jueves, 23 de abril de 2009

Fútbol en estado puro


Excelso, eminente, de elevación extraordinaria. Se dice especialmente de las concepciones mentales y de las producciones literarias y artísticas o de lo que en ellas tiene por caracteres distintivos grandeza y sencillez admirables. Así define la Real Academia Española el adjetivo sublime. Y así hay que definir el juego del Barça.

"Vayan pasando" es lo que deben pensar los jugadores azulgranas cada vez que saltan al césped. Los rivales van cayendo uno a uno y sin posibilidad alguna de plantarle cara a un equipo que va camino de convertirse en un referente histórico. A los contrarios no les queda otra que quitarse el sombrero y aplaudir el fútbol en estado puro que despliega el único aspirante al triplete de Europa.

No estaba el mejor jugador del mundo ni el gran capitán, pero estaban los dos auténticos motores de éste equipo y vaya que si estaban, porque hoy el Barça ha hecho uno de los partidos más completos de toda la temporada, y enfrente no estaba el colista precisamente. Enfrente estaba un Sevilla que saltó a un Camp Nou llenó a rebentar con Kanouté, Renato y Duscher en el banquillo y sin Palop ni Adriano por sanción. La prioridad de Jiménez quedó clara: el partido importante es el del fin de semana ante el Real Madrid.

Dos minutos es lo que necesitó Iniesta para dejar claro que es uno de los mejores jugadores del planeta. El sólo condució el balón y con una clase magistral colocó el balón con el interior en la misma escuadra. Un gol de auténtico crack. El Sevilla intentó reaccionar con la única jugada de peligro que realizó en los 90 minutos. Un centro medido de Capel lo remató sin fortuna Jesús Navas. Pudo ser el empate a uno, pero llegó el segundo del Barça.

Pared de magos entre Xavi e Iniesta y el manchego se la sirve en bandeja a Eto'o para que supere su mejor marca goleadora en Liga (27 goles). Eso sí, la presión de Villa por la lucha del pichichi y la bota de oro le está pasando factura a la pantera indomable, porque hoy se pudo hinchar y desperdició tres clarísimas oportunidades, la última sólo ante el debutante Varas.

La máquina azulgrana está muy bien engrasada y prácticamente las piezas juegan solas. Ante un rival así es casi imposible plantarle cara y eso es lo que le pasó al Sevilla. Se limitó a aplaudir el juego del líder y a disfrutar del espectáculo. Como por ejemplo, el tercer gol de la noche.

Para definir una jugada al primer toque, de calidad y sencillez no hay mejor muestra que el gol de Xavi de esta noche en el Camp Nou. Henry para Eto'o, Eto'o para Iniesta, Iniesta para Xavi y el mejor jugador de la Eurocopa no perdona desde fuera del área. Espectacular. Se suele decir que la suerte de los campeones y eso es lo que le pasó a Henry. Jugada magistral del astro francés, que hoy disfrutó e hizo desfrutar con su fútbol, y cuando intentaba buscar a Eto'o, le salió un balón directo al segundo palo para poner el punto final en el marcador electrónico.

¿Messidepencia? Más bien futboldependencia, porque este equipo sólo sabe jugar al fútbol y lo eleva al mayor de los sentidos. Ver un partido de este Barça es un auténtico espectáculo.

1 comentario:

Anrhick dijo...

oe oe oe oe oeeeeee oeeeeee, Com diu l'esport. Chorreo Histórico! Set, partido y liga. Y dimecres a pel chelsea