricto del planeta.