domingo, 10 de mayo de 2009

Estalla Mestalla


El Valencia ha dado un pase de gigante para estar presente en la próxima edición de la Champions League. Los de Unai Emery Han pasado por encima de un Real Madrid muy poco ambicioso. Es verdad que los blancos perdieron mentalmente la liga la pasada jornada en la histórica goleada (2-6) ante el FC Barcelona, pero hoy no han demostrado ningún tipo de orgullo.

La segunda equipación del Real Madrid le ha venido ni que pinta, porque los de Juande Ramos hoy iban de luto. Se esperaba un poco más de casta y orgullo, lo único que ha ofrecido el equipo en todo el año. Pero en vez de eso, se ha dejado pisotear por un muy buen Valencia que ha jugado un gran partido.

Hoy se cumplían cinco años desde que el Valencia ganó su última Liga y lo han celebrado por todo lo alto. Incluso el frío y exigente público valenciano ha gozado de los suyos y se ha animado a hacer la ola y cantar el ya mítico "eo, eo, eo, esto es un chorreo". Con un contundente tres a cero se ha desecho con pasmosa facilidad de un equipo muerto y que necesita una renovación por completo.

El Madrid notó en exceso la baja de Lass, por un proceso gripal, y no tuvo presencia alguna en el centro del campo. El canterano Javi García fue el acompañante de un Gago de capa caída. El argentino está en un momento de forma muy bajo y ha sido un fantasma sobre el verde de Mestalla, como ya lo fue en el Bernabéu ante el Barcelona o en Anfield ante el Liverpool.

Casillas empezó muy bien la noche sacando un balón que parecía gol al 'Pipo' Baraja. El cancerbero blanco parecía ser el único hombre del equipo al que aún le escocía la humillante derrota ante el Barcelona, pero acabó teniendo un error garrafal en el segundo gol.

El ex madridista Mata fue el primero en perforar la red del portero de la selección española. Una gran jugada al primer toque entre Silva y Villa acabó en las botas del 'matador' que rebentó el balón a un metro de Casillas e inauguró el electrónico.

El segundo llegó de las botas de Silva. O mejor dicho, de las manos de Casillas. El disparo del volante canario desde fuera del área se lo comió Casillas. No puso con la fuerza suficiente la manopla y el disparo de Silva se coló en las mallas.

El Madrid seguía jugando a nada. Sin ningún tipo de intención de lavar lo más mínimo su imagen. Seguro que Florentino Pérez ha tomado buena nota de ello de cara a las próximas elecciones. Por su parte, el Valencia seguía desplegando un muy buen fútbol, cómo si se hubiera estudiado a fondo el vídeo del Madrid-Barça.

La puntilla final la puso Baraja con un auténtico golazo. El tercero de la noche. Un buen centro de Pablo Hernández le llegó franco al ex atlético, que empalmó una volea espectacular desde fuera del área que se coló escorada por el palo derecho de Casillas.

El Madrid ha puesto en bandeja el alirón que podría celebrar mañana el Barcelona si gana al Villarreal. El Valencia sigue colocado en la cuarta posición y la semana que viene tendrá un partido vital en el Vicente Calderón, con la importante baja por acumulación de tarjetas de Silva, que además ha abandonado el partido de hoy tocado.

1 comentario:

Jean Carlo dijo...

Hola. Mi página "Fanáticos por el fútbol" se está renovando, prepárate para el gran cambio que está por venir, este 1 de junio verás el cambio de mi página porque cumple un año. Saludos.

www.amantesalfutbol.blogspot.com

Te espero el 1 de junio